Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Queman once contenedores en una semana en Tarragona

La Guàrdia Urbana está trabajando en un dispositivo para identificar y detener a los autores de los hechos. La hipótesis policial es que se trata de un grupo de vándalos o de pirómanos

| Actualizado a 01 noviembre 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Un pirómano –o un grupo de pirómanos– anda suelto por Tarragona. En ocho días se han quemado un total de once contenedores en diferentes puntos de la ciudad. Desde la zona centro hasta los barrios de Ponent, pasando por la Part Baixa. El modus operandi es bastante similar en todos los casos, lo que hace pensar que se trata de una misma persona o de un mismo grupo de individuos. Según ha podido saber el Diari, reponer cada uno de los contenedores cuesta 2.500 euros a las arcas públicas. Por el momento, ya llevamos más de 25.000 euros gastados en una sola semana por este acto vandálico. Por su parte, la Guàrdia Urbana está trabajando en un dispositivo para detener a los autores de los hechos.

El primer episodio tuvo lugar la noche del pasado lunes 23 de octubre, entre las ocho y las nueve. Casi de manera simultánea se registraban cinco incendios de contenedores en cuatro puntos de la ciudad. En algunos casos se llegó a cortar incluso la vía por la magnitud del fuego. Las calles afectadas por contenedores quemados fueron la Cristòfor Colom, Baró de les Quatre Torres, Santa Joaquima de Vedruna –dos recipientes incendiados– y la calle Sant Antoni Maria Claret. Los bomberos apagaron los fuegos y la empresa Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) se encargó de reponer los contenedores.

Ni 24 horas después, los servicios de emergencia volvían a ser alertados de incendios en dos contenedores –uno de cartón y el otro de cristal–. En este caso, en la otra punta de la ciudad, en Campclar, concretamente en las calles Riu Siurana y Riu Onyar. Según fuentes policiales, estos incendios habrían sido presuntamente provocados por otras personas que nada tienen que ver con los incendios del día anterior.

La ciudad pudo descansar hasta el sábado, cuando se prendió fuego a otros dos contenedores en la calle Mossèn Ritort i Faus, en el centro de la ciudad. Por las características de los hechos, también parecía que habían sido intencionados. El aviso se recibió a las 23.07 y mientras los bomberos apagaban el fuego del primer contenedor, la Guàrdia Urbana les alertaba de que, a 200 metros, ardía otro.

Finalmente, el último episodio se registró durante la tarde-noche del domingo. El primer contenedor incendiado fue en la calle Soler –donde se quemó el 50% del depósito–, y el otro, en Bonavista, en la calle 21.

Once contenedores en ocho días. El récord para la ciudad de Tarragona. Según fuentes municipales, reponer cada uno de estos contenedores cuesta unos 2.500 euros de media, lo que significa que, en una semana, se han gastado unos 27.500 euros de las arcas públicas.

¿Vándalos o pirómanos?

Con este escenario, la Guàrdia Urbana trabaja desde hace días en un dispositivo con el objetivo de identificar a los supuestos autores de los hechos. Según ha podido saber el Diari, la policía ya sospecha de un grupo de personas, con un perfil muy poco habitual en estos casos. Las hipótesis que maneja la Guàrdia Urbana es que los autores de los incendios en contenedores lo harían por vandalismo o bien debido a un trastorno, como por ejemplo, que fueran pirómanos.

Mayoritariamente, los autores prenden fuego a los contenedores de papel, que son los que más rápido se incendian. El modus operandi es siempre el mismo: con un mechero queman un papel y lo arrojan dentro del depósito.

Actualmente, la policía está analizando al detalle las cámaras de videovigilancia ubicadas cerca de las calles afectadas por los incendios. «Es curioso porque, en Tarragona, estas oleadas ocurren una o dos veces al año», explica la concejala de Seguretat Ciutadana, Cristina Guzmán, quien no descarta que los autores de estos episodios sean reincidentes.

Ya hubo detenciones

Cabe recordar que, el pasado mes de abril, la Guàrdia Urbana ya detuvo a dos individuos en Tarragona por otra oleada de quemas de contenedores. Se les acusó de un presunto delito de daños.

Por su parte, la concejala de Seguretat Ciutadana, Cristina Guzmán, aprovecha este artículo para hacer un llamamiento a la colaboración y responsabilidad ciudadana para identificar y detener a los autores lo antes posible.

Comentarios
Multimedia Diari