Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

La nueva UCI de Joan XXIII empezará a funcionar la semana que viene

La unidad, ubicada en el edificio C, cuenta con 12 boxes de críticos con tecnología de última generación. Este es el primer paso de la transformación total del complejo sanitario

| Actualizado a 12 mayo 2022 20:50
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

La nueva UCI del Hospital Joan XXIII de Tarragona entrará en funcionamiento la semana que viene. Será entonces cuando se empezarán a trasladar los pacientes que actualmente se encuentran en la unidad de críticos. La nueva UCI tiene 12 boxes, que cuentan con la última tecnología que hay en el mercado. Este sistema permite la toma de decisiones con el análisis de datos y, además, la utilización de la inteligencia artificial como herramienta de diagnóstico. La inversión ha sido de más de cinco millones de euros: 3,7 en la obra y 2,1 en el equipamiento.

El conseller de Salut de la Generalitat, Josep Maria Argimon, ha sido el encargado de inaugurar la nueva unidad, ubicada en el edificio C del hospital, el único que quedará de pie con la reforma del complejo sanitario. «Hoy es un día importante. Esta UCI demuestra que el Joan XXIII es el hospital de cabecera y referencia de Tarragona y de toda la provincia», aseguraba Argimon. Le acompañaba en el acto inaugural la alma mater del proyecto, la responsable del servicio de UCI, la doctora Maria Bodí. «Por fin tenemos la unidad que tanto la ciudadanía como los pacientes y los profesionales nos merecemos», decía Bodí, quien añadía que «es una unidad pensada para los próximos 15 o 20 años».

La nueva UCI cuenta con dispositivos médicos, de tratamiento y de monitorización de última generación. A modo de ejemplo, las puertas correderas de los boxes son automáticas y de cristal, con láminas semiopacas inteligentes, por si fuera necesario dotar el espacio de más intimidad. Además, las grúas están integradas en los techos, y todos los boxes tienen posibilidad de diálisis. «Ponemos la tecnología al servicio para mejorar la asistencia y la seguridad de los pacientes», explicaba Bodí. Con el nuevo sistema, se puede acceder a los datos de los pacientes de los últimos años, lo que permitirá tomar decisiones e investigar modelos de predicción.

Bodí y su equipo han recorrido diferentes hospitales en busca de los mejores dispositivos para el Joan XXIII. «Hemos visitado muchas UCI y hemos juntado lo mejor, para adaptarlo a nuestras prioridades», aseguraba Bodí, quien añadió que «hemos trabajado mucho para que la unidad sea más humana y la estructura se adapte a todos los planes que el servicio tenía como línea estratégica, que es cuidar y hacer más cómoda la atención a pacientes y familias». A modo de ejemplo, se han instalado unos sensores en toda la unidad que se activan luminosamente cuando el ruido en la UCI supera los 70 decibelios, con el objetivo de velar por el silencio y el descanso de los pacientes.

Primera fase

La puesta en marcha de estos 12 boxes de críticos es la primera fase del proyecto de UCI que tiene previsto el Joan XXIII. La fase 1.2 –la siguiente– contempla adecuar la actual UCI con un espacio de apoyo y de confort para los familiares de los pacientes, con una zona office, una sala de espera y los despachos de información. Las obras empezarán a finales de este mes y se alargarán hasta septiembre. La intención es que en 2024, ya haya 34 camas de UCI, 24 de ellas de alta tecnología, según informó ayer el conseller. Esta nueva unidad es el primer paso de la transformación total que sufrirá el hospital en los próximos años.

Comentarios
Multimedia Diari