¿Puedo dejar de trabajar si me toca el ‘Gordo?

Siete décimos del primer premio bien invertidos pueden generar, en una pareja de 30 años, una renta de 3.500 € al mes hasta los 90

| Actualizado a 22 diciembre 2021 06:10
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Dejar de trabajar es uno de los grandes sueños que tenemos si algún día nos toca la lotería y que, por estas fechas, siempre se repite. Pero este anhelo, ¿es posible si nos toca el premio ‘Gordo’ de la Lotería de Navidad? El Diario Vasco publicaba en su edición del pasado sábado un interesante reportaje donde, según los cálculos de asesores financieros, explicaba cuánto dinero sería necesario que nos tocase para poder retirarnos.

Lo hacía con cuatro ejemplos de parejas de 30, 40, 50 y 60 años, que dispondrían de 3.500 euros al mes para sus gastos hasta los 90 años. En los tres primeros casos, además de los 3.500 euros mensuales, también necesitarían otros 750 hasta los 65 años para pagar las hipotecas de sus viviendas.

En cada uno de los supuestos, la asesora patrimonial que aparece en el reportaje plantea tres escenarios: con una inversión conservadora, una moderada y otra más arriesgada.

Si nos centramos en la segunda hipótesis (la moderada), metiendo en activos financieros de renta variable el 50% del premio, la pareja de 60 años es la única que se acerca, con menos de dos décimos, a la jubilación permanente. Cada uno de los miembros contaría con una pensión de 1.000 euros, de forma que para vivir cómodamente hasta los 90 necesitarían unos 500.000 euros, algo más de un décimo.

Pero el resto de parejas (30, 40, y 50 años), que si se retiran antes de tiempo no tendrán derecho a la prestación económica por haber trabajado, solo tendrán el premio y el rendimiento que le saquen. Los treintañeros necesitarán cerca de dos millones (casi cinco décimos); los cuarentones, 1,8 millones (cuatro décimos y medio; y la pareja de 50 años, 1,5 millones (casi cuatro papeletas).

Los expertos financieros ofrecen una serie de consejos si logramos arañar alguno de los grandes premios. Lo primero que recomiendan es no tomar ninguna decisión precipitada. Hay que recordar que los premios superiores a 2.000 euros no se pueden cobrar en las Administraciones de Lotería, así que, en este caso, tenemos tres meses para solicitar el cobro en uno de los bancos autorizados por Loterías y Apuestas del Estado.

En cuanto a los impuestos, se mantiene el gravamen del 20% para todos los décimos premiados. Solo tienen la obligación de tributar el ‘Gordo, el segundo y el tercer premio. Es decir, el importe neto del premio (400.000 euros por décimo), tras el pago de impuestos se quedaría en 328.000 euros. El segundo premio (125.00 euros) se situaría en 108.000 euros y el tercero se reduciría de 50.000 a 48.000 euros.

Los expertos también recomiendan evitar dejar nuestro capital en depósitos y cuentas corrientes ya que el incremento de la inflación, asociado a la elección de este tipo de productos para no asumir riesgos, perjudica el ahorro conservador. También se recomienda estudiar bien si merece la pena liquidar préstamos o amortizar parte de la hipoteca. Reducir deuda tiene sentido económico siempre que el coste, es decir, el tipo de interés, sea superior a la rentabilidad que alcanzaríamos con otro activo financiero.

Comentarios
Multimedia Diari