Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Más de 500 personas realizan trabajos para la comunidad en el Camp de Tarragona

Las personas que cumplen una pena haciendo cada día tareas a la comunidad destinan casi 170.000 horas anuales

| Actualizado a 18 julio 2022 11:50
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Los Servicios Territoriales del Departamento de Justicia a Tarragona han organizado este julio una jornada en coordinación con las entidades que colaboran con el programa de trabajos en beneficio de la comunidad en las comarcas tarraconenses. La jornada, celebrada al Tinglado 1 del Port de Tarragona, ha significado el reencuentro presencial de los diferentes actores y operadores que participan en la gestión de los trabajos comunitarios, después de las restricciones por la Covid.

El encuentro también ha servido para hacer un intercambio de experiencias así como de reconocimiento por las buenas prácticas de coordinación y cooperación en la acogida y acompañamiento de personas penadas a la realización de penas de trabajos en beneficio de la comunidad. La Jornada fue inaugurada por la directora general de Ejecución Penal en la Comunidad y Justicia Juvenil, Susagna Roura, la directora del Servicios Territoriales de Justicia a Tarragona, Mònica Solé y el presidente del Puerto de Tarragona, Josep M. Cruset.

Colaboración con las entidades

El programa de trabajos en beneficio de la comunidad es un claro ejemplo de colaboración público-privada que beneficia a todas las partes. Por un lado, el Departamento de Justicia es el responsable de la ejecución de las medidas penales alternativas y Intress, es la entidad proveedora de la prestación del servicio de Medidas Penales Alternativas en el Camp de Tarragona.

Intress se encarga de casar las necesidades de los penados con trabajos en beneficio de la comunidad con las entidades, asociaciones, ayuntamientos e instituciones que acogen estas personas y les dan una oportunidad de cumplir la pena en un entorno asociativo. También hacen el seguimiento y control del cumplimiento de los trabajos en beneficio de la comunidad.

Estas entidades, asociaciones, ayuntamientos e instituciones son una de las partes más importantes del programa puesto que permiten el cumplimiento de las penas con tareas de apoyo a la actividad de cada una de ellas. Estas tareas de apoyo pueden ir desde trabajos de mantenimiento, pintura, jardinería, hasta atención telefónica, atención presencial, archivo... siempre con el acompañamiento y apoyo de una persona de la entidad.

Los grandes beneficiados son las personas que cumplen penas de trabajos comunitarios puesto que en muchos casos esta experiencia los proporciona una segunda oportunidad, una relación con mirada limpia, sin estigmas y que los permite rehacer su vida.

Bajo índice de reincidencia

Mientras que el índice de reincidencia general penitenciaria es del 30,2%- uno de los más bajos respeto modelos del entorno- en el ámbito de las medidas penales alternativas es del 10,4%. Esta cifra se reduce al 9,7% en los casos de trabajos en beneficio de la comunidad y de los programas formativos, y supone la cifra más baja de reincidencia de las medidas penales en su conjunto.

Esta evidencia también se puede coger cuando la mayoría de las personas penadas con trabajos en beneficio de la comunidad muestran la aceptación del reproche social por el delito cometido, la voluntad de reparar el daño causado a la sociedad y de superar las dificultades que los van surgiendo durante el proceso de ejecución de la pena así como la satisfacción personal por el compromiso cumplido.

La serie de experiencias y testigos expuestos a lo largo de la Jornada, organizada entre el Departamento de Justicia y la entidad Intress, han constatado que la participación comunitaria en la ejecución de las medidas penales no solo es posible, sino que es del todo necesaria y resulta muy efectiva, puesto que, como ha dicho la consejera de Justicia, Lourdes Ciuró, en varias ocasiones “la ejecución de las medidas penales es una responsabilidad colectiva”.

En la conclusión también participaron la directora territorial de Intress en Catalunya, Pilar Núñez y la jefa del área de Medidas Penales Alternativas de la Dirección general de Ejecución Penal en la Comunidad y de Justicia Juvenil, Teresa Clavaguera.

Comentarios
Multimedia Diari