El Joan XXIII estrena maquinaria en la unidad de hemodinámica

La sala en cuestión se construyó hace más de 14 años y los equipamientos han quedado obsoletos

| Actualizado a 20 enero 2022 18:09
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

El Hospital Joan XXIII cuenta desde hace tres años con dos salas de hemodinámica. Esta unidad trata principalmente problemas cardiacos, como por ejemplo, infartos, anginas de pecho o arrítmias, entre otras dolencias del corazón. Hace 14 años se construyó la primera sala en el hospital tarraconense. No daba al abasto y, finalmente, después de una larga reivindicación, en 2018 se abrió la segunda sala de hemodinámica. Ahora, el CatSalut ha decidido que ha llegado el momento de renovar la maquinaria de la primera sala.

El responsable de la unidad de cardiología del Joan XXIII, Alfredo Bardají, lo cuenta así: «Este tipo de maquinaria debe sustituirse en un período de entre 10 y 12 años. Ha quedado antigua. La tecnología va cambiando y el uso constante obliga a una renovación». Bardají añade que «ahora hay equipos más rápidos y que dan una mejor resolución e imagen».

Las obras tendrán un plazo de ejecución de cuatro meses. Pero para ello todavía falta unos meses. Justo ayer, el CatSalut licitaba los trabajos por un coste de 954.690 euros, casi un millón de euros, que se destinarán no solo a la máquina en cuestión, sino también a la adaptación de la estructura de la sala, como por ejemplo, cambiar el pavimento y mejorar la climatización y la iluminación, entre otras cosas.

Las empresas interesadas en realizar las obras pueden presentar sus propuestas hasta el próximo 26 de enero. Será a partir de entonces cuando se adjudicarán los trabajos. «Durante la reforma, la actividad en la unidad hemodinámica no parará. Utilizaremos otros espacios del hospital que también permiten llevar a cabo estudios radiológicos de complejidad, aptos para realizar pruebas cardiológicas. Será una medida transitoria mientras duren las obras», explica el doctor Bardají.

Estas obras se llevarán a cabo «por tramitación urgente», tal como se indica en el contrato, teniendo en cuenta que «el equipo del que disponía el hospital hasta ahora ha quedado inoperativo, y se trata de un equipamiento indispensable para que el servicio pueda continuar con su actividad habitual». Cabe destacar que estos trabajos se incluyen dentro del Pla d’Inversions en equipos de alta tecnología del Sistema Nacional de Salut –Plan INVEAT–, y que por lo tanto están financiados a través de la Unión Europea.

Más de dos mil pacientes al año

La unidad de hemodinámica del Hospital Joan XXIII es una de las más reconocidas del equipamiento sanitario. En ella, los profesionales llevan a cabo todo tipo de estudios cardíacos, hacen cateterismos, y tratan infartos de miocardio y anginas de pecho. Además, controlan otros procesos de la parte eléctrica del corazón, como pueden ser arrítmias o la instalación de marcapasos.

Entre las dos salas de hemodinámica se atienden unos 2.000 pacientes al año. «De estos, a unos 1.100 se les lleva a cabo una angioplastia coronaria. Por otro lado, más de 550 acuden al hospital con un Código Infarto», explica Bardají.

La unidad está operativa los 365 días al año, y las 24 horas al día. De lunes a viernes para actividad programada y el resto para urgencias. Pero no siempre ha sido así. Cabe recordar que en 2015, Tarragona se movilizó y reivindicó la ampliación horaria del servicio, tras la muerte de un vecino de Torreforta que sufrió un infarto de miocardio y falleció durante su traslado en ambulancia hasta el Hospital de Bellvitge de Barcelona. Hasta ese momento, la unida solo estaba abierta de 8 a 20 h.

Comentarios
Multimedia Diari