Jordi Fortuny: «Debemos resetearnos para poder garantizar el día a día»

Entrevista al Concejal de Serveis Centrals del Ayuntamiento de Tarragona. «Estar con cuentas prorrogadas puede afectar al pago de la deuda y al hecho de fiar parte del futuro a un remanente que será de entre 3 y 12 millones. Debe aprobarse el modificativo de crédito del viernes»

| Actualizado a 23 enero 2022 09:23
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

El Ayuntamiento de Tarragona ha iniciado este 2022 con presupuestos prorrogados y, de momento, sin garantías de poder aprobar nuevas cuentas de manera inmediata. Por ello, en el pleno de este próximo viernes se votará un primer modificativo de crédito, de 12 millones, para «resetear» las previsiones de 2021 y adaptarlas «a la realidad de este año».

¿2022 será el año de los modificativos de crédito?

Sí, tanto de aspectos básicos y técnicos –porque debemos adaptar las partidas de 2021 a 2022–como también los que tienen un carácter más político –como ha habido siempre– y los referentes a los planes de ocupación y otros que solucionan el incremento de plantilla para hacer acciones como la limpieza o los agentes cívicos.

¿Sin presupuesto, cada cuánto tiempo deberán aprobarse estos modificativos en el pleno municipal?

Cuando convenga. En condiciones normales, ya son acciones habituales cada mes. Ahora, si hay mucha urgencia, pues se convocarán más plenos extraordinarios.

Este lunes llevan a la Comissió de Serveis Centrals un primer paquete de cambios de 12 millones de euros.

Es el «modificativo reset». Colocamos la situación inicial del Ayuntamiento cubriendo las obligaciones, el aumento salarial y aquellas cosas que son de urgencia que deben empezar a tramitarse ya, como cuestiones de seguridad, el POUM, servicios de salvamento de las playas y el gimnasio de Sant Pere i Sant Pau.

Dice que «resetean» el presupuesto de 2021 para adaptarlo a 2022. ¿Por qué empiezan por estas partidas?

El proyecto ejecutivo del gimnasio de Sant Pere i Sant Pau ya está hecho y no debemos esperar. Ya se puede licitar sin demora.

El PSC le pide que incorpore 800.000 euros en subvenciones para entidades deportivas, sociales y culturales. ¿Lo hará?

Ahora salimos con las partidas de subvenciones de 2021, debemos actualizar estas ayudas porque algunas han caído y otras deben ponerse en orden. Debe recordarse que estas partidas nominativas en 2021 se completaron con el remanente. La garantía de que estas subvenciones se pagarán es que tenemos el dinero. No debe sufrir nadie. Si se aprueba el modificativo, este dinero queda descongelado para poder actuar.

¿La previsión es liberar dinero en este pleno y aprobar las subvenciones para las entidades en el segundo gran modificativo del año?

No descarto que pueda entrar ya para este. Igual no todas, pero sí algunas que son claras y que posteriormente se complementarán con el remanente. Estamos analizando caso por caso.

Hay una inflación del 6%. ¿Darán lo mismo que el año pasado?

Esto es lo que estamos estudiando. Sabemos que hay entidades que tienen urgencias, ya que de ello les dependen créditos y avales. Ya sea ahora, dentro de 15 días... o ahora y dentro de 15 días, el resultado final en marzo será el de haber completado todas las subvenciones. Antes del viernes sabremos si lo hacemos en una o dos fases.

¿La situación por los presupuestos prorrogados les frena la maquinaria administrativa?

Gestionar con prorrogados es un ejercicio de más trabajo, de calibrar el cómo y el cuándo necesitas el dinero. Debemos agradecer el gran trabajo que está haciendo el equipo económico de contabilidad, recursos humanos e intervención.

¿Qué pasaría si el viernes no se aprobara el modificativo?

Pues que se nos encallaría el ordenador. Ahora tenemos un gran PC que, en estos momentos, debemos apagar y encenderlo. Hacemos reset y usamos el mismo programa de 1 de enero de 2021 para arrancar de manera sólida la máquina.

¿La situación actual dificulta que la ciudad pueda salir con éxito de la crisis de la Covid?

Puede pasar si los modificativos de inversión se encallan, como serán los Next Generation, las partidas de inversión o de subvención de vivienda y compra de vivienda para alquiler social.

¿Qué pasaría?

Entiendo que no deberían encallarse, ya que no deja de ser una política social, pero si sucediera podría bloquearse una parte.

