Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Ya son visibles los cimientos del edificio puente del nuevo Hospital Joan XXIII

Esta construcción unirá las Urgencias actuales con el nuevo edificio principal, que se licitará a mediados del año que viene

| Actualizado a 24 noviembre 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Las obras del nuevo Hospital Joan XXIII ya son visibles para toda la ciudadanía. Actualmente, los operarios están trabajando en los cimientos del que debe ser el edificio puente, que unirá el bloque de Urgencias –conocido como el C– con el nuevo edificio principal, que se le llamará CORE. La fase en la que nos encontramos ahora es la de trabajos previos, aquella que permitirá dejarlo todo a punto para poder construir el edificio central a partir del año que viene. Además, en esta fase, también se han adaptado los accesos para facilitar las obras y se han llevado a cabo los estudios arqueológicos, con alguna sorpresa incluida, como por ejemplo el hallazgo de una mina antigua. El coste de esta primera fase asciende a 11 millones de euros, que se adjudicaron con dos contratos a primeros de año.

«Cuando se plantea construir un hospital nuevo al lado de otro ya existente, las obras son técnicamente más complejas. Primero, porque nos podemos encontrar con cosas no previstas o que no están documentadas y, después, porqué el objetivo principal es no interferir en la actividad habitual del centro», explica Martí Ballart, gerente de inversiones y patrimonio del CatSalut, quien añade que «por eso se decidió sacar a concurso los trabajos previos a la construcción del edificio principal. Para tenerlo todo a punto».

Para poder conectar el edificio C con el principal se plantean dos actuaciones. Por un lado, el edificio puente y, por el otro, un núcleo de comunicaciones vertical que unirá las plantas. Actualmente, a simple vista, se pueden ver los trabajos de la galería del edificio puente, por donde pasarán todos los suministros e instalaciones eléctricas. Para todo ello ha sido necesario llevar a cabo una serie de actuaciones previas, como por ejemplo, el nuevo acceso rodado a las Urgencias. En este caso, las ambulancias acceden al lugar a través del vial que hay entre el parking de personal y el de los pacientes –el paralelo a la calle Joan Pau II–. «Además también se han reformado los circuitos de evacuación y se ha llevado una línea de media tensión alternativa, que da servicio al edificio C», detalla Assumpta Teixidor, gerente del ámbito sanitario y socioeconómico de Infraestructures de la Generalitat.

Actualmente, el acceso a pie a Urgencias es el mismo que antes de empezar las obras, aunque se prevé que, al iniciarse la construcción del edificio puente, la puerta se trasladará al lateral del bloque, es decir, cerca del inmueble del Francolí. Cabe tener en cuenta que el edificio puente se construirá perpendicular al de Urgencias, en dirección la calle de Guillem Oliver.

El helipuerto provisional

Otra de las actuaciones que se han llevado a cabo en esta fase de trabajos previos ha sido el cambio de ubicación del helipuerto. Hasta ahora se encontraba justo delante de las Urgencias, cosa que era incompatible con las obras. El nuevo helipuerto provisional se encuentra a unos 800 metros del hospital, en unos terrenos que ha cedido el Ayuntamiento y que había sido el vivero municipal. «Está previsto que el nuevo equipamiento entre en funcionamiento a principios del año que viene», explica Teixidor, quien añade que la infraestructura está preparada para acoger vuelos nocturnos, «aunque la tramitación es más lenta».

Una vez estos trabajos previos estén todos listos, será momento de construir el edificio puente. Se trata de un inmueble de planta baja y dos plantas piso, además de una instalación a la cubierta. En la planta baja habrá una área de recepción y de admisión de Urgencias, lo que significa que el acceso a esta unidad será una de las principales novedades del complejo sanitario. Por otro lado, en la primera y segunda planta, se encontrarán los despachos médicos y las salas de reuniones.

La previsión con la que trabaja el Departament de Salut es terminar estos trabajos previos durante el tercer trimestre del año que viene, unos cuatro meses más tarde de lo que se esperaba, teniendo en cuenta que el calendario marcaba el fin de esta fase en agosto del 2023. «Siempre hay contratiempos en unas obras de estas características, y más saliendo de una pandemia», apunta Martí Ballart, gerente de inversiones y patrimonio del CatSalut.

La idea es que durante el segundo trimestre del año que viene, y paralelamente a esta primera fase, se ponga en marcha la licitación de la segunda fase, el grosor del proyecto, que contempla la construcción del edificio principal. «Nos gustaría poder adjudicar los trabajos a finales del 2023, lo que nos permitiría enlazar las dos fases. Acabar una y, enseguida, empezar con la otra», añade Teixidor.

Según los entrevistados, el nuevo Hospital Joan XXIII podrá entrar en funcionamiento a lo largo del 2026. «No nos atrevemos a decir que en enero, pero sí a lo largo de ese año. Equipar un recinto de estas características no es fácil y requerirá su tiempo», añade Ballart.

Subida de costes

Por otro lado, la previsión era que el nuevo hospital costará un total de 170 millones de euros. Todos ellos están garantizados, a través de un presupuesto plurianual, comprometido por el gobierno de la Generalitat desde hace tiempo. Pero la subida de precios y la dificultad para encontrar suministros –factores derivados de la guerra de Ucrania–, también han acabado perjudicando al proyecto sanitario tarraconense, aumentando considerablemente los costes de las obras del nuevo Hospital Joan XXIII.

El helipuerto provisional se pondrá en marcha a principios del año que viene

Otra de las novedades que nos podemos encontrar en el Hospital Joan XXIII es el nuevo aspecto que presenta el vestíbulo del equipamiento actual. El mostrado ha cambiado de ubicación y ahora se encuentra en el lateral izquierdo del ‘hall’, además de que se ha mejorado la decoración, apostando por la madera.

Lo que llama la atención es la presencia de unos tornos, que controlarán el acceso al hospital, tanto de los profesionales como de los familiares de pacientes. La medida entrará en funcionamiento a partir de enero y, según ha podido saber el ‘Diari’, se podrá entrar al recinto mediante un aplicativo móvil o una tarjeta identificativa.

Comentarios
Multimedia Diari