Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Ricomà: «No subiremos impuestos en 2023»

«Con la inflación y la inestabilidad que hay es muy difícil plantear ahora estos esfuerzos. Seguiremos todo el año con el presupuesto prorrogado»

| Actualizado a 19 junio 2022 13:22
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Esta semana se cumple un año del pacto con JxTGN y la CUP. ¿Lo volvería a firmar?

Sí, sin lugar a dudas. Y exactamente igual que lo hicimos.

¿Sí? Pese a estar en minoría y no tener presupuesto?

Es que nosotros no vinimos para hacer cosas cómodas. Buscamos la opción que nos parecía que podía cambiar Tarragona. Veníamos de una campaña en la cual varios partidos reiteraban que era necesario un cambio. Este gobierno se hizo con esta intención.

La CUP dice que un 64% del pacto está en ejecución. ¿Qué nota le pondría?

Estoy muy contento. Hay muchas cosas iniciadas y muy bien orientadas, con unos objetivos claros. Vamos avanzando, tanto a nivel de infraestructuras como económico, pese a que estamos en un momento de muchas dificultades.

¿Es un gobierno sólido?

Sí. Estamos aprobando casi todo lo que presentamos en el pleno.

Sí, pero la realidad es que ahora no hay ni cuentas ni POUM.

El POUM aún no podemos presentarlo, pero es cierto que la situación general es complicadísima. Algunos alcaldes me dicen que hemos vivido el Covid, pero en Tarragona, además, hemos sufrido los temporales, Iqoxe, la anulación del POUM, la herencia del Amfiteatre con peligro de derrumbe... Todo ello lo enfocamos con honestidad, mucho trabajo y escuchando a la gente. Este es el gran cambio. Y mire que hemos tomado medidas que no nos apetecían...

¿Por ejemplo?

Hay varias. Una fue en la Mancomunitat de Residus, que lideramos desde la presidencia. Allí se vive una renovación de la maquinaria debido a su obsolescencia. Hace diez años, la Agència Catalana de Residus destinó 20 millones para hacer esto, pero conlleva que los ayuntamientos deben aportar una parte. El exalcalde no activó este dinero, y ahora la obsolescencia nos cuesta 60 millones. Por esto asumimos la decisión de subir tarifas el primer año de mandato.

¿Subirán la basura en 2023?

No. Ya se hizo a principio de mandato.

Estamos en una época con una inflación de dobles dígitos a raíz de la guerra en Ucrania. ¿Incrementarán los tributos el próximo año?

Ahora no nos planteamos subirlos.

En el pacto con JxTGN y la CUP se indica que el objetivo del gobierno es «implementar una fiscalidad progresiva para que quien más tiene, pague más, para que quien menos tiene, pague menos». ¿Lo aplicarán?

Esto es una voluntad que requiere de mucho diálogo y esfuerzo. Está en nuestro ADN, pero también es cierto que es complejo y que, con la inestabilidad que hay, es muy difícil plantear ahora estos esfuerzos.

¿La inestabilidad y la inflación hacen inviable tocar los impuestos para 2023?

Es que la situación es especialmente complicada porque en estos momentos nadie sabe si esta inflación se cronificará o si será un tema puntual. No sabemos cuánto durará la guerra, hay mucha inestabilidad... Por esto, no tomaremos decisiones de largo recorrido para afrontar situaciones que pueden ser de corto recorrido.

Pero piden los vados de los tres últimos años en Llevant.

Debemos ser responsables. Es de justicia que la gente pague por usar el espacio público. Evidentemente que si no lo hiciéramos nos ahorraríamos raons, pero la política no va de esto, sino de asumir responsabilidades.

¿Por qué no se habían cobrado hasta ahora?

Es que vamos arreglando cosas a medida que podemos.

¿Esta inspección fiscal se ampliará a otras zonas de TGN?

Sí, claro. De hecho, creo que ya se ha hecho en los polígonos.

Tarragona es la única ciudad catalana de más de 70.000 habitantes sin presupuesto para 2022. ¿Por qué no lo forzó con una cuestión de confianza cómo sí hicieron Lleida y Tortosa?

Hay otros casos, como Girona, que en 2020 también estuvo igual. No nos daba miedo, pero estamos aprobando todos los modificativos de crédito.

Pero a 1 de enero de 2023 pueden volver a encontrarse con los números de 1 de enero de 2021, con la inflación acumulada...

Cuando toque hablar de 2023 ya lo haremos, pero de momento estamos en 2022. Lo estamos salvando muy bien.

¿Cree que el PSC habría impulsado una moción de censura si Rubén Viñuales estuviera en el pleno?

Lo único que sé es que Viñuales y dos personas más que ya no están en Ciutadans intentaron convencer a tres ediles de otro partido, que les dieron calabazas. La recompensa fue que Viñuales se fue al Parlament. Ahora nadie entendería que se volviera a intentar.

Estamos a mediados de junio. ¿Descarta llevar al pleno una nueva propuesta para aprobar las cuentas de 2022?

Sí, absolutamente.

