El chico de 13 años que violó a otra menor en Tarragona tiene antecedentes por hechos similares

Los Mossos le detienen pero le dejan libertad al serle inimputable responsabilidad penal por ser menor de 14 años.

| Actualizado a 25 abril 2022 04:19
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Un menor de 13 años ha sido acusado de agredir sexualmente a otra menor –de 15 años– durante la noche del sábado en el centro de Tarragona. Los hechos sucedieron minutos antes de la 1:30 de la madrugada, cuando los Mossos d’Esquadra recibían la alerta por parte de la hermana de la víctima. El suceso tuvo lugar en un parking que da acceso al número 64 de la Rambla Nova, presuntamente desde la calle Governador González. El menor, supuestamente, habría obligado a la niña de 15 años a hacerle a una felación mientras la pegaba porque ella se negó a hacerlo en un primer momento. Después la violó y le robó el teléfono móvil, un Iphone. Según las fuentes consultadas, la víctima iba con sus amigas, cuando se encontraron con un grupo de chicos, entre los cuales se encontraba el presunto agresor. Empezaron a flirtear y se alejaron del resto de amigos. Fue entonces cuando ambos se dirigieron al parking donde habría tenido lugar la agresión. Poco después de lo sucedido, la menor y su padre se dirigieron de inmediato a la comisaría del cuerpo de seguridad autonómico de Campclar para denunciar la violación. La policía detuvo posteriormente al chico, aunque lo tuvo que dejar en libertad por ser menor de 14 años y, por tanto, ser un delito inimputable pese a que las fuentes policiales consultadas afirman que el joven tiene antecedentes por hechos similares. Fiscalía de Menores y DGAIA La Ley del Menor detalla que la edad mínima de 14 años se debe al hecho de que «las infracciones cometidas por los niños menores de esta edad son en general irrelevantes y que, en los escasos supuestos en que aquellas pueden producir alarma social, son suficientes para darles una respuesta igualmente adecuada los ámbitos familiar y asistencial civil, sin necesidad de la intervención del aparato judicial sancionador del Estado». Por ello, ahora el atestado ha sido derivado a la Fiscalía de Menores y a la Direcció General d’Atenció a la Infància i l’Adolescència (DGAIA) de la Generalitat de Catalunya, que es la que llevará el caso por la vía civil. «Con 14 años no hay responsabilidad penal, pero los padres sí que tienen la obligación de indemnizar a la víctima», indican los abogados tarraconenses Antoni Vives y Francisco Zapater. Este último especialista añade que, a partir de ahora, la DGAIA «incluirá al chico en un plan de seguimiento, diseñado y realizado por los servicios sociales, para valorar su situación socio–familiar, y promover las medidas adecuadas a sus circunstancias» y avanza que «tratándose de un acto violento que podría constituir un delito contra la libertad e indemnidad sexual, el plan de seguimiento deberá incluir un módulo formativo en igualdad de género». Por su parte, el letrado Ramon Setó valora que la legislación actual «es progresista» al considerar que, con 13 años, la persona «no está suficientemente formada» y que, por ello, la normativa «protege y corrige» la mala conducta del menor. «Denuncias desde hace tiempo» Fuentes vecinales consultadas este domingo por la tarde por este periódico reconocieron que, pese a la gravedad de los hechos, la violación de ayer «por desgracia, no es ninguna sorpresa» porque alertan que las calles del centro –especialmente Governador González, Unió, Fortuny y el entorno del Palau de Congressos– «son un polvorín desde hace tiempo». «Los cuerpos policiales lo saben, cada semana se presentan un montón de denuncias. En alguna ocasión se ha incrementado la vigilancia, pero rápidamente se vuelve a la normalidad», critican residentes de la zona, quienes definen como de «circo» la situación que se vive «cada noche» en el Districte Centre. «A diario vemos jóvenes de 13, 14 ó 15 años gritando, bebiendo y pelándose a altas horas de la madrugada, cuando cierran los locales. Y no hay manera de que esto cambie porque nadie hace absolutamente nada», aseguran. Tres denuncias al mes Según los últimos publicados por la Fiscalía de Menores de Tarragona, correspondientes al año 2018, cada mes se denuncian en la provincia tarraconen tres delitos sexuales presuntamente cometidos por menores de 18 años. Los últimos registros publicados establecen que, hace cuatro años, se presentaron 34 denuncias por delitos sexuales, una cifra que significó un incremento del 13% respecto a los datos de 2017. En concreto, se tramitaron seis casos de «agresiones sexuales» –lo que habitualmente se conoce como violación–, y 28 «abusos sexuales».

Comentarios
Multimedia Diari