Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Reabre el reformado Museu Diocesà

Se ha renovado con dos salas que dan un mayor orden cronológico a la exposición

| Actualizado a 06 julio 2022 09:38
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Temas:

El Museu Diocesà de Tarragona reabre sus puertas con un mayor orden museístico y con dos salas que repasan la historia cristiana de la ciudad. Ayer por la tarde fueron inauguradas las dos salas principales donde se exponen un centenar de las más de trescientas piezas que tiene el equipamiento. Las grandes mejoras que se han hecho se basan en un mejor orden cronológico de su exposición y un documento audiovisual que ayuda a explicar qué se puede encontrar. Materialmente, los trabajos están cifrados en unos 61.000 euros.

Después de su cierre en diciembre de 2021, el museo reabre con un cambio en su exposición. Se ha querido dar un mayor sentido a lo que el visitante puede encontrar. El director del Museu Diocesà de Tarragona, Andreu Muñoz, lo bautiza como «coherencia discursiva». Lo que se busca es un viaje ordenado entre las diferentes fases de la historia cristiana de la ciudad de Tarragona. Para ello, también se han hecho nuevos tótems informativos en catalán, castellano e inglés. Muñoz destaca que se quería cambiar porque «antes había una amalgama de piezas».

Lo que se ha hecho es mover parte del patrimonio más antiguo cronológicamente a una nueva sala. Esta situada en la antigua tienda de souvenirs de la Catedral de Tarragona, ubicada justo antes de la entrada al claustro. En ella, se exponen las reliquias más destacadas de la extensa colección con la que cuenta el museo. Su director comenta que en esta sala hay «las diez mejores piezas». «Aquellas que el visitante no se puede perder», añade. Éstas son las que datan entre la prehistoria hasta el mundo islámico.

En la primera sala, se pueden ver grandes piezas como ‘El Sarcófago de Apolo y las nueve musas’, material paleocristiano o la estela funeraria del auriga Eutyches, la bautizada por Muñoz como «la joya de la corona».

El segundo espacio no es nuevo, pero sí que se ha renovado. Es en el antiguo refectorio del claustro, donde antes estaba ubicada la primera sala del museo. Se ha renovado con nuevas vitrinas y un orden que también está más cuidado. Se ven piezas des del siglo XII al XIV, coincidiendo con la restauración de Tarragona y la construcción de la Catedral.

Muñoz aprovechó para destacar que el futuro inmediato pasa por intervenir en la pinacoteca gótica y en seguir ordenando las otras cuatro salas.

El objetivo final, es poder llegar a un proyecto que sueña con exponer las 12.000 piezas que hay en el museo en la Casa del Canonges. «Este macroproyecto depende de una cuestión presupuestaria. Perfectamente, podría llegar a los tres millones de euros», destacó Muñoz, que piensa que con una intervención de los fondos Next Generation o los FEDER (el Fondo Europeo de Desarrollo Regional) «se aceleraría de forma total». Des de la dirección creen que se reduciría el plazo de construcción en cinco años.

Comentarios
Multimedia Diari