Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Las playas de Tarragona, al borde de la perfección

Los informes de la Agència Catalana de l’Aigua determinan que el litoral tarraconense cuenta con un 95,3% de zonas de baño con «calidad excelente»

| Actualizado a 26 julio 2022 09:17
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Temas:

No son las del Caribe, pero las playas de Tarragona tienen una calidad excelente. Así lo ha certificado el informe que cada 15 días publica l’Agència Catalana de l’Aigua (ACA), la empresa pública de la Generalitat de Catalunya que se encarga de la planificación y la gestión del agua. Los análisis se hacen en las playas, y en general las zonas de baño de toda Catalunya (como los pantanos, algunas zonas de río o estanques).

Se han hecho públicos cuatro boletines en lo que va de verano, y pese a que las playas de Tarragona han pasado de un 100% de excelencia a un 95,3%, sus cualidades siguen siendo considerablemente buenas. Las únicas que han descendido de categoría «excelente» a «buena» son dos de Tarragona, una de Salou y otra de Cambrils.

Según los datos de la misma agencia, el verano pasado las playas de Tarragona también obtuvieron una buena calificación. Un 97,6% de las zonas de baño del litoral tarraconense se encontraba en calidad excelente al acabar la temporada de verano. Una cifra que certificaba de nuevo que la costa de Tarragona cuenta con las mejores playas de todo el litoral catalán. Sin embargo, en el último boletín, las de Girona han acabado superando las de Tarragona.

Los análisis

Pero, ¿cuál es la importancia de hacer estos análisis? María José Figueras, exrectora de la Universitat Rovira i Virgili (URV) y catedrática en Microbiología, tiene la respuesta. «La importancia viene vinculada a una legislación europea que se elaboró en 2006, que sustituyó a la normativa que nació en el año 1976», explica

Figueras.

Asimismo, en los controles se evalúa la calidad microbiológica del agua mediante el recuento de los Escherichia coli y Enterococos intestinales, que informan de la salubridad y de la posible presencia de contaminación fecal. «Hay que hacerlos porque pueden significar un riesgo de transmisión de enfermedades para las personas si resultan contaminadas. Se trata de que cuando estas aguas residuales lleguen al mar, no afecten a la salud pública y no tengan un impacto ecológico por la afectación a los diferentes organismos marinos», remarca la experta.

A diferencia del agua potable, las aguas que se analizan en las playas o zonas de baño cuentan con ciertos niveles de contaminación que se catalogan en tres categorías: excelente, buena e insuficiente.

El porqué

Entre las causas más comunes de posibles alteraciones del medio se encuentran las tormentas. María José Figueras sostiene que podrían tener un fuerte impacto en la calidad del agua de las playas. «Cuando se da este hecho, las aguas no pueden entrar en las tuberías porque las cloacas se saturan y las tapas pueden colapsar», señala la experta en microbiología.

Esto podría explicar la buena calidad del mar en Tarragona, ya que las precipitaciones están siendo muy escasas. «Este año tenemos los pantanos secos, lo que de alguna manera ha hecho que las aguas estén muy transparentes y en calma». Además, las fuertes tormentas –a parte de saturar las cloacas– también podrían mover de forma excesiva los microorganismos que se encuentran en la arena y generar desajustes que generen casos de pequeña contaminación.

El agua del mar cuenta con una capacidad de desinfección muy alta por el grado de salinidad que tiene concentrada en ella. Además, en Tarragona se encuentran playas con el agua muy cristalina. Según Figueras, la combinación de ambos factores podría tener efectos positivos para la posible contaminación que se encontrase en ellas. «La radiación ultravioleta, de la misma forma que tiene una capacidad muy dañina para quemar las pieles, también puede penetrar y ayudar en este efecto de auto limpieza».

Pese a que muchos factores de contaminación vengan determinados por fenómenos naturales, las personas tenemos que estar alerta y seguir cuidando de nuestro entorno. Figueras sostiene que «la población todavía no conoce del todo bien la información de estos documentos».

Pero para informar a los bañistas del estado del mar, la bandera azul se encarga de ello. «Las playas con categoría excelente que han cumplido premisas como no aceptar animales, tener habilitadas zonas por minusválidos y servicio de socorrismo izan esta bandera».

Además, Figueras reconoce la importancia del trabajo de los socorristas. «Son nuestros ojos allí. Son los primeros en informar siempre que haya alguna anomalía dentro del agua. Ya sea por la contaminación, por presencia de medusas o de fitoplancton tóxico», explica la experta en microbiología. Remarca, además, la importancia de que en las playas se informe de la situación con carteles para que los bañistas conozcan el estado del mar.

Comentarios
Multimedia Diari