Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

«Se llevaron todo el dinero y las joyas que teníamos en casa»

Repuntan los robos en viviendas con la recuperación de la movilidad. En Catalunya se han producido este año una media de 60 cada día, por encima de los de 2020 y 2021 y cerca ya de los 77 de 2019

| Actualizado a 17 julio 2022 17:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

«Regresar de vacaciones y encontrar la casa patas arriba, desordenada, con la ropa tirada sobre la cama y el suelo y con todos los armarios revueltos para descubrir que los ladrones han aprovechado tu ausencia para entrar a robar es una experiencia que no le deseo a nadie». Así relata un hombre de 50 años que vive en la zona del hospital Joan XXIII de Tarragona el robo de su casa, el verano pasado. «Se llevaron el poco de dinero en efectivo que había en casa –incluso la hucha de mi hija, que podía tener unos 80 euros– y todas las joyas de oro, que en realidad no eran muchas, no somos precisamente gente que invierta en oro, pero que tenían para nosotros un gran valor sentimental, pues la gran mayoría eran regalos, como las medallas que los abuelos regalaron a las niñas cuando hicieron la comunión. Pero, más allá de lo material, lo peor es la sensación que te queda de que han quebrado tu intimidad, de que se han metido en tu habitación, de que han tocado tus cosas, de que no han respetado ese templo que debe ser una casa familiar».

En este caso, los ladrones entraron por el balcón, tras salvar una altura de más de cinco metros. Y no se contentaron con robar a nuestro protagonista –que ya ha instalado una alarma–, sino que además entraron a otros cuatro pisos del mismo edificio, también con sus propietarios de vacaciones. «Al parecer, según nos comentaron los Mossos cuando pusimos la denuncia, es gente que se dedica durante días a vigilar las casas aparentemente vacías para cerciorarse de que efectivamente no hay nadie antes de entrar», explica.

Es un ejemplo de lo que cada vez están viviendo más hogares catalanes. Tras un 2020 y un 2021 en que la poca movilidad provocó que las casas estuvieran habitadas la mayor parte del tiempo, ahora, con la vuelta a la normalidad y la posibilidad de ir de vacaciones sin restricciones, los robos en domicilios se han vuelto a disparar. Para hacernos una idea del escenario actual, en 2019 se registraron alrededor de 28.000 robos en viviendas en Catalunya, una media de casi 77 al día. Los dos años siguientes la cifra cayó a unos 17.000, es decir, 46 diarios. Ahora ya hemos llegado a una media de 60 al día, muchos más que en pandemia más cerca del ritmo de 2019.

Los asaltantes suelen poner marcas en la cerradura para ver si hay alguien en el domicilio

Quién más quién menos ha sido víctima de un robo de estas características alguna vez, o conoce a alguien que lo ha sufrido. Y si no, todos podemos serlo algún día. Por ello es interesante conocer lo que explica Jordi Pedret, Caporal de la Unitat Regional de Proximitat i Atenció al Ciutadà dels Mossos d’Esquadra a la Regió Policial del Camp de Tarragona. Antes de dar consejos para evitar que entren en nuestra casa a robar, Pedret comenta que «con la recuperación de la movilidad los domicilios están más vacíos», lo que acaban aprovechando los ladrones para entrar. Asimismo, aunque sostiene que no hay zonas de la demarcación más conflictivas que otras, sí señala que allí donde hay segundas residencias y viviendas que suelen estar vacías el riesgo es mucho mayor.

Para reducir este riesgo, Pedret destaca algunas medidas que pueden tomar los propietarios. En primer lugar, lo más básico: hay que cerrar la puerta siempre con llave, así se dificulta mucho más el trabajo al ladrón, pues si solo cerramos de golpe le es más sencillo abrir el inmueble. «Tampoco se debe abrir nunca a personas desconocidas», pide el Caporal, que recuerda que cualquier trabajador de alguna empresa de suministros debe ir correctamente identificado y las compañías ya avisan si tienen que venir a casa.

De la misma forma, y sobre todo cuando nos vamos de vacaciones o a pasar unos días fuera de casa, es primordial asegurarse de que hemos cerrado bien todas las puertas y ventanas, pero a la vez no debemos dejar pistas claras de que no hay nadie en el domicilio, explica Pedret. «Podemos dejar alguna persiana un poco subida y, si es posible, que algún vecino o alguien de confianza nos vaya vaciando el buzón. La clave es que no parezca que no hay nadie en el interior», sostiene el mosso.

Otro de los puntos importantes cuando nos vamos de vacaciones es no hacerlo público, una medida que poco se toma hoy en día con las redes sociales, donde mucha gente muestra todo lo que hace. En este sentido, Pedret es claro al reclamar que «nunca debemos explicar a la gente –solo a la de mucha confianza– que nos vamos de vacaciones ni cuantos días van a durar, ni debemos colgarlo en Internet, pues estás ofreciendo datos muy claros de que tu domicilio está vacío y hasta cuando lo estará».

Por otro lado, y apelando a la corresponsabilidad vecinal, el Caporal dice que siempre debemos estar atentos a las personas que entran y salen del edificio o que rondan por la zona residencial en la que vivimos. «Debemos estar atentos y si vemos a alguien desconocido, sospechoso, con actitud de vigilancia, hay que trasladar el aviso al 112», advierte.

Finalmente, y en caso de sufrir un robo, Pedret dice que lo primero que hay que hacer es avisar a la policía, y si nos encontramos cara a cara con el ladrón no debemos enfrentarnos a él. Asimismo, cuenta que no hay que tocar nada para que los Mossos puedan hacer las comprobaciones necesarias. Finalmente, habría que presentar una denuncia.

Marcas en las cerraduras

Cada vez es más común que, los ladrones, para cerciorarse de que un domicilio está vacío colocan unos marcadores en las puertas. Suelen ser o pequeños plásticos en la cerradura o un hilito de silicona imperceptible para la vista si uno no se fija bien. De este modo, vuelven al cabo de un tiempo a la puerta y si estos marcadores están en la misma posición –es decir, nadie ha abierto la puerta, si no habrían caído– ya saben que el inmueble esta vacío, explica Pedret.

Con todo, el Caporal de los Mossos insiste en la corresponsabilidad vecinal y en que una persona de confianza vaya de vez en cuando a la vivienda si nos hemos ido unos cuantos días. Así, vaciando la correspondencia y abriendo y cerrando la puerta –con la consiguiente caída de posibles marcadores– se evita que los ladrones puedan detectar que no hay nadie en casa.

Efectivo y objetos valiosos

Como le ocurrió al tarraconense que nos ha contado su experiencia tras ser víctima de un robo en su vivienda, Pedret señala que los ladrones buscan principalmente objetos valiosos –como dispositivos electrónicos o joyas– y dinero en efectivo. Por ello, el policía recomienda no tener en casa dinero en metálico y, si se tiene, siempre en lugares seguros como una caja fuerte. «Al fin y al cabo intentan acceder a cosas que sean fáciles de transportar y de vender después en el mercado negro», concluye.

Habrá que ver como avanza la tendencia de este tipo de delitos, y si con la vuelta a la normalidad también se recuperan las cifras de antes de la pandemia. El caso es que, aunque parezca que no, hay muchas maneras de evitar que nos entren en casa, simplemente hay que ser conscientes de que cualquier día nos puede tocar y hacer caso a los consejos policiales.

Comentarios
Multimedia Diari