Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Catalunya suma siete homicidios, dos de ellos en Tarragona, en solo siete días

En la provincia se lamentan dos víctimas esta semana, una en Tortosa y otra en Reus

| Actualizado a 25 septiembre 2022 17:45
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

La muerte esta madrugada de un joven de 25 años apuñalado en Barcelona, tras la celebración de un concierto de La Mercè, culmina una semana negra en Catalunya, donde han muerto siete personas en solo siete días apuñaladas o por arma de fuego, entre ellas dos mujeres víctimas de crímenes machistas.

Los siete homicidios, además, han sido cometidos repartidos por la geografía catalana: L'Hospitalet de Llobregat, Tortosa, Sant Adrià de Besòs, Reus, Campdevànol, Empuriabrava y Barcelona.

Los especialistas en homicidios de los Mossos d'Esquadra no recuerdan desde hace tiempo una semana en que les acumule tanto trabajo y que comenzó el pasado domingo día 18 con la investigación de la muerte de un hombre que apareció en el barrio de Pubilla Cases de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona).

Según la investigación, el hombre, de 37 años, recibió una puñalada mortal a plena luz del día de un ladrón que le robó su patinete eléctrico y huyó con él.

Al día siguiente, en la madrugada del lunes, día 19, una empleada de un bingo situado en la plaza Corona d'Aragó de Tortosa (Tarragona) falleció por las heridas sufridas durante un atraco, en el que un cliente resultó también herido grave, perpetrado por tres encapuchados.

La policía autonómica logró detener el mismo día a cinco sospechosos de cometer el atraco, entre ellos una mujer y un menor, que han ingresado en prisión y un centro de menores, respectivamente, mientras que descartaron la participación de los otros tres arrestados que quedaron en libertad.

Los Mossos sospechan que uno de los autores del atraco mortal al bingo de Tortosa, en el que utilizaron pistolas, ha huido a Francia.

También por heridas de bala falleció el mismo lunes, día 19, un hombre tiroteado en el barrio de La Mina, en Sant Adrià de Besòs (Barcelona).

El homicidio, que podría haberse originado por una discusión por un aparcamiento, se cometió alrededor de las 20:30 horas del lunes en la calle Rosalía de Castro de Sant Adrià de Besòs.

El miércoles, día 21, los Mossos d'Esquadra detuvieron a una mujer acusada de matar a una anciana de 85 años a la que cuidaba en el domicilio de Reus (Tarragona) que ambas compartían.

La presunta homicida, según fuentes de la investigación, es una mujer de 38 años que convivía en el piso de la anciana, en el Camí de Riudoms de Reus, para cuidarla, aunque dormían en habitaciones separadas.

Fue la propia cuidadora quien llamó de madrugada al teléfono de emergencias 112 para comunicar que había hallado a la anciana sin vida en el suelo después de escuchar un golpe, pero los indicios hallados por los agentes y el forense la incriminaron como presunta autora de la muerte.

Una de las muertes más atroz fue perpetrada presuntamente el pasado jueves por un hombre de 36 años, con antecedenes por violencia de género, que mató, tras violarla y torturarla, a su pareja de 21 años en Campdevànol (Girona), una pequeña localidad gerundense de poco más de 3.000 habitantes que aún está consternada por el suceso.

La víctima, que es la mujer número 30 que muere a manos de su pareja este año en España, sufrió, según la autopsia, sufrió torturas y múltiples golpes y heridas mortales de arma blanca.

La joven presentaba puñaladas en la zona vaginal de tal profundidad que llegaron a afectar a los huesos de la cadera y también un desgarro anal.

En total, los forenses contaron más de sesenta heridas por todo el cuerpo, además de quemadas, dientes rotos y huellas en el cuello que apuntan intentos de asfixia.

Pese a que el hombre justificó la muerte por una caída y la ingesta de medicamentos, ante las evidencias de la autopsia, el juez le envió a prisión sin posibilidad de evadirla con el pago de una fianza, mientras que el ayuntamiento de Campdevànol decretó tres días de duelo el pasado miércoles y convocó una concentración de rechazo al crimen.

Otro crimen machista fue cometido el pasado viernes, día 23, en Castelló d'Empúries (Girona), donde un hombre fue detenido en el núcleo turístico de Empuriabrava) como presunto autor del asesinato de su mujer, de unos sesenta años, con un arma de fuego.

Según informó la policía autonómica, el hombre fue arrestado en Portbou (Girona) cuando intentaba cruzar la frontera en una autocaravana para huir a Francia.

Siete crímenes en siete días en Catalunya, algo inusual, pero que preocupa a la policía.

Comentarios
Multimedia Diari