Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Xavier Climent: 'Cuando TGN se enfada logra cosas. Pero se enfada poco'

Entrevista al arquitecto y escritor tarraconense
Whatsapp
Xavier Climent, durante el acto de presentación de su segunda novela, \'Tarraco 179 dC. Colònia i Metròpoli\', en el Ayuntamiento. Foto: Lluís Milián

Xavier Climent, durante el acto de presentación de su segunda novela, \'Tarraco 179 dC. Colònia i Metròpoli\', en el Ayuntamiento. Foto: Lluís Milián

- ¿Por qué un arquitecto escribe libros de historia?

- He tenido la fortuna de intervenir como arquitecto en obras de patrimonio, haciendo restauraciones y otras cosas, y para realizar este trabajo necesitas estudiar un poco la historia de ese patrimonio. A mí siempre me ha gustado ir un poco más allá de lo necesario.

 

- ¿Un poco más allá? ¡Prepara una colección de ocho volúmenes!

- Sí, uno comienza a investigar y se va metiendo en la historia. Y cuanto más te metes, más te atrapa. Luego te das cuenta de que vale la pena explicarlo. Yo lo he hecho de forma novelada.

 

- La historia de una ciudad tan antigua como Tarragona dará para mucho.

- Sí, claro, la información que he recogido durante años es ingente. De hecho, cuando empecé a escribir vi que me podía salir un tocho de más 1.500 páginas. Por eso lo dividí en ocho libros.

 

- ¿Es fiel a la historia?

- No se trata de una colección sobre la historia de Tarragona. Parto de una serie de acontecimientos no necesariamente trascendentales que me permiten explicar la historia del urbanismo, de los monumentos, de la vida de Tarragona... Intento que todo lo que se dice no sea falso, pero me permito algunas licencias, es una novela.

 

- ¿No ha recibido críticas de historiadores? Al fin y al cabo se ha metido en su terreno.

- No, ya les va bien que un no historiador de vez en cuando lance ideas atrevidas, porque eso les aporta un contraste a lo establecido.

 

- ¿Y qué pesa más en sus libros, la historia o la ficción?

- Es ficción, es una novela, pero utilizo a los personajes y sus historias personales para a partir de ellas explicar otros temas, para recorrer diversos puntos de la ciudad fácilmente reconocibles... De vez en cuando salen personajes históricos.

 

- O sea, que también hay acción. ¿Qué puede encontrar uno en los libros de esta colección?

- Sí, pasan cosas:asesinatos, epidemias... En este segundo libro el protagonista es Marcus, un curatoe acquae, un hombre que se encarga del suministro de agua a la ciudad. En el libro se encuentran esos temas de siempre: amores y desamores, odios, envidias, intrigas, crisis económicas... Lo que demuestra que no hemos cambiado tanto en todos estos siglos.

 

- ¿Qué pretende conseguir con esta obra?

- Pretendo promocionar nuestra ciudad a través de su historia, de manera que quien no conozca Tarragona tenga interés por conocerla.

 

- Pero su primer libro no empezaba en Tarragona.

- No, lo hacía en Lleida. Me apetecía explicar lo que sucedió en el año 218 aC, una fecha fundamental para Tarragona. Los cartagineses, con Aníbal a la cabeza, empiezan su aventura de cruzar los Alpes y, claro, antes habían de cruzar los Pirineos. Me invento que llegan a Lleida. De allí Aníbal envía a 10.000 hombres a Tarakon.

 

- ¿Para qué?

- Para proteger los suministros de retaguardia, pero aquí halla un puerto y unas condiciones idóneas para instalarse.

 

- Su segundo libro sí empieza en Tarragona.

- Sí, concretamente en el anfiteatro, donde unos niños juegan y se encuentran con unos gladiadores. No es algo casual, en mi niñez el anfiteatro era un espacio para nuestros juegos.

 

- O sea, que estamos ya en la época romana.

- Sí, corre el año 179 dC y en la ciudad ya hay algunos monumentos. El libro gira alrededor del tema del agua.

 

- ¿Es difícil documentarse para una obra tan amplia?

- Para este segundo volumen, de la época romana, no me ha costado demasiado, pues hay muchísima información. De hecho, el pasado romano en esta ciudad es tan potente que nadie habla de lo que había antes ni de lo que vino inmediatamente después. Eso sí, todo el mundo me ha ayudado mucho y ha sido muy amable conmigo.

 

- Las reconstrucciones de Tarraco Viva le habrán ayudado.

- Sí, es unreferente importante, evidentemente. Siempre voy por ahí con una libreta y anotando cositas.

 

- Después de tanto trabajar con el pasado de Tarragona, ¿cómo ve la ciudad actual?

- El último volumen tratará sobre el futuro, y me gustaría plasmar en él todo ese potencial que tiene Tarragona hecho realidad, pues esta ciudad tiene unas posibilidades inmensas.

 

- ¿Pero...?

- Pero que se van concretando con gran lentitud. Nos falta capacidad resolutiva. Cuando nos enfadamos logramos cosas, como pasó con las veguerías y ahora con la estación de tren.Pero nos enfadamos poco.

 

- ¿Nos faltan ideas o actitud para llevarlas a cabo?

- No nos faltan ideas, hay un montón de proyectos y muchos son muy buenos; falta resolución. Confiamos demasiado en las instituciones y hay que dar cancha a la iniciativa privada.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También