Whatsapp Diari de Tarragona
  • Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
    Secciones
    Canales
    Diari
    Comercial
    Nota Legal
    • Síguenos en:

    Cambrils estrecha el espacio del paseo para disuadir el ‘top manta’

    El Ayuntamiento ha puesto en marcha una prueba piloto instalando barreras de hormigón. Los paseantes, escépticos

    16 septiembre 2022 18:24 | Actualizado a 17 septiembre 2022 07:00
    Se lee en minutos
    Participa:
    Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
    Comparte en:

    Si han paseado últimamente por el tramo de paseo marítimo de Cambrils que llega al límite del término municipal con Salou, habrán comprobado que se ha instalado una quincena de muros de hormigón tipo ‘New Jersey’ entre el carril bici y la zona de viandantes. Se trata de una prueba piloto que ha puesto en marcha el Ayuntamiento hace unas semanas para intentar poner freno al problema del ‘top manta’. Desde el consistorio se muestran satisfechos con los resultados y piensan ya en una solución definitiva que sirva para reducir el espacio disponible para los manteros de cara a la próxima temporada. Mientras, vecinos y visitantes se muestran escépticos con la idea y reclaman soluciones definitivas para un problema endémico en la zona.

    Si bien es cierto que en la parte en la que se han instalado los muros se ha reducido el espacio que ocupan los manteros, la venta ilegal continúa. Además, estas barreras ocupan apenas unos metros del paseo y, en días soleados como los dos últimos, todavía se podían contar por decenas los manteros apostados junto a la playa del Cap de Sant Pere.

    Entre los usuarios del paseo, la medida se ha recibido con recelo. «Ahora no solo tienes que esquivar las mantas, los ciclistas y los patinetes, sino que también tienes que ir con cuidado con los muros», comentaba al Diari una vecina con segunda residencia en Vilafortuny. «No entiendo que tengamos un paseo precioso como éste y que no se pueda pasar tranquilamente en todo el verano, por no hablar de la imagen que se lleva la gente», lamentaba.

    «Si quieren solucionarlo lo normal sería que viniera la Policía Local y se llevara todo, ¿no?», expresaba un matrimonio navarro que se encuentra de vacaciones en un camping cercano. «No le veo mucho sentido. Como alguien se pare a comprar ya no puedes pasar y tienes que irte a la otra acera para seguir caminando. Además, usan los muros para sentarse», expresaba otro paseante que suele hacer ejercicio por esta vía peatonal.

    La Policía Local, «sola»

    «Si reducimos el espacio del paseo, favorecemos que haya menos manteros y que tengan menos superficie de exposición», defiende el concejal de Seguretat Ciutadana de Cambrils, David Chatelain. El regidor admite las dificultades para atajar a corto plazo esta problemática que rebrota cada verano en la zona del Cap de Sant Pere y critica que los Mossos «dejan a la Policía Local sola ante este fenómeno».

    En este sentido, el concejal responsable de la policía reconoce que «la presencia policial funciona y, cuando los agentes están, los manteros desmontan las paradas», pero señala que los recursos de personal son limitados y «teniendo agentes allí todo el verano estaríamos descuidando el resto de la ciudad». Aun así, afirma que «no tenemos una varita mágica que vaya a acabar con el problema definitivamente. Lo que hay que hacer es ponerles las cosas difíciles».

    Es por ello que Chatelain hace una valoración «muy positiva» de esta acción y asegura que ya están estudiando implantar una medida definitiva que tenga el mismo efecto disuasorio. A finales de septiembre se retirarán los muros ‘New Jersey’ instalados este agosto y se hará un balance definitivo de la prueba piloto. «La idea es substituir las barreras por alguna forma de separación que tenga menos impacto y que dé mejor imagen, como una zona enjardinada que haga que no se coloquen los manteros», avanza el concejal.

    Crecen los conflictos entre los propios manteros

    Desde el Ayuntamiento de Cambrils apuntan que uno de los fenómenos que les ha empujado a tomar esta medida es el incremento de los conflictos generados entre los propios manteros. Este verano se han producido varios episodios de peleas entre vendedores ilegales que han requerido la intervención de la Policía Local, algo que no era común en otras campañas. El más grave tuvo lugar la segunda quincena de agosto, cuando uno de los manteros acabó en el hospital por una grave agresión por parte de otro vendedor que fue detenido. Asimismo, la Policía Local ha llevado a cabo varios operativos en julio y agosto en los que ha decomisado productos falsificados y ha abierto expedientes sancionadores.

    Comentarios
    Multimedia Diari