Caminos en un entorno natural atractivo, viajes a pequeños edenes

| Actualizado a 26 junio 2020 08:20
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El interior de la Costa Daurada está lleno de parajes. Más que montañas, la Sierra del Montsant con su parque natural la Sierra de Llaberia y la Mola de Colldejou son fortalezas, castillos enfajados por riscos verticales, paredes de roca calcárea que la luz del atardecer tiñe de color miel. Se trata de un macizo espectacular que se extiende por el Priorat, el Baix Camp y la Ribera d’Ebre.

Siurana es un escenario de leyendas. Envuelto en un entorno natural de gran valor y un marco perfecto para la escalada, hoy en día podemos ver un pueblecito encantador de casas y calles empedradas y los restos de su fortaleza sarracena, situados en la entrada del pueblo. A sus pies un pantano de aguas limpias y tranquilas ofrece la posibilidad de practicar todo tipo de deportes acuáticos.

La Vila Vermella es el epicentro de las montañas de Prades. Este núcleo medieval se esconde entre montes y bosques impresionantes, patrimonio histórico y monumental, productos gastronómicos de primera calidad y una gran tranquilidad. Pequeños pueblos donde el tiempo parece haberse parado hacen que sea una destinación perfecta para familias con niños que buscan calma y actividades al aire libre.

El Montmell cuenta con la cumbre más alta del Baix Penedès, la Talaia del Montmell. Su entorno ofrece una magnífica oportunidad de andar por la natura observando ermitas románicas y restos de castillos, teniendo siempre una gran vista panorámica de todo el Penedès. Un placer para los sentidos.

El valle del río Glorieta está situado entre la población de Alcover y Mont-ral. Es un paraje natural repleto de pinos, robles y encinas, con numerosos saltos de agua y pozas, en los que disfrutar de una bonita excursión en familia. El recorrido hasta el Niu de l’Àliga, paraje ilustre, transcurre por una pista forestal donde los más pequeños podrán acceder sin dificultad. Aventura y pozas aguardan, siguiendo el mismo sendero se llega a las Fonts del Glorieta, donde sus frías aguas refrescarán tu verano.

Comentarios
Multimedia Diari