¿Cuáles son las claves que han llevado al Nàstic al playoff?

Defensa, identidad, balón parado y unión, los cuatro factores que han llevado al Nàstic al ascenso

13 mayo 2024 18:20 | Actualizado a 14 mayo 2024 21:24

El Nàstic ha confirmado su presencia en el playoff de ascenso a Segunda División con dos jornadas de margen. Es la prueba más evidente de que los granas han firmado una temporada excelente. Pase lo que pase, el equipo ha cumplido ofreciendo ilusión y resultados. No se ha podido pelear hasta la recta final por el ascenso directo, pero hay que tener claro que el conjunto que ha subido es nada más y nada menos que el Deportivo de la Coruña. Un equipo histórico, capaz de meter a 30.000 aficionados en su feudo y con un valor de plantilla de mercado según el portal de Transfermakt de 8,05 millones de euros. Para que se hagan una idea, el valor de la plantilla del Nàstic es de 4,95 millones de euros. Una diferencia de casi el doble. El Depor no ha obrado un milagro. Simplemente ha cumplido pronósticos.

Más allá de que no se haya conseguido el ascenso directo, los granas han tenido que hacer muchas cosas bien para estar todavía peleando por la segunda plaza, dependen de si mismos, y para que el Nàstic sea un equipo al que se mira con recelo en el playoff. Nadie quiere enfrentarse con un equipo que cumple a rajatabla con las virtudes que suelen marcar la diferencia en este tipo de partidos: sólidos, fiables y competitivos.

Defensa de campeón

El Nàstic es un equipo que ha destacado durante toda la temporada por cuatro factores que ha bordado. Lo primero que hay que dejar claro es que ha sido el mejor equipo defensivo de toda la categoría y eso no es solo una sensación, los números también avalan esta afirmación. Se han encajado solo 23 goles en 36 partidos. No hay mejor equipo en este sentido en Primera RFEF. Alberto Varo en la portería; Nacho y Trigueros en la zaga; y Joan Oriol y Pol Domingo en los carriles han formado una telaraña defensiva en la que ha colaborado el colectivo. Todos han defendido siendo uno y eso se ha traducido en 19 porterías a cero, igualando el récord del siglo XXI de porterías imbatidas y con margen para superarlo.

Un equipo de autor

Si el equipo ha defendido tan bien es porque el segundo factor diferencial hay que tenerlo en cuenta. El cuerpo técnico liderado por Dani Vidal ha demostrado que el equipo grana ha estado en las mejores manos. Todos los que lo forman aman al Nàstic con palabras y hechos y por encima de todo, son profesionales de primer nivel. El Nàstic ha sido un equipo de autor que se ha reconocido en casi todos los partidos de la temporada. Puede gustar más o menos el juego que realiza, pero lo que esta claro es que este equipo es fiable, competitivo y tiene alma ganadora. Por eso todos los rivales del grupo 2 le observan con temor. Será un dolor de cabeza para el que lo tenga delante.

Un balón parado bestial

A una defensa brutal y una identidad marcada, el Nàstic le ha añadido una capacidad determinante para sacar rédito del balón parado. Pocos equipos han dominado mejor esta faceta que los granas. En verano se ficharon especialistas e Iván Moreno desde la pizarra ha construido una máquina de hacer daño al rival con el ABP (Acciones a balón parado). Han sido 13 goles en total. Tres de falta directa y siete de córner y tres de falta lateral.

Vestuario unido en las buenas y en las malas

El último bastión del Nàstic que le ha metido en el playoff está en el campo, pero se ha forjado fuera de él. Cuerpo técnico y jugadores han formado una familia que ha remado con fuerza en la adversidad y se han abrazado con cariño en los buenos momentos. Sin esa unión no se hubiesen superado varios ultimátum en el banquillo. Los equipos campeones más allá de mucho talento tienen mucho corazón. Eso a este Nàstic, le sobra.

Se lee en minutos
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:
Comentarios
Multimedia Diari