Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

El Parc de la Ciutat de TGN tendrá el doble de farolas

Esta zona presenta muchos espacios con puntos completamente oscuros, lo que genera inseguridad entre los usuarios. La inversión prevista asciende a 250.000 euros

| Actualizado a 16 mayo 2022 19:55
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

El Parc de la Ciutat ha tenido tradicionalmente importantes problemas de inseguridad y esto ha sido uno de los principales motivos que explican que, a pesar de su ubicación, para muchos tarraconenses sea un espacio hostil de paso, que no invita a sentarse y a disfrutar de un oasis de tranquilidad en pleno centro. Por este motivo, desde el Ayuntamiento de Tarragona se está trabajando en un proyecto que quiere atacar uno de los elementos que muchos de sus usuarios denuncian, como es el caso de la escasa iluminación.

«Ahora porque en verano oscurece más tarde, pero en invierno cuando salgo con el perro no paso por aquí ni loca, nos quedamos en la zona de la puerta, estamos un rato por allí y para casa de nuevo», asegura Cristina Sacristán. El problema es evidente, las farolas existentes –tipo chupa chups– no son suficientes para iluminar toda la superficie y en algunos puntos incluso brillan por su ausencia. Es el caso de la zona de juegos, en la que también hay los equipamientos para hacer gimnasia, que no tienen ningún punto de luz más allá de la iluminación de los caminos y en este caso, la distancia entre farola y farola es tan grande que uno tiene la sensación de caminar entre la penumbra. A esto hay que sumarle otro elemento, no menos importante, y es que algunas de las farolas han quedado escondidas entre los árboles, por lo que la cantidad de luz que proyectan se pierde.

El proyecto con el que se está trabajando contempla la instalación de 66 nuevos puntos de luz, que añadidos a los 67 existentes, sumarán un total de 133. Una actuación que, por otro lado, se complementará con la sustitución de la tecnología existente por luces led, lo que incrementará la eficiencia y el potencial. «Lo que estamos haciendo es duplicar la presencia de luces, pero la calidad será diferente, por lo que seguramente estamos multiplicando por tres la iluminación del parque», indica el concejal de Territori, Xavier Puig.

Puig es crítico con la situación actual. «El Parc de la Ciutat es un parque oscuro que no está bien iluminado porque en su momento no se instalaron todas las farolas que debían ponerse y la tecnología ha quedado obsoleta», dice. Una situación que quiere revertirse «evitando que haya zonas oscuras». «La gente que tiene que cruzar de un lado al otro o para una persona que pasea el perro es un elemento que frena mucho», dice. El objetivo es que este no sea un elemento disuasivo. «Queremos generar seguridad en la vida cotidiana de los ciudadanos y, sobre todo, de las ciudadanas, porque sabemos que es un elemento que disuade a muchas mujeres», argumenta.

Asimismo, el cambio en la tecnología supondrá un ahorro considerable. Según cálculos de los técnicos municipales con la iluminación led se producirá un ahorro en el consumo de unos 10.000 kw/h al año, lo que traducido a nivel económico significa que la factura podrá reducirse unos 3.000 euros al año. Finalmente, también se ha tenido en cuenta que esta mejora supondrá que dejen de emitirse unos 3.500 kilos de CO2 al año. Unos cálculos que se han hecho en base a las tarifas eléctricas contratadas actualmente, por lo que están sujetas a cambios en función de la evolución del precio de la luz.

El objetivo es que esta intervención pueda ejecutrase a lo largo de este año

Emili da Silva es usuaria del parque, donde acostumbra a salir a pasear el perro todas las mañanas. «Está bien, yo creo que es muy bonito, pero por las noches no vengo nunca porque me da miedo a que me roben. Está todo oscuro», dice. Montse es otra de las asiduas. «Posiblemente el tema de la iluminación es mejorable pero tampoco debemos caer en la contaminación lumínica, lo que se haga debe ser respetuoso», asegura. En cambio, esta vecina de la zona es más crítica con el estado del pipicán. «Debería ponerse algún tipo de tierra, tipo jabre, para que no se genere barro, además de que hay alguna gente que no tiene demasiado respeto con los excrementos», añade.

La administración local asegura que el proyecto está en fase de redacción y que, tan pronto como este esté acabado, se procederá a su ejecución. «Es una inversión que saldrá de varias partidas fragmentadas de infraestructuras de ciudad, por lo que el dinero lo tenemos», argumenta Puig. Con todo, se prevé que la actuación, que supondrá una inyección económica de unos 250.000 euros (IVA incluido), pueda llevarse a cabo «a lo largo de este año».

El tercer teniente de alcalde asegura que esta mejora en el parque se llevará a cabo en paralelo a otras medidas de actuación, como fomentar la utilización con actividades para que el parque se llene de públicos diversos, un incremento de la presencia de la policía de proximidad y una mejora de la accesibilidad de los aspectos arquitectónicos y la jardinería. Al respecto, esta misma semana salía a licitación el proyecto de La Guingueta que, impulsada por el Institut Municipal d’Educació, busca organizar actividades alrededor de este nuevo espacio.

Comentarios
Multimedia Diari