Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

'Zorra, le voy a pegar una patada a tu hijo que lo voy a reventar'

Una indigente que vive en la calle Pau del Protectorat tiene atemorizados a todos los vecinos de la zona

Carla Pomerol

Whatsapp
Con las maletas, se ha hecho su casa.

Con las maletas, se ha hecho su casa.

"Estoy viviendo un calvario". Así resume su vida, M.C. Ruiz, una vecina de la calle Pau del Protectorat, que soporta, día si y día también, los insultos y amenazas de una indigente afincada en la misma calle desde hace seis meses. Ayer, las amenazas subieron de tono. "Zorra, le voy a pegar una patada a tu hijo que lo voy a reventar", dijo la indigente. La víctima no se lo pensó, y cansada de esta situación, M.C. Ruiz decidió denunciarla por acoso y amenazas a la Guàrdia Urbana y ha pedido una orden de alejamiento. "Sufro por la integridad de mi hijo de tres años", asegura M.C. Ruiz. 

Todo empezó hace seis meses, cuando una mujer de entre 35 y 40 años se afincó en la entrada de un banco ya cerrado y expropiado de la calle Pau del Protectorat. En un principio, los vecinos se volcaron en ella: le compraban comida y le ayudaban a sobrevivir. Enseguida, pero, se dieron cuanta que no le hacía falta. Se compraba joyas, ropa y maquillaje, entre otras cosas. Aún así, la relación era buena. "Poco a poco, la relación entre ella y los vecinos se deterioró", explica M.C. Ruiz, quien añade que "le hemos ofrecido viviendas y soluciones para mejorar su calidad de vida, pero las ha rechazado. Su intención es quedarse a vivir aquí".

La indigente se lava el pelo en medio de la calle con agua de botella.
La indigente se lava el pelo en medio de la calle con agua de botella.

Y empezó la pesadilla. Desde entonces, los vecinos viven atemorizados por la agresividad que desprende la indigente. "Sobretodo amenaza a los niños más pequeños. El otro día increpó a una abuela y a su nieto", explica una de las vecinas. La indigente se ha montado su propia casa en el lugar. Lleva con ella una maletas llenas de ropa que las utiliza de pared para que nadie la vea. Con cuatro cartones se ha montado una vivienda. Los vecinos aseguran que la mujer hace sus necesidades al aire libre y se ducha con botellas de agua delante de todo el mundo. 

Miedo y estrés

"Tengo un hijo de tres años y vivo a cinco metros de donde ella se ha instalado", explica M.C. Ruiz, quien, cada día, tiene que pasar por delante de la indigente para llevar a su hijo al colegio. "Desde hace unos meses, cada vez que paso tengo que soportar insultos, pero lo peor son las amenazas, como por ejemplo, 'te voy a rajar el cuello, se cuál es tu coche, voy a por ti'. Yo ya no puedo más", explica la víctima, quien asegura que se ve obligada a cambiar de acera y a dar vueltas por el barrio para no pasar por delante de la indigente. Además, M.C. Ruiz debe cerrar las persianas de su casa, ya que "desde abajo nos ve, a mi y a mi hijo, y no para de insultarnos". Pero ella no es la única. Otros vecinos de la zona denuncian lo mismo. 

Indigente
Insulta y amenaza a los vecinos.

M.C. Ruiz ha ido muchas veces a la Guàrdia Urbana que, según explica, me piden pruebas. Ayer llegó el día. "Yo bajaba de casa y vi como la indigente increpaba a dos chicas jóvenes. Les dije que se fueran. Entonce me amenazó y me dijo que le pegaría una patada a m ihijo y lo reventaría", explica la víctima, quien inmediatamente llamó a la Guàrdia Urbana e interpuso la denuncia. "Una vecina que lo oyó bajó rápidamente a ayudarme", explica.

Y es que, según los vecinos, la indigente afincada en la calle Pau del Protectorat, presenta problemas psiquiátricos. "Habla sola, hace sus necesidades en la calle y no para de chillar y amenazar", explica una vecina de la calle Orosi, que prefiere mantenerse en el anonimato. Por su parte, M.C. Ruiz, tiene miedo porqué "no sé como puede llegar a actuar y me preocupa que le haga algo a mi hijo". La víctima asegura que su calidad de vida ha empeorado desde hace unos meses a causa de esta situación y que vive con estrés. Los vecinos piden a gritos que alguien acabe con esta situación. 

Temas

Comentarios

Lea También