El exasesor de Ballesteros demanda a Ricomà por una entrevista en el ‘Diari’

Josep Maria Bonet acusa al alcade de «injurias» y «calumnias» por una transcripción no literal publicada en la edición del 13 de junio

| Actualizado a 28 noviembre 2021 07:24
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Una transcripción no literal de una respuesta del alcalde Pau Ricomà (ERC) en una entrevista con el Diari ha acabado en el juzgado por una demanda interpuesta por el exjefe de gabinete del exalcalde Josep Fèlix Ballesteros (PSC), Josep Maria Bonet. En las manifestaciones que ahora han llegado hasta los tribunales –realizadas en el marco de una conversación que se alargó por espacio de 65 minutos y que se transcribió e interpretó periodísticamente mediante una doble página en la edición de papel del domingo 13 de junio–, Ricomà indicó que «el legado del PSC fue dejadez, desorden y casos de corrupción». Este fue el titular de la noticia.

En dicha publicación se realizó una transcripción no literal sino interpretativa de una larga respuesta, que se reprodujo de la siguiente manera: «Fíjese hasta donde llegaban los problemas de corrupción que ahora deben ser juzgados los dos jefes de gabinete del anterior alcalde». Se trató de una contestación no exacta ni afirmada con literalidad por Ricomà a la pregunta «¿ahora no hay tarjetas de crédito ni se pagan viajes en Espimsa ni en la empresa de Mitjans de Comunicació?». Esta cuestión se abordó debido al hecho de que Bonet alternaba el cargo de gerente de la compañía municipal de comunicación con el de máximo asesor del alcalde. Literalmente, la respuesta fue esta: «Ni en broma se pagan. Miremos hasta donde llegaban los problemas de corrupción que deben ser juzgados, llegaban hasta los dos jefes de gabinete del anterior alcalde. Estamos en este nivel. Si algún día pasa algo me sorprenderá muchísimo, pero ni se me ocurre que podamos tener un problema así con nuestra jefa de gabinete. Esto es el moll de l’os, es llegar a la propia Alcaldía. Y cuando esto ha pasado de una manera reiterada, con esta permisividad de subvenciones de empresas municipales a entidades de gente amiga... Buff, estamos en un cambio radical a nivel ético», aseguró literalmente Ricomà, quien en ningún momento citó específicamente a Bonet. Ricomà también dejó claro que la situación heredada «no sé si es penal o no», sino que «lo que me importa es que las actuaciones puedan ser explicables y éticas. Este es el cambio que impulsamos».

Primero, la mediación

A raíz de la publicación de esta entrevista, el que fuera jefe de gabinete entre 2015 y 2019 del exalcalde de Tarragona Josep Fèlix Ballesteros (PSC) ha presentado una solicitud para la celebración de un acto de conciliación previa a la interposición de una querella contra el alcalde, Pau Ricomà (ERC). Según ha podido saber el Diari, el exalto cargo del Ayuntamiento de Tarragona considera que el actual máximo representante municipal habría incurrido en presuntos delitos de «injurias» y «calumnias» hacia su persona por las declaraciones publicadas en la entrevista con el Diari de su edición del pasado 13 de junio. Por ello, el actual jefe de gabinete del alcalde de Cambrils, Oliver Klein (NMC), presentó el 22 de junio el escrito en el Juzgado de Primera Instancia, que ahora ha convocado la mediación como una primera medida para estudiar si finalmente el caso llega a juicio o no.

Comentarios
Multimedia Diari