Un doblete de David Concha da la victoria al Nàstic en Las Gaunas

El conjunto tarraconense superó a la SD Logroñés con un gol en cada mitad de un partido totalmente controlado

17 diciembre 2023 13:53 | Actualizado a 17 diciembre 2023 14:06

David Concha mantuvo el idilio del Nàstic en Las Gaunas. Un doblete del extremo cántabro dio la victoria al conjunto grana para cerrar el 2023 en la zona noble de la clasificación. La mejor manera de llegar al parón navideño.

El Nàstic fue muy superior al SD Logroñés. Recuperó su identidad en un terreno propicio y ganó dominando las dos áreas. Fueron 0-2, pero el marcador aún pudo ser más abultado. Generó, mandó un balón al palo y tuvo las mejores ocasiones. Los riojanos apenas pudieron amenazar a Varo con tiros lejanos. Fue un partido muy completo del equipo de Dani Vidal.

Las últimas cuatro visitas a La Rioja se han saldado con los tres puntos viajando a Tarragona.

Quería el Nàstic alejarse de los fantasmas de Salamanca y lo consiguieron. El conjunto tarraconense fue reconocible desde el primer minuto. Atrás quedó el miedo que atenazó las piernas en la primera mitad ante el Tarazona. Jugaron más liberados. Recuperaron la alegría y el atrevimiento que caracterizaba al equipo, tal y como les había pedido su entrenador Dani Vidal en la previa.

Ese Nàstic intenso que presiona y que se muestra vertical es superior a la SD Logroñés. Un equipo con muchos problemas defensivos como señalan los datos. Es uno de los conjuntos más goleados de la categoría.

El vigésimosegundo gol que recibía el cuadro riojano en la temporada lo ponía David Concha a los cinco minutos. Enganchó un balón suelto en la frontal y lo puso en la red. Primer tanto del cántabro con la camiseta del Nàstic.

El Nàstic se pudo marchar al descanso con el partido sentenciado. Apenas unos segundos después del gol de Concha, Jaume Jardí tuvo una ocasión perfecta para doblar la distancia. Quiso buscar la escuadra cuando un tiro bajo y sencillo hubiera bastado para superar al arquero.

Llegaba en racha el futbolista reusense, pero en Las Gaunas no pudo mantenerla. La definición se le atragantó en cada ocasión que tuvo.

La presión del conjunto tarraconense ahogaba al Logroñés. Los locales no podían superar las líneas y acababan regalando el balón a la defensa grana con pases largos sin objetivo más que ganar oxígeno.

Varo vivía bastante tranquilo en su área. El único temor para el marcador era el lado derecho. Tirlea y Trigueros estaban tibios y se complicaban más de lo normal. Y no tenían delante una tarea fácil con Jaráiz y Escobar.

A la media hora de juego, el banquillo al completo del Nàstic se levantaba para protestar un penalti clarísimo. Cova saltó para despejar un centro de Andy y el balón le golpeó claramente en la mano. El árbitro Eteyo Herrera estaba delante. No vio lo que era un penalti como la Catedral de Tarragona. El arbitraje del colegiado vasco dejó mucho que desear.

El 0-2 merecido no llegaría hasta la segunda mitad. Con algo de retraso, porque un palo ya lño había evitado al poco de comenzar el acto. Cada vez que la pelota entraba en el área era un viacrucis para los locales y una ocasión de gol para los visitantes.

Hasta que David Concha firmó su doblete. La asistencia la puso Varo. Mandó un balón larguísimo. Nadie midió lo suficientemente bien para controlar o despejar. Botó y le quedó como un pase al hueco para que Concha ‘solo’ tuviera que picarla por encima de la salida del meta Iruarrizaga.

Solo le quedaba al Nàstic controlar la situación y no cometer errores que metieran al Logroñés de vuelta en el partido. La única vez que amenazaron los riojanos fue un tiro lejano que despejó Varo con una buena intervención.

El Nàstic cerró bien. No cometió errores y firmó un 6 de 6 para cerrar el año y acabar con las dudas sobre proyecto de Dani Vidal.

Se lee en minutos
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:
Comentarios
Multimedia Diari