Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Turismo

Una tradición hotelera al servicio del visitante

A las puertas de una nueva temporada de verano, los hoteles ya se han renovado para dar respuesta ante cualquier demanda

Diari de Tarragona

Whatsapp
No hay nada como descansar al lado de la piscina del hotel. Foto: Alba Mariné

No hay nada como descansar al lado de la piscina del hotel. Foto: Alba Mariné

La provincia de Tarragona es un destino turístico con experiencia. En su larga tradición hotelera, que se inició con el sol y playa pero se ha ampliado a más mercados –como vemos en esta publicación-, cuenta con más de 300 hoteles a lo largo y ancho de sus costas y montañas. Sin duda conforma una importante oferta de alojamiento debidamente legalizada para los millones de turistas que nos visitan cada año.

Un aspecto muy importante de la oferta hotelera es la calidad, un detalle vital para huéspedes de todo tipo, incluidas las familias. Cada año, nuestros hoteles son seleccionados como los "Mejores hoteles para viajar en familia" en el famoso ranking "Travellers' Choice" del portal TripAdvisor. Así lo corrobora que en este 2018, dos hoteles se encuentran en el TOP25. Esta tradición y afán de perfeccionamiento convierten la Costa Daurada y las Terres de l'Ebre en un destino turístico completo y de primer orden del Mediterráneo.

86 son los hoteles que se encuentran dentro Associació Hotelera de Salou-Cambrils-La Pineda ofreciendo cerca de 48.000 plazas

Otro ámbito muy valorado es la renovación constante de las instalaciones. Los últimos años se han realizado más de 200 millones de euros en inversiones para mejorar los establecimientos de alojamiento y los servicios que se ofrecen. De esta manera la planta hotelera de la Costa Daurada y Terres de l’Ebre se mantiene al día, anticipándose a las demandas del futuro.

El sector mantiene su firme apuesta por mejorar la oferta y potenciar la calidad, dando respuesta a las exigencias y preferencias de los turistas. Con la excelencia como límite, tratan de atender las necesidades de los clientes y de los nuevos mercados.

La alta temporada turística de nuestras costas está a punto de dar el pistoletazo de salida y tras haber dejado atrás los años más duros de la crisis, en los que se realizó menos volumen de inversión, se vuelven a desarrollar reformas e incluso hay hoteles que están cambiando el modelo de oferta para darle un carácter más familiar.

Recepción de un hotel de la Costa Daurada. Foto: Alba Mariné

La presencia de equipamientos de cuatro y cinco estrellas vive en un estado creciente. Más allá de actualizar la decoración de los establecimientos se ofrecen servicios integrados como wifi gratuito, algo primordial en los tiempos que corren. Los restaurantes son temáticos y cada vez más enfocados al cliente. La bañera y el bidet han desaparecido, dando paso a un baño más amplio y una cómoda área de ducha.

No hay que olvidar el confort y el bienestar. Muchos hoteles incorporan spa y jacuzzi, con habitaciones suites, familiares y comunicadas. Y también se incluyen zonas de juegos de agua para el disfrute de los más pequeños.

A pocos días de empezar la temporada veraniega, quedan pocos hoteles por actualizarse. La gran mayoría han realizado reformas paulatinas o integrales, teniendo en cuenta que la vida útil de una instalación hotelera o del su mobiliario puede ser de entre 12 y 17 años, aunque con las innovaciones tecnológicas se puede acortar.

Muchos hoteles se renuevan cada año para ofrecer las últimas mejoras a sus turistas

Estamos ante un momento muy importante para el turismo. Se han recuperado buenas cifras de pernoctaciones, pero todavía queda camino para llegar a los tiempos previos a la crisis. Siguen existiendo retos importantes en el ámbito hotelero que pasan por la innovación. Esta línea conduce a unos resultados que aportan el suficiente optimismo para prever que el turismo puede seguir creciendo e impulsando el bienestar de la provincia.

Con el apoyo de las instituciones y administraciones públicas para mejorar la red comunicaciones de personas el turismo seguirá creciendo y aportando beneficios, tanto a la sociedad como al territorio. Un territorio que empezó aprovechando los beneficios del sol y del mar para desarrollar una industria hotelera que, como el turismo, ha evolucionado y hoy en día se muestra potente, diversificada y sobre todo, actualizada, al servicio del visitante.

 

Temas

Comentarios

Lea También