«El POUM es una oportunidad para desencallar la Tabacalera y abrir el uso de la parte noble a más allá del equipamiento público»

Ahora podrían aprobarlos por la baja de Carla Aguilar (ECP)

Sí, pero la mecánica de trabajo nos está funcionando. Con la situación tan inestable que hay a nivel mundial, por la guerra y los incrementos de costes, es mejor dejarlo estar y seguir tirando hacia adelante. Ya hemos tocado 35 millones, ya casi estamos en los números que queríamos tener.

Intentarán aprobar directamente el de 2023, pues.

Abriremos una nueva tanda de negociación, sí. Explicaremos la situación que hay a nivel fiscal y de liquidez, con la intención de que haya espíritu constructivo. El problema es que lo hicimos y nos llamaron alarmistas.

El Port ha anunciado que quiere 250.000 cruceristas a medio plazo, cuando Tarragona no llega a 140.000. ¿Este volumen de turistas es sostenible para una ciudad que quiere eliminar coches del centro para reducir las emisiones de carbono?

La huella turística de la ciudad, en su relación entre las plazas hoteleras y habitantes, es muy baja. El turismo es un motor que acciona otras actividades. Los cruceros, igual que los aviones, vivirán una renovación en los combustibles que usan, principalmente con uno de sintético de hidrógeno y captación de CO2. Debemos tener en cuenta, además, que el Moll de Balears está preparado para la electrificación.

¿La apuesta por los cruceros sigue al 100%?

No debemos quedar fuera de esta oportunidad. Llevamos muchos años detrás de los cruceros, ya desde la época de Sergi de los Rios. Si ahora frenamos, no sabremos si dentro de unos años podremos recuperarlos. Hay campo por recorrer, y más con la descarbonización que la UE exigirá a los transportes.

¿Los comercios deben abrir en domingo si hay cruceros?

Deben decidirlo los comercios.

¿El Ayuntamiento no tiene opinión al respecto?

Sí, pero debe ser una evaluación del coste-beneficio, que no es igual para un pequeño comercio que para una gran superficie. Ni para la conciliación familiar. Debemos pensar, además, que una parte importante del crucero no se queda en Tarragona, ya que hacen excursiones al Priorat o a Poblet. Entonces, falta ver cuántos de los que quedan vienen a tu comercio.

¿El modelo es Barcelona, dónde ha habido un amplio acuerdo para abrir 16 domingos entre mayo y septiembre?

Tarragona es Tarragona y Barcelona es Barcelona. Y tampoco somos ni Salou ni Altafulla, que tienen el comercio a pie de playa. El posible acuerdo debería adaptarse a la realidad de aquí, ya que el tamaño y el volumen de turistas es muy diferente. La solución debe ser técnica, pero en Barcelona tardaron dos años en firmarlo.

El sector de la restauración amenaza con movilizaciones por la nueva reordenación de las terrazas de la Rambla Nova y la Plaça Corsini.

Serán algunos, no todos... Por suerte, ahora el sector está tirando mucho, tanto en calidad como en cantidad. Los temas que puedan haber sobre las terrazas los arreglaremos, pero básicamente debemos volver a la situación prepandemia.

¿A qué se refiere?

A una convivencia entre terrazas y vecinos. Hicimos una ampliación muy generosa de las terrazas sin cobrar la tasa, pero ahora esto ya no tiene motivo de ser. Queremos que la gente pueda pasear por la calle. En esto, estoy convencido de que nos entenderemos con el sector.

«El próximo mandato debe ser el de la recuperación del diálogo y consenso con la oposición para llegar a acuerdos de ciudad»

Limitan la Rambla Nova y Corsini, pero mantienen la peatonalización de Cós del Bou.

Aún estamos en diálogo con los negocios.

¿Reactivarán la nueva ordenanza de las terrazas?

Lo primero es volver durante un tiempo a poner orden con la situación precovid, ya que ahora estamos en una situación que no es la normal. Más adelante, ya haremos otros planteamientos.

¿Hay masificación ahora?

Hay quien ha ampliado mucho. Debemos volver a ordenar para que haya compatibilidad con la movilidad.

El ministro Iceta (PSC) dice que no tiene ningún proyecto para la Tabacalera. ¿Miente?

No. Queremos un convenio a tres bandas entre quien pone el espacio (el Ayuntamiento), quien debe hacer la inversión (el Estado) y quien debe gestionarlo (la Generalitat). Sé que no será fácil, ya que al Estado le cuesta mucho invertir en bibliotecas. En Barcelona llevan más de diez años esperando.

El ministro enfrió bastante las expectativas y dejó la biblioteca central de Tarragona para «después de la de Barcelona».

No renunciamos a la de Tarragona, el lugar es el adecuado.

¿Descarta el Museu Nacional Arqueològic en la Tabacalera?

Aquí hay un problema. Otras tabacaleras, cuando hicieron su reconversión como espacios culturales, lo impulsaron en el momento de la cesión. ¿Por qué? Porque se compensó con operaciones inmobiliarias y la complicidad de otras administraciones. Aquí, sin embargo, no se hizo. Solo nos la quedamos, y a medida que van pasando los años, más cuesta. Y ahora es muy difícil.

