Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Y el correfoc llegó a Ponent

Torreforta. Los elementos pequeños de fuego se estrenan en el barrio

Núria Riu

Whatsapp
El Drac Petit de Sant Roc en el barrio de Torreforta.  FOTO: Pere Ferré

El Drac Petit de Sant Roc en el barrio de Torreforta. FOTO: Pere Ferré

Pólvora y mucha expectación en la primera actuación conjunta de los elementos de fuego del Seguici Popular petit en Torreforta. 

Durante muchos años la descentralización de las fiestas ha sido una demanda de los vecinos de esta parte de la ciudad. Y ayer, como no podía ser de otra forma, se volcaron en un evento que a más de uno le pilló desprevenido.

Matilde Rivas salía de misa con las amigas cuando se encontró con los elementos festivos en la plaza de la iglesia. Se sentaron en un banco y se sumaron a la fiesta. «Me parece muy bien porque como yo casi nunca voy a Tarragona, así lo puedo ver», decía.

Se lamentaba de que a sus hijos con los niños les habría gustado y se lo estaban perdiendo. «Seguramente no lo sabrán y se habrán ido a la playa», decía. Pese a ello, no dejaba de mirar a ver si los veía aparecer por alguna parte. 

Rivas estaba contenta de poder ver el correfoc. Más crítica era Roser Santamaría. «Está bien que lo hagan, pero no solo que nos visiten. Si somos de Tarragona ya está bien que algún acto lo hagan aquí», argumentaba.

El Ball de Diables encabezaba la comitiva. FOTO: Pere Ferré

A escasos metros, Aleix, Izán Sanjuan y Marcos Menzinger se ataban el pañuelo en la frente para empezar la actuación. Son tres de los portantes del Bou Petit y ayer actuaban por primera vez en Torreforta. «Es una muy buena opción para experimentar con la gente de los barrios, porque en el centro ya nos conocen mucho y aquí quizás no tanto», decía Sanjuan. Consideran que está bien que los vecinos de Ponent no tengan que desplazarse para disfrutar del espectáculo.

Seducir con el baile

Los tres son portantes experimentados. «Son muchos años con el Bou, porque también ayudamos al grande y nos lo pasamos muy bien. Es una forma de salir, divertirse y conocer a gente nueva», decía Aleix.

Su relación con este elemento del Seguici Popular viene de lejos. «Mi madre y mi padre ya estaban y después me tocó a mí. No sé, me gusta. Me lo paso bien con los compañeros y es divertido porque conoces a gente nueva», decía Izán.

Consideran que el Bou no es uno de los elementos más conocidos que participan en las fiestas de Tarragona. Sin embargo, defienden que «ayudamos a hacerlo más conocido gracias a los bailes».

A las siete en punto empieza la fiesta. Los elementos del Seguici se van preparando. Pero antes de cualquier evento histórico llega el momento de sacarse una fotografía de familia para inmortalizar una situación inaudita. 

Los primeros en iniciar la marcha son los participantes del Ball de Diables Infantil de Tarragona. Esta agrupación tiene una cantera muy joven, que despierta la atención entre un público que no puede dejar de sacar fotos a los pequeños diablillos. El Drac de Sant Roc petit y el Bou Petit de Tarragona siguen los pasos de los diablos.

Lo hacen con menos estruendo y los que se habían apartado por miedo a los petardos vuelven a acercarse para seguir de cerca un correfoc que se pierde por la calle Segarra. El primer paso para traer las fiestas a los barrios ya es una realidad.

Temas

Comentarios

Lea También