Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

El Joan XXIII ya ha formado a más de 300 alumnos gracias a la simulación

Esta unidad cumple su primer año de vida con gran éxito en el aprendizaje de técnicas sin riesgo para pacientes o alumnos

| Actualizado a 29 junio 2022 11:48
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El Hospital Universitari Joan XXIII de Tarragona celebra el primer cumpleaños de la Unidad de Simulación Clínica de la Fundació Hospital Joan XXIII. La Unidad tiene como objetivo la formación de personal sanitario y no sanitario en el manejo de situaciones clínicas de diferente complejidad. La creación de la Unidad se enmarcó en el proyecto impulsado en 2019 por el ICS Camp de Tarragona, con la Fundació Hospital Joan XXIII.

Actualmente, dispone de un simulador de alta fidelidad del paciente adulto (CAEAres) que permite la creación de situaciones clínicas variadas de varias complejidades para el entrenamiento del personal sanitario y no sanitario.

Durante el año (junio 2021-junio 2022), se han formado 378 alumnos a la Unidad de Simulación. Se han realizado cursos de apoyo vital básico, de apoyo vital avanzado para adultos, talleres de habilidades técnicas (suturas, vía aérea y canalización venosa), talleres de habilidades no técnicas, cursos de manejo de crisis a Urgencias para CUAP, cursos de manejo de crisis en anestesiología, cursos de manejo del paciente con politraumatismo, cursos de apoyo vital neonatal, talleres de reparación perineal y talleres de microcirugía.

El director de la Unidad de Simulación Clínica y jefe de estudios del Hospital Universitari Joan XXIII, Cristóbal Añez, explica que “la simulación clínica es una importante herramienta de aprendizaje y su eficacia en la formación de personal sanitario está demostrada y avalada por numerosos trabajos publicados a revistas especializadas”.

Con la simulación se pueden entrenar técnicas poco frecuentes sin ningún riesgo para los pacientes y los alumnos. Permite entrenar el manejo de situaciones frecuentes y de situaciones poco frecuentes críticas que requieren una intervención compleja.

Mediante la simulación clínica se pueden acortar las curvas de aprendizaje de varias técnicas. Cristóbal Añez añade que “también permite trabajar las competencias llamadas no técnicas como son el liderazgo, el trabajo en equipo y la comunicación entre miembros de un equipo multidisciplinario, para generar equipos de alto rendimiento”.

En la actualidad se está trabajando para incorporar un simulador pediátrico de alta fidelidad para trabajar diferentes aspectos del manejo de los pacientes de pediatría.

Comentarios
Multimedia Diari