ERC estaba en el gobierno municipal cuando la Tabacalera pasó a manos del Consistorio.

Desconozco qué es lo que se hizo y quien debía hacerlo. La realidad es que no se buscó ninguna fórmula, como sí que se hizo cuando se cedió el cuartel militar para construir la URV. Ahora, con el nuevo POUM, tenemos una oportunidad.

¿El POUM puede desencallar la Tabacalera?

Podemos abrir el uso del espacio a otros usos que no sean de equipamiento público. Queremos tener una visión abierta para la parte noble del recinto. No podemos tener el espacio encallado treinta años más.

Hace poco ofrecieron el emplazamiento al Govern para el Fòrum Judicial, que lo rechazó. Da la sensación de que no saben qué hacer en la Tabacalera.

Es un tema que estaba en discusión. Nunca ofrecimos toda la Tabacalera, sino una parte sin renunciar a la biblioteca central.

¿La ofrecerán para la agencia estatal de seguridad química?

Yo mismo le dije al Presidente Sánchez, después del accidente de Iqoxe, que aquí contamos con una universidad especializada, institutos de investigación y tenemos el mayor polígono petroquímico del sur de Europa. Debe controlarse la seguridad, pese a que la mayoría de accidentes no suceden aquí. Luego se aprobó la moción del Senado a instancias de Laura Castel (ERC), pero el Gobierno Central no le hizo caso. Ahora resulta que quieren descentralizar agencias, pero no nos gusta que exijan condiciones como que cedamos el espacio y paguemos el acondicionamiento, cuando a Madrid, por ejemplo, no le piden. Si los costes son asumibles, solo nos interesa tener la agencia de seguridad química.

«Con las terrazas volvemos a la situación precovid. Hicimos una ampliación generosa sin cobrar la tasa que ya no tiene motivo de ser»

Una persona independentista ve que, en cinco años, se ha pasado de declarar la independencia a pedir agencias estatales españolas. ¿Qué le diría?

No pasa nada, al final habrá un día que haremos un balance entre activos y pasivos... y nos pondremos de acuerdo. En la ciudad también tenemos cuerpos policiales, Hacienda, Correos, el Port... Si en alguna cosa podemos ser líderes no debemos renunciar a nada.

¿Gane o no, en 2023 será la última vez que se presente?

Sí, seguro. Lo tengo clarísimo.

¿Si volviera a ser investido alcalde lo sería hasta 2027?

Cumpliría todo el mandato.

Su sondeo les da que pueden ganar. ¿Tiene buenas sensaciones?

Sí, muy buenas. Noto mucho cariño. Solo hago un caso orientativo a las encuestas. Falta mucho tiempo.

¿La prioridad será un pacto con Junts y CUP?

Aún no podemos hablar de ello, en 2023 podemos tener un pleno con 8 ó 9 grupos o uno de 4 ó 5. Sea lo que sea, el próximo mandato debe ser el de la consolidación del cambio. No pactaremos con nadie que se oponga a ello.

¿El acuerdo para la agencia estatal restaura los puentes que Ballesteros dice que se han roto por Inipro?

La oposición ha sido muy poco colaboradora este mandato. Mi recuerdo es que, históricamente, la predisposición era la de llegar a grandes acuerdos en los temas de ciudad. Debemos recuperarlo.

¿El próximo mandato debe ser el de recuperar los grandes pactos?

Deberemos recuperar la colaboración, el diálogo y el consenso para no seguir pareciendo el Congreso.

¿Ve más posible recuperar el diálogo con Viñuales que con Ballesteros?

En el anterior mandato nosotros ya lo demostramos, pero la realidad es que en el actual no se está viendo.

Ballesteros le ha citado a declarar en el juicio de Inipro.

Me sorprende, porque en Catalunya hay más de 900 alcaldes que firman decretos, pero no con siete advertencias de ilegalidad. Lo que hizo él no se parece en nada a lo que hacemos nosotros, ha generado una acción judicial que ha imputado al PSC.

¿Mientras Inipro no tenga sentencia es inviable pactar con el PSC en Tarragona?

Este caso es muy importante. Presentamos la acusación para defender los bienes públicos, pero hay personas acusadas que siguen en el pleno, y ponen una carga emocional que complica las cosas. No vamos en contra de nadie.

¿Dimitiría si estuviera en la situación de Ballesteros?

Ya no me habría presentado a las elecciones.

¿Varas y Fortuny estarán en su lista de 2023 si el juez les imputa delitos por las querellas recibidas?

Ni me lo he planteado. Están aún en fase previa. No hay ninguna acusación.

¿Pone la mano en el fuego por todos sus concejales?

Sí, estoy seguro de que no hay ninguno que sea imputable. Si tuviera la mínima sospecha no estarían en el equipo.

El Nàstic no ha subido y Andreu desoja la margarita.¿Reducirán su participación en la SAD del Nàstic?

En la actual situación no nos planteamos tocar nada, las mantendremos. Soy el socio 77, quiero mucho al Nàstic. Andreu es un gran presidente que ha hecho historia.

Comentarios
Multimedia Diari