Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Turismo

Ibiza regresa al medievo por unos días

Whatsapp
Ibiza regresa al medievo por unos días

Ibiza regresa al medievo por unos días

Ibiza volvió el pasado fin de semana al medievo una vez más, contando esta edición ya son XVI las veces que este evento medieval se celebra. Con esta feria, Ibiza regresó al pasado medievo fugazmente, en un evento en el que fuimos testigos de modos de vida y tradiciones que parecen únicamente posibles en los libros de historia. La feria dió comienzo el pasado jueves 7, y duró hasta el sábado día 9.

La feria se inauguró con un magnífico dragón abriéndose paso por el portal de ses Taules, acto que conmemora la declaración de Ibiza por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad, hace ya 16 años. Una feria que tiene como objetivo conservar y dar a conocer sus valores, proteger el legado histórico y garantizarlo para generaciones futuras.

Desde el jueves hasta el domingo se dieron más de cien espectáculos, conciertos medievales, obras teatrales, dragones, titiriteros malabares, humor callejero, espectáculos de fuego, cetrería… además de los 157 puestos, 67 de ellos con productos típicos de origen local, artesanías, amuletos, pedrería, jabones, hierbas y ungüentos, té de distintas variedades, pastas, panes, chucherías, panes, pastas y viandas de toda clase.

Este año la feria contó con un nuevo espacio que ofreció el Baluarte de Santa Llúcia, cuyas obras, afortunadamente, han finalizado a tiempo para la Eivissa Medieval. Además gracias a la colaboración de la asociación de comerciantes de la zona, la zona ferial se ampliará a las calles de la Virgen y Manuel Sorá, ambas en Sa Penya.

Como venía siendo habitual en anteriores ediciones, hubo exposiciones, como la de inventos de Leonardo da Vinci o la imprenta de Gutenberg; la de oficios Ibicencos en la sala del Refectorio del Ayuntamiento, ambas en la Catedral, o la habitual de cetrería, este año situada en el baluarte de Sant Joan. En el baluarte de Sant Pere se ubicó el espacio para los más pequeños de la familia, donde hubieron actividades y juegos variados.

Durante toda la feria hubo autobuses gratuitos que recorrieron diferentes puntos de la ciudad, una opción muy presente entre los turistas fue recurrir al alquiler de un vehículo. Empresas como alquiler coches ibiza ofrecen diferentes coches que cumplen las diferentes necesidades de los viajeros, una alternativa ideal para evitar las aglomeraciones de gente en los transportes públicos.

 

Temas

  • TURISMO

Comentarios

Lea También