La prórroga presupuestaria les llega en un contexto de subida del 2% de sueldos y con una inflación disparada.

Sí, ningún economista preveía esta inflación galopante. No debemos olvidar que hemos tenido la pérdida de la plusvalía, que no hemos podido lograr más ingresos y que hay una parte de los fondos del Estado que no podremos usar porque estamos en situación prorrogada. Todo esto nos lo pone más difícil.

¿Los proveedores del Ayuntamiento pueden tener problemas para cobrar?

No, no tenemos un problema de tesorería. No habrá problemas en los pagos.

¿En qué les afectará, pues, no tener nuevo presupuesto?

Igual no podemos amortizar toda la deuda bancaria prevista. Y fiamos parte del futuro a un remanente que no deja de ser incierto. Hay incertidumbres, pero las desvanecemos trabajando y planificando.

¿Es viable trabajar así? ¿Se ve todo 2022 así?

Hay ayuntamientos y muchas instituciones que han estado años con presupuestos prorrogados.

¿Le da miedo afrontar todo el año con esta situación?

Me dan miedo otras cuestiones, como la salud, pero no esto. Es un reto que nos refuerza. La ciudadanía no debe sufrir.

Pero de momento han dejado las Festes casi a cero para poder pagar sueldos, bancos y facturas...

Sí, no nos gusta hacerlo, pero habrá dinero para cuando deban contratarse cosas para las fiestas.

¿En global, cuánto dinero deberán mover para poder convertir el presupuesto de 2021 a otro actualizado de 2022?

Desde el punto de vista del corriente de obligaciones, estamos hablando de tres millones.

Pero el «modificativo reset» sube a 12. ¿Por qué?

Muchas son modificaciones neutras, y hay otros dos millones que son inversiones. No veo una situación preocupante.

¿Estar en prorrogados afectará a la deuda bancaria?

Evidentemente. Estamos pagando un crédito que nos hace mucho daño, y que es el que solicitó el PSC para la crisis de 2008. Esto nos supone 1,1 millones al año que, si no hubiéramos amortizado en 2021, ahora serían 2,8. En global, pagamos 2,2 millones más a los bancos que el año pasado, y tenemos el problema que no podemos usar el aumento tributario.

¿A qué se refiere?

Teníamos previsiones de aumento de recaudación de algunos impuestos. Pero este dinero no lo podremos aplicar hasta que lo tengamos consolidado. Esto, además, nos supone un margen de tres millones de euros que no podremos usar para poder hacer actividades o amortizaciones.

Casi el 10% del presupuesto se destina al pago de la deuda. ¿Es demasiado?

Fíjese que pagamos entre 13 y 15 millones a los bancos. Si arrastráramos la mitad de deuda tendríamos unos siete millones más para usar en actividades. Es un lastre, estamos pagando los créditos del PSC.

¿Fue una mala operación el macrocrédito del PSC de 2012 para pagar a proveedores?

No, porque no había otro remedio. Fue la única posibilidad que se les dio en ese momento. Fue una patada hacia adelante. Y quien recibe la pelota ya está en otro equipo... Ahora podemos jugar con el remanente.

El Plan A es tener presupuesto nuevo. El plan B es ir con modificativos de crédito... ¿Y el Plan C cuál es?

Lo tenemos diseñado, pero ahora no toca. Veremos el viernes...

Igual no para el de este viernes, pero de cara al futuro pueden no aprobarse todos los modificativos...

Debe trabajarse. Aquí todo el mundo piensa en Tarragona, ahora se verá. No podemos aventurar el futuro, en cada momento haremos lo que toque.

¿Hay trabajadores municipales que pueden quedarse sin plaza si no hay cuentas nuevas?

Si no se aprueba este modificativo podría haber situaciones complejas y nos podría dificultar los contratos-programa, como los agentes cívicos de la basura.

¿Cuántos empleados podrían verse afectados?

No pierde el trabajo nadie, pero las expectativas sí que pueden verse resentidas.

¿Peligra la reestructuración administrativa?

Es que ya es compleja de por sí... Estamos ligados por la tasa de reposición, las masas salariales...

¿Puede dejar de prestarse algún servicio?

Espero no llegar aquí. Las empresas, por ejemplo, también se ven afectadas porque la aportación será la misma que en 2021, pero con el aumento salarial.

¿Saben ya el remanente que tendrán?

No. Tenemos estimaciones, pero ninguna confirmación.

¿Será superior a los 12 millones del año pasado?

No creo, espero que no sea muy inferior. Entre 3 y 12 millones cualquier número es posible.

