Casi 600 conductores se quedaron sin carnet en el 2021 en TGN

Tanto la retirada de carnets de conducir como de puntos, que desde esta semana se ha endurecido con la nueva Ley de Tráfico, volvieron en 2021 a niveles prepandemia

| Actualizado a 26 marzo 2022 12:23
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El pasado lunes entró en vigor la nueva Ley de Tráfico, el gran proyecto de la DGT que se ha marcado un claro objetivo: reducir la siniestralidad un 50% durante los próximos 10 años. Su puesta en marcha se produce en un momento delicado, ya que, después de la pandemia, la vuelta a la normalidad ha traído un repunte de accidentes a nivel estatal. Hasta el 17 de marzo, se llevaban contabilizados 222 fallecidos en toda España. Respecto a 2019, último año antes de la pandemia, eso supone un incremento del 12%.

Uno de los aspectos más destacados de esta nueva Ley de Tráfico es que el carnet por puntos –en vigor desde 2006– se renueva para endurecer el tratamiento de algunas infracciones.

Según fuentes de la secretaría provincial de Tarragona de la Dirección General de Tráfico, el año pasado se retiraron un total de 585 carnets a conductores de Tarragona (555 a través de la vía administrativa por una pérdida total de puntos y 30 por vía judicial). Esta cifra supone un 23% más que los retirados en 2020, en plena pandemia de la covid y con las restricciones de movilidad en vigor. Por lo que respecta a la retirada de puntos del carnet en la provincia de Tarragona, durante el año pasado la cifra ascendió hasta los 90.065, un 36% más que los 66.136 puntos retirados durante el 2020, también en pandemia.

Estos datos demuestran claramente que, una vez restablecida la normalidad y la movilidad de la ciudadanía, las cifras vuelven a niveles prepandemia. De hecho, en 2019 se retiraron 634 carnets y 90.731 puntos en la provincia de Tarragona, unos números muy parecidos a los del año pasado.

Por lo que respecta a los principales motivos que en 2021 supusieron una retirada de puntos en la provincia de Tarragona, a la cabeza está el exceso de velocidad (54,95%), seguido por el uso del teléfono móvil (13,85%), el consumo de alcohol o drogas (8,24%), o el no llevar puesto el cinturón de seguridad o un anclaje no homologado en la sillita del niño (5%).

Las medidas estrella de la nueva Ley de Tráfico son: 6 puntos menos por llevar el móvil en la mano (antes eran 3), 4 por no usar casco o cinturón (antes eran 3) y adiós al margen extra de 20 km/h al adelantar en carreteras convencionales. A continuación desglosamos algunas de las principales modificaciones de la ley.

1. Carnet por puntos

Conducir sujetando el móvil con la mano (no hace falta ni siquiera estar usándolo) restará seis puntos. Pero si se maneja sin tocarlo, por ejemplo llevándolo en un soporte, siguen siendo tres puntos. La sanción se mantiene en 200 euros.

Desde 2016, las distracciones son la primera causa de accidentes mortales y están presentes en el 31% de ellos. No llevar puesto el cinturón, el casco y otros elementos de seguridad como las sillitas infantiles sube de tres a cuatro el número de puntos que se perderán.

Uno de cada cuatro fallecidos en turismo o furgoneta en carretera, no llevaba puesto el cinturón. También se aumentan la pérdida de 4 a 6 puntos cuando se adelanta poniendo en peligro o entorpeciendo a ciclistas sin dejar la separación mínima obligatoria de 1,5 metros.

En cuanto a la recuperación de los puntos del carnet, se unifica en dos años el plazo que tiene que transcurrir sin cometer infracciones que restan puntos para que un conductor pueda recuperar el saldo inicial de puntos. Hasta ahora, este periodo variaba en función de la gravedad de la infracción cometida. Haciendo cursos de conducción segura y eficiente se pueden recuperar 2 puntos del carnet.

2. Consumo de alcohol

Los conductores menores que conduzcan cualquier vehículo no pueden circular con una tasa de alcohol superior a 0,0, tanto en sangre como en aire expirado. Es una infracción muy grave que se sanciona con 500 euros de multa.

La norma abre la puerta a regular los controles de alcohol y drogas a conductores profesionales, y que los alcoholímetros antiarranque sean obligatorios en vehículos de transporte de pasajeros y de mercancías peligrosas desde el 6 de julio de 2022.

3. Adiós a los 20km/h extras al adelantar

En España, desde hace muchos años, se ha permitido superar en 20 km/h el límite en carretera convencional (las de un solo carril por sentido de circulación) cuando se adelanta. Ahora, ese margen desaparece. Desde la DGT recuerdan que dos de cada tres accidentes mortales se producen en carreteras convencionales. En 2019 se produjeron 239 muertos en colisión frontal en este tipo de vías.

4. Infracciones leves, graves y muy graves

En materia de infracciones, son muy graves (multa de 500 euros): usar dispositivos de intercomunicación no autorizados en exámenes para obtener o recuperar el carné de conducir; arrojar a la vía objetos que puedan producir incendios o accidentes. Además, se perderán seis puntos del carné; e incumplir las normas sobre auxilio en las vías públicas y sobre el uso de alcoholímetros antiarranque.

Se consideran infracciones graves (200 euros de multa): Parar o estacionar en carriles o vías ciclistas; llevar en el vehículo mecanismos de detección de radares o cinemómetros. En otras palabras, basta simplemente con tenerlos; conducir teniendo el permiso suspendido como medida cautelar; y que motoristas o ciclistas usen el teléfono móvil sujetándolo con una mano o ajustándolo entre la cabeza y el casco.

Y pasan a ser infracciones leves (hasta 100 euros de multa): incumplir la obligación de estar «en todo momento» en condiciones de controlar el vehículo; y que los ciclistas incumplan normas de seguridad vial que no sean graves o muy graves.

5. Patinetes, ciclistas y motos

La nueva ley obliga a que los usuarios de vehículos de movilidad personal lleven casco, saca los patinetes de las aceras y demás zonas peatonales, y aclara que los vehículos no sólo no tienen preferencia en los pasos de peatones –algo ya regulado–, sino tampoco en las aceras y zonas peatonales.

Además, los conductores de coches deben cambiar completamente de carril cuando la calzada tenga más de un carril por sentido para las maniobras de adelantamiento de ciclistas, los usuarios de bicicleta pueden ir por el centro de las vías urbanas por motivos de seguridad y los motoristas pueden llevar intercomunicadores homologados integrados en los cascos, con fines de comunicación o navegación.

Comentarios
Multimedia Diari