Los proyectos de Tarragona a vista de helicóptero

Sobrevolando la ciudad se puede vislumbrar la terminal de coches del Port de Tarragona, el nuevo Mercat Central o el estado de las obras del anillo mediterráneo

| Actualizado a 24 noviembre 2017 19:57
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

Tarragona y su entorno son espectaculares. A pie de playa o de Rambla . Pero, sobre todo, si se sobrevuela a bordo de un helicóptero. El trayecto desde el aeropuerto de Reus hasta la Platja Llarga permite vislumbrar los proyectos de Tarragona. Por ejemplo, hay una alucinante perspectiva de la terminal de coches del Port de Tarragona. Actualmente pasan por la misma cada año 150.000 vehículos, principalmente de las marcas Kia y Hyundai. Esta cifra se disparará porque Volkswagen ha decidido convertir el Port en su hub logístico en el este de la Península. 

El grupo alemán tiene previsto mover 80.000 coches al año. Otras dos instantáneas del frontal marítimo pueden cambiar. Una, seguro: el Balcó del Mediterrani porque a finales de año se estrenará la pasarela que unirá la Baixada del Toro y la playa del Miracle. La vieja aspiración de poder bajar andando hasta la playa desde la Rambla será una realidad. La otra fotografía que podría modificarse es la del antiguo preventorio de la Savinosa, en primera línea de mar y, un poco más tierra adentro, la de la zona de la Budellera. Hay un proyecto arquitectónico para el preventorio –quién sabe si acabará en la papelera como tantos otros– y un  polémico plan para construir 4.200 viviendas en la Budellera.

El paseo aéreo también permite captar el entorno del Mercat (ya se ha desmontado una carpa que iba a ser ‘provisional y ha durado diez años) y el estado de las obras del anillo mediterráneo. Después del vergonzoso aplazamiento de un año  de los Juegos–que implicó los consabidos cruces de acusaciones entre políticos–, la financiación del acontecimiento parece garantizada tras el convenio firmado con el Gobierno central. El Ejecutivo del PP, como no, aprovechó para ponerse la medallita y apelar a que la sacrosanta «unidad» de España «conduce al éxito». Uno de los últimos políticos en darse un paseíto por las instalaciones fue el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero.

Sorprende sobrevolar el barrio de Sant Pere i Sant Pau, el más poblado de Tarragona, con la Avinguda Països Catalans como arteria principal. A su lado se ubica el campus Sescelades de la Universitat Rovira i Virgili, que celebra su vigesimoquinto aniversario

Comentarios
Multimedia Diari