Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Vuelve a conducir ebrio por Tarragona 43 días antes de recuperar el carnet

Ha sido condenado por tres delitos: conducción sin permiso, bajo la influencia del alcohol y por negativa a someterse a las pruebas

| Actualizado a 07 diciembre 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

àngel juanpere

tarragona

Un hombre al que le faltaban 43 días para recuperar el carnet de conducir –que lo había perdido por resolución judicial por ir ebrio– volvió a ponerse al volante en Tarragona, siendo interceptado por una patrulla de los Mossos d’Esquadra.

El Juzgado de lo Penal 1 de Tarragona lo condenó por tres delitos: contra la seguridad vial por conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas, con la atenuante de reincidencia (multa de 1.440 euros y retirada del carnet durante un año); por conducción sin permiso, con la atenuante de embriaguez (1.440 euros de multa), y negativa a someterse a las pruebas de detección alcohólica (medio año de prisión y uno de retirada del carnet).

La sentencia ha sido confirmada por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Tarragona, que ha rechazado el recurso de apelación presentado por el abogado defensor.

El acusado es un ciudadano italiano. El 27 de octubre de 2019 fue condenado, en sentencia de conformidad, por el Juzgado de Instrucción 6 de Tarragona a 480 euros de multa y a la retirada del carnet durante ocho meses y dos días por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

La condena finalizaba el 22 de junio del año pasado.

Pero a las dos y media de la madrugada del 10 de mayo de 2021, una patrulla de los Mossos d’Esquadra procedió a interceptar una furgoneta Peugeot en la calle Talavera, en la Part Alta de Tarragona, para efectuar comprobaciones.

Los agentes vieron que el conductor –y hoy condenado– presentaba síntomas claros de ir bajo los efectos de bebidas alcohólicas. Los policías comprobaron que tenía el carnet retirado y solicitaron la presencia de la Guàrdia Urbana para hacerse cargo del caso.

Los policías vieron que presentaba síntomas externos del estado de intoxicación etílica, además de halitosis, actitud agresiva y desafiante, con cambios de estado –estando enfadado, agresivo e inquieto–, movimientos oscilantes de la verticalidad, costándole mantenerla.

Los guardias le informaron de la necesidad de realización de las pruebas de impregnación alcohólica, negándose reiteradamente.

Comentarios
Multimedia Diari