Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

La sociedad civil aprueba a Ricomà, destaca a Nadal y suspende el área de Patrimoni

Representantes de 26 entidades sociales, vecinales, deportivas, culturales y económicas de la ciudad valoran el primer año del gobierno de ERC, Junts per Tarragona, CUP y Pinedo

| Actualizado a 14 junio 2022 21:09
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

La sociedad civil de la ciudad de Tarragona castiga pero aprueba el primer año del gobierno municipal en minoría de Esquerra Republicana, Junts per Tarragona, CUP y el concejal no adscrito Hermán Pinedo. Así lo evidencian 26 portavoces de entidades que, hace 12 meses, también fueron consultados por este periódico en junio de 2021 a raíz del ecuador del presente mandato municipal. Hace 365 días, tras dos años de gobierno entre Esquerra y En Comú Podem, que se rompió de manera traumática, la nota media fue de 6,2. Ahora, tras un año del nuevo ejecutivo, las mismas personalidades otorgan más de medio punto menos al nuevo gabinete de la Plaça de la Font, que ahora recibe una nota media de 5,6.

De las opiniones de representantes de asociaciones de vecinos, entidades culturales, deportivas, económicas, sociales y de sindicatos se desprende que Junts per Tarragona y Dídac Nadal han sido los grandes beneficiados del acuerdo firmado en la Muralla hace hoy justo un año. En consonancia con el sondeo publicado en febrero por el Diari –elaborado a instancias de Esquerra y que situaba al espacio de Carles Puigdemont como tercera fuerza en intención directa de voto–, son varios los presidentes y portavoces de la sociedad civil que destacan la «dinamización comercial» que se ha llevado a cabo durante los últimos meses. «En Mercats se ha hecho un trabajo admirable», afirma Gertri Adserà, propietaria de la Llibreria Adserà, mientras que el barítono Àngel Òdena recalca que el área liderada por Nadal «está haciendo un gran esfuerzo para dar vida a las calles». Desde los Xiquets del Serrallo, Pitu Mosquits también considera que «se ha despertado a la ciudad», mientras que Laura Roigé –presidenta de la Cambra de Comerç- pasa de dar una nota de «para septiembre» a un «progresa adecuadamente” por la gestión de «los Bons Comerç», en los que «se evidenció un cambio de tendencia».

El 81% aprueba al ejecutivo

En global, 21 de las 26 personas consultadas aprueba la gestión del último año, lo que significa un 81%. Hay un excelente, siete notables, 13 aprobados y cinco suspensos. Entre las personas y entidades que dan su opinión, ocho mejoran su valoración respecto a la de hace un año, once mantienen la misma puntuación y siete la empeoran. Aparte del sector comercial, la gestión con el Palau d’Esports, la sostenibilidad –con el anuncio de derribo de la plataforma del Miracle– y la apuesta por el carril bici son los aspectos mejor valorados, mientras que la gestión en patrimonio y la falta de un presupuesto actualizado para este año son los puntos negros.

Quien pone la mejor nota es Eduard Boada, tascaman y pregonero de Santa Tecla 2019. «Ricomà ha intentado hacer muchas cosas en Cultura, pero la ciudad está dormida. Además, desde la oposición quizás le han hecho la misión imposible», afirma. Òmnium Cultural, el Club de Rugby, Gertri Adserà, los Xiquets de Tarragona, el barítono Àngel Òdena, la Federación de Vecinos de Tarragona y la ANC otorgan un notable al gabinete municipal. «El diálogo es bueno. Hay interlocución y el trabajo en conjunto es bueno», afirma de manera contundente Alfonso López, de la FAVT. Por su parte, Matías Segura, del Club de Rugby, indica que «pese a que las gestiones para nuestro nuevo campo no han finalizado, ahora por fin se ve su fin en el horizonte», afirma. Asimismo, Rafael Segarra –de los Xiquets de Tarragona– indica que la tramitación de su nuevo local en la Part Alta «va a paso de tortuga», si bien valora que durante la Covid «se han pagado las subvenciones y ahora, además, se recupera el Tarragona Ciutat de Castells».

Entre las personalidades que avalan a Ricomà pero sin una nota alta está Mercè Puig, de CCOO. «Tarragona ha gestionado bien la Covid, pero echamos en falta un mayor diálogo social en temas como la reindustrialización o en energías renovables», afirma. Christian Compte, del sector del ocio nocturno, quien da un ‘6’ al gobierno local porque «tenemos confianza en que cumpla el compromiso del convenio cultural con los locales de ocio nocturno, que han estado 20 meses cerrados». Compte reivindica a la corporación local que «ayude a las actividades a sobrevivir y a tirar hacia adelante», con «una mayor promoción turística». Víctor Álvarez, de Ecologistes en Acció, cree que en materia ambiental «se han hecho algunos cambios, pero aún falta más implicación» porque hasta la fecha se han puesto «parches».

Sin cuentas todo se complica

Entre los puntos débiles del gobierno local está el hecho de no poder contar con un nuevo presupuesto debido a la minoría en la que se encuentra el equipo de Ricomà en el Saló de Plens, así por el hecho de no haber forzado las cuentas con una cuestión de confianza«Creo que aquí pecaron de novatillos. Ahora tienen que improvisar», lamenta la presidenta de la Federació de Llevant, Gemma Fusté, quien también pide «valentía» en el proyecto de la Ciutat de Repòs «para no dejarse influir por las mentidas que van circulando». En materia económica, Joan Llort (UGT) también cree que la falta de unas cuentas actualizadas «puede perjudicar a las inversiones», mientras que Toni Vera –de la Associació d’Empresaris de la Part Baixa– critica que «gobernar a golpe de modificativo de crédito raya la inoperancia».

Asimismo, la cruz de la valoración llega desde la Alianza. Aicha El Gourgi, que el año pasado puso un ‘11’ a Ricomà pese a formar parte del PSC, este año le da un cero al alcalde. «Ricomà no ha hecho nada de lo que nos prometió con las viviendas de los jóvenes que estaban en la calle», lamenta.

Finalmente, el área de Patrimoni es la que recibe más críticas. «El més calent és a l’aigüera, se podría hacer mucho más. Hay temas que nos preocupan, como Els Sedassos, el Circ, la museografía de la Part Baixa, el Amfiteatre o la falta de personal», afirma Jordi Tresserras, de Icomos, quien denuncia que «aún falta mucha coordinación» porque «no se ha creado el ente de gestión del patrimonio de Tarraco». Por ello, valora la gestión del área como de «insuficiente». Paralelamente, los Tuitaires Tarragonins también critican «la falta de un proyecto para la Tabacalera», y alertan de que «los revuelos con el caso Minerva y las graderías de los Sedassos perjudican al Patrimonio de la Humanidad de Tarraco», según indica Alba Medina.

Comentarios
Multimedia Diari