Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Faltan anestesistas en los quirófanos del Joan XXIII

Los profesionales se plantaron hace meses, cansados de hacer horas fuera de su jornada. El hospital tarraconense deriva intervenciones a otros centros, como por ejemplo al Pius de Valls

| Actualizado a 18 julio 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

La falta de médicos es cada vez más evidente en los hospitales y sus consecuencias más palpables para los pacientes. Es el caso de los anestesistas, una especialidad muy buscada en los últimos tiempos. La falta de estos profesionales en el Hospital Joan XXIII está obligando a retrasar intervenciones quirúrgicas, generando una lista de espera más larga de lo habitual. De hecho, la CMA –la unidad de Cirurgia Major Ambulatòria–, ya hace más de un año que no funciona por la tardes. Según ha podido saber el Diari, los anestesistas llevan tiempo trabajando fuera de su horario ordinario, haciendo horas extras mal compensadas, bajo su punto de vista. Hace unos meses, el colectivo decidió plantarse y ceñirse a su jornada regular. Algunos de ellos han optado por completar la jornada en hospitales privados durante la tarde –con unas mejores condiciones–, y otros decidieron tomarse las tardes libres para descansar, después de dos años complicados a causa de la pandemia.

La consecuencia de esta falta de anestesistas es que las intervenciones quirúrgicas van retrasándose y, teniendo en cuenta que los hospitales han estado durante dos años dedicados exclusivamente a la Covid, la listas de espera están llegando a límites desconocidos. Y no solo afecta a los quirófanos. Los anestesistas son profesionales que tienen un papel muy importante en las unidades conocidas como las del dolor. En el caso del Joan XXIII, la situación es tan grave que, para algunas pruebas, están dando cita a finales de noviembre.

En verano, como es habitual, la situación se agrava por las vacaciones del personal. No se están llevando a cabo intervenciones programadas por la tarde. «Nos hemos encontrado con qué tenemos que llamar a pacientes con la operación ya programada, y aplazarla por la falta de anestesistas», explica una trabajadora de los quirófanos. Otra de las técnicas que se utilizan para descongestionar estas listas de espera es derivar a los pacientes a otros hospitales, como la Monegal, Santa Tecla o al Pius de Valls.

Fuga de talento a la privada

Los sindicatos opinan que esta actual escasez de anestesistas tiene que ver con dos factores. En primer lugar, a la falta de planificación por parte de la administración, quien no ha previsto con tiempo suficiente que era necesario formar a nuevos especialistas de este ámbito. El segundo punto hace referencia a lo que se conoce como ley de la oferta y la demanda. «Como hay tan pocos anestesistas, están muy buscados, sobretodo por la sanidad privada, quien ofrece mejores condiciones laborales que la pública», explica Tani Francesch, delegada sindical de Metges de Catalunya.

En esta misma línea, Marina Roig, delegada de la junta de personal del Hospital Joan XXIII por el sindicato CATAC-CTS/IAC, explica que «la actividad privada da mejores retribuciones, lo que hace que el talento acabe fugándose a hospitales privados», y añade que «los anestesistas tienen todo el derecho de hacerlo, teniendo en cuenta que la exclusividad solo se aplica en el ámbito público, no en el privado».

Francesch, por su lado, defiende también la posición de los anestesistas. «Tienen la opción de trabajar menos y cobrar más. ¿Quién no lo haría? El problema no es de ellos, es del sistema público, que no les valora como debería», añade la delegada sindical de Metges de Catalunya (MC).

Por su parte, el presidente del Col·legi de Metges de Tarragona (COMT), Sergi Boada, opina que la Covid ha pasado factura, también en este aspecto. «Los profesionales están cansados y ya no aceptan más horas extras, aunque estén muy bien pagadas. Esto es fruto de todo el esfuerzo que ha hecho el personal sanitario durante estos dos años de pandemia. También el de los anestesistas, quienes cambiaron sus rutinas, dejando quirófanos e incorporándose en los equipos de las UCI», explica Boada. Una manera de solucionar el problema, según sindicatos y colegios profesionales, podría pasar por planificar mejor los servicios. Por ejemplo, utilizar las tardes para realizar operaciones de menor complejidad, con cirujanos rápidos y buenos. Lo difícil, dejarlo para la mañana. De esta manera, se conseguiría descongestionar listas de espera. «Con los recursos que hay, tenemos que dar el mejor servicio posible. Es momento de ser disruptivos», añade Boada.

Finalmente, la directora territorial de Salut en Tarragona, Dolça Cortasa, reconocía hace unas semanas al Diari que «algunos anestesistas se están pasando a la privada. Pero con los profesionales, los movimientos son constantes. Y es una cosa normal». Según Cortasa, esta situación se está viviendo, sobre todo, en hospitales de Girona. La directora territorial aseguraba que la intención es que la actividad quirúrgica normal se concentre por la mañana, «aunque sí que es cierto que, en ocasiones, hemos pedido a los anestesistas que se quedasen por la tarde». Cortasa explica que, tras la Covid, son muchos los profesionales que «priorizan su vida personal».

Comentarios
Multimedia Diari