Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Condenada por asaltar a un hombre de 85 años en su casa de Tarragona para robarle

La acusada empujó a la víctima al suelo y le sustrajo el móvil y
una bolsa con 10 euros. Le han impuesto 18 meses de prisión

| Actualizado a 09 enero 2023 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Un hombre de 85 años fue víctima de un robo con violencia cuando se encontraba en su domicilio de Torreforta. La responsable ha sido ahora condenada a un año y medio de prisión por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Tarragona.

De esta manera rebaja sustancialmente la pena impuesta inicialmente por el Juzgado de lo Penal 1 de Tarragona –que era de cuatro años y tres meses– al apreciar la atenuante de drogadicción y no las agravantes de abuso de autoridad y de reincidencia. Y ha sido absuelta de un delito leve de lesiones.

A las cuatro de la tarde del 16 de febrero de 2020, la acusada se presentó en el domicilio del octogenario, situado en la carretera vieja de València, en el barrio de Torreforta. Dijo que tenía que entregar un móvil al hombre. Pero este no se fio y no le abrió la puerta. Llamó a su hermana para contarle lo sucedido.

Ella no contestó y dejó el teléfono encima de la mesa de su domicilio.

El denunciante se asomó y vio que el portón del jardín estaba abierto y salió a cerrarlo ya que pensó que la acusada se había marchado. Esta aprovechó dicho momento para introducirse en la vivienda. Cuando el dueño de la casa entró, su teléfono móvil y una bolsa –que contenía diez euros en monedas– ya no estaban en la mesa, pero sí la acusada. Esta, al ver al hombre, lo empujó para emprender la huida. La víctima cayó al suelo y se lesionó el brazo y en el occipital.

En el recurso de apelación, la acusada ponía en duda el reconocimiento fotográfico que hizo el denunciante ante los Mossos d’Esquadra,. Manifestó que en dicho acto se encontraba presente la hermana de la víctima, quien llevó el peso del reconocimiento sin que estuviera presente en el momento de los hechos.

Los magistrados de la Audiencia, en la sentencia de apelación, recuerdan la declaración que hizo el hombre durante el juicio: «Que la conocí –a la acusada– cuando entró dentro. Que su hermana la conocía porque también intentó entrar. No la volvió a ver.

Que recuerda a la mujer y si la volvería a ver la podría reconocer. Bajada la mascarilla la acusada, manifestó que era ella». También dijo que en comisaría «le enseñaron unas fotos (...) Que cuando se la mostraron, su hermana también la reconoció. Que su hermana le dijo donde vivía la acusada».

La acusada, en el recurso, indicó que no se había aportado prueba de la existencia del móvil ni del número de monedas que había. Pero los magistrados recuerdan que el perjudicado ha mantenido la persistencia de incriminación a lo largo del proceso.

Comentarios
Multimedia Diari