Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Àngel y Rosa, históricos del Mercat del Fòrum, se despiden

Comercio. Llevaban desde 1975 haciendo mercado, siguiendo la tradición familiar, pero ahora él se ha jubilado y han dejado la parada

| Actualizado a 30 junio 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Àngel Salvadó Forès y Rosa Carles Domènech ayer cerraron una etapa. Después de más de 47 años acudiendo dos días a la semana a Tarragona para hacer mercado, pasadas las dos de la tarde recogían por última vez la parada del Mercat de Fòrum para emprender el camino de vuelta hacia Bítem. El de ayer fue un viaje especial, con las emociones a flor de piel, como lo había sido toda la mañana. Esta semana Salvadó Forès cumplía los años que le abrían las puertas de la jubilación y juntos decidían iniciar «un cambio de ritmo». «Levantarse tan temprano y conducir dos días a la semana ahora ya cuesta más», decía él.

Àngel y Rosa son dos históricos de los miércoles y los sábados en el Mercat del Fòrum. La parada la inició el abuelo de Salvadó Forès, cuando el mercado de la fruta y la verdura se hacía en Corsini y subía para vender los tomates y demás hortalizas principalmente de producción propia, que después complementaron con aportaciones de otros vecinos. Más tarde el padre continuó este trabajo, siendo Àngel la tercera generación familiar que ha seguido con el negocio. La tradición no se ha perdido. De hecho Rosa Carles Domènech seguirá subiendo un día por semana a Tarragona, hasta que dentro de dos años y medio siga los pasos de su marido. Aunque ahora lo hará acompañada de la hija, que para los sábados en La Móra.

Ayer, ambos destacaban el vínculo que han establecido con los clientes de la Part Alta después de tantos años de relación. De hecho, muchos de estos pasaron por el Fòrum durante la mañana para despedirse. «Después de tanto tiempo sabes qué quiere cada uno y los gustos que tiene», decía él. La relación nada tiene que ver con la de los grandes supermercados en los que todos los compradores tienen el mismo rostro. Àngel y Rosa son de los que mantienen conversaciones con sus clientes, mientras no dejan de pesar los melocotones, cerezas y tomates recogidos escasas horas antes de llegar a plaza.

Inicia una jubilación que no será un retiro, ya que tiene previsto seguir con el trabajo del campo

En el recuerdo quedan los tiempos de preocupaciones en los que el Mercat del Fòrum estuvo a punto de desaparecer. «Tuvimos jaleo porque llegaron muchos bares con las terrazas y no querían el mercado», recuerdan. Al final, paradistas y vecinos se movilizaron e incluso impulsaron una recogida de firmas, obligando al Ayuntamiento a dar marcha atrás. «Nos costó mantenerlo, pero no podía dejarse perder», afirman categóricamente.

A lo largo de estos años han visto como antiguos compañeros también se jubilaban y el negocio no tenía continuidad, mientras que otros lo han dejado. «Antes había más paradas, pero podemos decir que hemos tenido la suerte de tener una clientela muy fiel», aseguran. Aunque es la misma plaza, el perfil de los clientes de los miércoles y los sábados es distinto. Entre semana, los vecinos del barrio, mientras que los fines de semana sube mucha gente de otras partes de la ciudad, que aprovecha para hacer la compra semanal.

Aseguran que después de estos casi cincuenta años se van con el buen sabor de «la clientela» y «el agradecimiento de la gente». Àngel Salvadó Forès colgará oficialmente las botas hoy en el mercado de Bítem. Pese a ello, inicia una jubilación que no será un retiro, sino que tiene previsto seguir trabajando en el campo, donde le esperan los cítricos, melocotones y albaricoques que Rosa y su hija seguirán vendiendo en La Móra. «Mientras me encuentre bien seguiré», decía.

Comentarios
Multimedia Diari