Ómicron multiplica por 10 los contagios en las residencias tarraconenses

La cifra de casos confirmados entre el 14 y el 20 de enero es superior a la misma semana de hace un año, con la diferencia de que la mortalidad se ha reducido prácticamente a cero

| Actualizado a 26 enero 2022 17:20
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

La sexta ola de la Covid-19, con la variante ómicron al frente, también ha hecho estragos –en cuanto a contagios se refiere– en las residencias de mayores de la provincia de Tarragona, donde los casos positivos confirmados se han multiplicado por 10 en un mes. Las cifras son abrumadoras. Entre el 14 y el 20 de enero se detectaron 226 positivos de Covid-19 en las residencias. Justo un mes antes (del 14 al 20 de diciembre), los casos eran 23.

La gran noticia, y es aquí donde los elevadísimos índices de vacunación con pauta completa juegan un papel importantísimo, es que este aumento de los contagios no se ha visto reflejado ni en la gravedad de los casos ni, en consecuencia, en un incremento de la mortalidad. La semana pasada fallecían cuatro usuarios de las residencias tarraconenses por Covid (ninguno hace un mes), mientras que en la misma semana de hace un año, con menos casos positivos (195), la mortalidad se elevaba hasta la quincena.

«Es lógico que el virus haya entrado en las residencias, pero la gran noticia es que los abuelos no enferman y no mueren»

Cinta Pascual. Presidenta de la Associació Catalana de Recursos Assistencials (ACRA)

Cinta Pascual, presidenta de la Associació Catalana de Recursos Assistencials (ACRA), tiene muy claro que «cuando las cifras de contagios son tan bestias a nivel general, los centros no somos estancos, sino que también vivimos y formamos parte de la sociedad. La gente, tanto los trabajadores como los familiares de los residentes, entra y sale. Tú puedes controlar el virus cuando estás cerrado, pero el aumento de contagios es tan fuerte que es lógico que el virus haya entrado en esta sexta ola en las residencias».

Tal y como reflejan los números de la entrada de la sexta ola en las residencias, Pascual quiere destacar que «la gran noticia de todo es que nuestros abuelos no enferman y no mueren. Esto es maravilloso. La tercera dosis de la vacuna ha sido muy importante y queremos que lleguen todas las dosis que tengan que venir, así como estudios de inmunidad».

«Hemos notado el colapso de la atención primaria y la situación es horrorosa»
Cinta Pascual. Presidenta de la Associació Catalana de Recursos Assistencials (ACRA)

No obstante, la presidenta de ACRA quiere dejar claro que, aunque los residentes no enfermen y no mueran, «tenemos mucho trabajo». Esta sexta ola ha vuelto a dejar al descubierto las carencias de nuestro sistema sanitario, especialmente de la atención primaria, que se ha visto desbordada ante la avalancha de casos. «Nosotros también estamos notando el colapso de la atención primaria y la situación es horrorosa», dice Cinta Pascual, quien pone algunos ejemplos. «Antes nos hacían PCR todas las semanas y ahora nos dicen que nos las hagamos nosotros. Antes nos visitaba un médico a la semana para hacer seguimiento y ahora nos dicen que si no es necesario, que no lo llamemos. Además, estamos teniendo muchas dificultades para cubrir el alud de bajas de nuestro personal».

Cambios en el protocolo

Los protocolos de las residencias catalanas de personas mayores volvieron a cambiar hacer pocos días, después de las quejas de los familiares por las restricciones con motivo de la pandemia. Así, la Generalitat ha flexibilizado las visitas y salidas a los geriátricos y centros de día, con el objetivo de atender las necesidades emocionales de los usuarios, según anunciaron los departamentos de Salut y Drets Socials.

Con el nuevo protocolo se acaban las cuarentenas obligatorias para los residentes inmunizados que hayan sido contacto estrecho de positivos. Y los que no tengan la Covid pueden recibir visitas y hacer salidas con los familiares.

También pueden salir y recibir visitas los usuarios que estén en residencias con brotes de Covid, si se encuentran en una zona libre del virus, en el caso de que los contactos estrechos estén correctamente inmunizados.

Los positivos con síntomas leves o asintomáticos también pueden recibir visitas. Si son de la familia serán con cita previa y en espacios individualizados. Se mantiene el máximo de dos familiares por residente y la necesidad de presentar el certificado covid o, en el caso de no tenerlo, hacerse un test de antígenos. Los trabajadores positivos, después de la cuarentena, no podrán volver al trabajo hasta tres días después de dejar de tener síntomas.

Comentarios
Multimedia Diari