Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Los pisos del Teatre Metropol tendrán que ser derribados

El edificio se encuentra en estado de «ruina inminente». Un informe dicta apuntalar todo el inmueble, incluido el vestíbulo del teatro, por lo que la entrada al equipamiento se traslada a la calle Armanyà

| Actualizado a 04 agosto 2022 06:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El edificio de encima del Teatre Metropol –Rambla Nova, 46– se encuentra en estado de «ruina inminente», lo que significa que hay riesgo real de que se caiga debido al deterioro de la estructura. Así lo asegura el informe técnico que el Ayuntamiento pidió hace unos días, a raíz de la ocupación del inmueble por parte de tres personas. El informe exige desalojar inmediatamente los ocupas, tapiar la puerta de entrada al edificio y apuntalar la totalidad de la finca, incluido el vestíbulo del Teatre Metropol, teniendo en cuenta que se trata de la planta baja del edificio en ruinas. Por eso, el acceso al teatro por la Rambla Nova queda totalmente inutilizado y, a partir de hoy, la entrada al equipamiento será por la calle Armanyà.

Una vez estos trabajos de emergencia estén listos –las actuaciones empezarán hoy–, será momento de poner fil a l’agulla con otras acciones de carácter urgente, como por ejemplo, la redacción de un proyecto ejecutivo de derribo de la estructura existente, lo que significa que el inmueble quedará vacío. Lo único que se mantendrá será la fachada del edificio, que está protegida patrimonialmente.

El informe que determina la grave situación del inmueble fue encargado hace unos días por la concejala de Serveis Socials y Cultura i Festes del Ayuntamiento de Tarragona, Inés Solé, tras saber que los pisos habían sido ocupados de manera ilegal por tres personas. Antes de tomar cualquier decisión, Solé quería asegurarse del estado del edificio. La inspección por parte de los técnicos se llevó a cabo el pasado 19 de julio.

El informe, al cual ha tenido acceso el Diari, deja claro que «el edificio no cumple con los requisitos mínimos de seguridad necesarios para que se puedan llevar a cabo cualquier tipo de actividad en su interior», y confirma que el inmueble «precisa una actuación estructural de manera inminente».

Según este documento, en el edificio no se han llevado a cabo las intervenciones de refuerzo necesarias, tal como aconsejaban varios informes técnicos de hace años.

En la inspección del día 19 de julio, los técnicos municipales determinaron que el edificio se encuentra en un «supuesto de ruina inminente, por lo que se produce una clara situación de riesgo, a causa del grave estado físico del inmueble».

El documento dice que es «de imperiosa prioridad la desocupación de los dos pisos», y añade que los daños que pudieran sufrir los ocupas en el interior de las viviendas «podrían suponer un problema de responsabilidad patrimonial al mismo Ayuntamiento».

Desalojar a los ocupas es una de las actuaciones de emergencia que marca el informe, pero hay más. Las técnicas municipales resuelven que es necesario tapiar el acceso a la escalera de las viviendas desde la calle, para evitar nuevas ocupaciones, y apuntalar la totalidad de la finca, desde la planta baja –es decir, el vestíbulo del teatro–, hasta la cuarta planta, tal como ya se había comentado en otros informes anteriores.

Además, cuando se acaben estas actuaciones de emergencia, será momento de iniciar el trámite definitivo con «carácter de urgencia», según dice el informe. En primer lugar, encargar a un equipo técnico estructuralista el estudio y análisis integral de toda la estructura del inmueble y, una vez recibidas las conclusiones, encargar la redacción del proyecto ejecutivo de derribo de la estructura existente y del refuerzo estructural de las fachadas y medianeras con los inmuebles vecinos.

Los ocupas, la clave

El asunto del edificio del Teatro Metropol ha sido gestionado desde el minuto cero por la concejalía de Serveis Socials, teniendo en cuenta la mediación que se ha llevado con los ocupas para que acabasen marchándose del lugar. La concejal encargada de esta área, Inés Solé –quien también lleva el departamento de Cultura–, explicaba ayer que el peligro estaba en el tipo de actividad que llevaban a cabo los ocupas. «Teníamos miedo de que celebrasen fiestas o que subieran bidones con grandes cantidades de agua. Eso significaría un aumento del peso y entonces sí que estaría en riesgo su integridad física», dice Solé, quien asegura que la actividad en el teatro puede continuar, pese a cambiar el acceso.

Solé hacía meses que hablaba de encargar un informe técnico sobre el estado del edificio, pero lo cierto es que la llegada de los ocupas al lugar ha acelerado el proceso. «Tarde o temprano habríamos conocido la magnitud de la tragedia, ya que íbamos detrás de estas instalaciones», explica Solé, quien tiene claro que este inmueble debe acoger la Escola Municipal de Teatre.

«Este informe técnico evidencia cómo se han tratado los equipamientos culturales en los últimos años en Tarragona. Hemos dejado que nos caiga la ciudad encima, y los tarraconenses no se lo merecen», explicaba ayer la edil cupaire.

Algunas de las actuaciones previstas se financiarán con el fondo de contingencia –preparado para cosas imprevistas–, y otras a través de la partida presupuestaria dedicada al Teatre Metropol.

El informe determina desalojar a los ocupas, tapiar la puerta y apuntalar toda la finca
Comentarios
Multimedia Diari