¿Cuánto dinero del remanente necesitarían para cuadrar los números a la realidad de 2022?

Para que la ciudad funcione con todas las actividades que son habituales necesitamos 173 millones. Y ahora partimos de 163.

¿Qué pasaría si este año el remanente fuera más cercano a 3 que a los 12 de 2021?

Esto nos llevaría a trabajar con la no ejecución y priorizar.

¿Entre los Next Generation y el remanente se podrá compensar toda la situación actual?

No lo sé, debe verse, pero las entradas de los Next Generation van para inversiones. Trabajamos para que Tarragona no note esta situación. Aplicamos una política de contención y de racionalización. Es un gran reto.

¿Cómo definiría la situación actual?

Estamos en fase de encontrar un nuevo camino, que será inestable porque seguimos sin poder hacer inversiones desde el corriente, y necesitamos acudir al crédito. Lo que queremos es reconducirlo mientras sigamos con la gran deuda actual.

Ahora tienen una ratio de deuda del 90%. ¿A cuánto deberían estar para salir del equilibrio inestable?

Debemos bajar del 75% en cuatro o cinco años, y llegar a una situación que seamos capaces de cubrir todo el gasto corriente y poder hacer inversiones con los ingresos ordinarios.

Este año piden de 12,3 millones a préstamo...

Sí, y amortizamos 14. La deuda bajará en dos millones.

Llevan un mandato con la explosión de Iqoxe, la Covid, la anulación del POUM... y ahora sin presupuesto nuevo.

La pregunta es...¿los buses de Tarragona siguen funcionando, no? ¿La basura se sigue recogiendo, y con mucho éxito como en Bonavista, no? ¿El agua sale del grifo, no? Pese a toda la situación que hay, seguiremos normalizando el día a día de la ciudad.

 

«Este mandato habrá obras en el Banco de España»

¿Usted sería partidario de ir a una cuestión de confianza y tener nuevas cuentas en marzo?

Estamos negociando un presupuesto y, de forma paralela, gestionando la maquinaria del día a día.

¿Se han marcado un plazo para ver si es viable gestionar a base de modificativos?

Iremos día a día, hemos venido a hacer cosas diferentes. Trabajamos con políticas de transparencia, honradas y con actitudes muy claras. Daremos solución a las circunstancias como la pandemia.

Los alcaldes de Lleida y Tortosa han ido a cuestión de confianza para aprobar el presupuesto. ¿Qué le parece?

A mí no me gusta imponer las cosas, lo que se trata es de negociar el presupuesto con quien entendemos que nos puede apoyar.

¿Le decepciona la actitud de ECP y del PSC?

Estoy un poco perplejo, pero nosotros no nos hemos levantado de la mesa.

Han aceptado el 94% de las peticiones de ECP.

Eran propuestas razonables y plausibles. Se han atendido.

¿Peligran los Fondos Next Generation?

No, pero debemos hacer el modificativo en el cual incorporamos inversiones que van ligadas a los Next Generation y a captar inversiones.

¿Qué importe calculan que deberán ‘habilitar’ para los Next Generation?

Entre cinco y seis millones de euros. Tenemos a muchas áreas de la casa que están trabajando en ello.

¿Sin presupuesto, Tarragona puede concurrir a las ayudas europeas?

Ya lo estamos haciendo, y tenemos muchas iniciativas que están tirando adelante.

¿Se ha perdido el Feder para el Banco de España?

No llegamos a tiempo, estamos rehaciendo la infrafinanciación que tenía. Lo presentaremos en febrero a los Next Generation.

¿Por qué se han perdido los dos millones que les concedieron en 2019?

El calendario que impone Europa es acotado, y todos los procesos de licitación y de elaboración de proyectos ejecutivos son largos. Y si de entrada no tienes el trabajo adelantado, no se llega a tiempo.

¿Es un fracaso perderlo?

En este Ayuntamiento se perdieron tres millones del Pla Integral de la Part Alta porque caducaron y no se hicieron las inversiones. Es importante tener preparados los proyectos ejecutivos para entrar en tiempo y forma a su ejecución. Ahora ya lo tenemos.

¿Cómo se pagará?

Esperamos entre tres y cuatro millones de los Next Generation y, la otra mitad, con fondos propios a crédito.

¿Las obras empezarán este mandato?

Sí, ya habrá obras a nivel de cuestiones básicas, como de arqueología o la instalación de transformadores.

Comentarios
Multimedia Diari