Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

El metaverso en crisis Los motivos del fracaso del proyecto más ambicioso de Zuckerberg

Una idea buena. La pandemia forjó la necesidad de que había que crear un espacio en el que todos podríamos realizar el 100% de nuestra vida laboral, social y de entretenimiento en un mismo sistema las 24 horas del día.

| Actualizado a 08 diciembre 2022 06:00
Jordi Julià
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Era el pasado 29 de octubre de 2021 cuando Mark Zuckerberg, el todopoderoso jefe de Facebook –ahora Meta–, intentaba convencer al mundo en una presentación de una hora y media de que él tenía la llave de nuestro futuro. Y lo hacía a bombo y platillo con gran revuelo mediático para anunciar algo que iba a, teóricamente, cambiar la humanidad. En el vídeo publicado en Youtube, y que acumula 7,2 millones de visualizaciones, nos mostraba cómo de necesario era el Metaverso, un mundo en el que las personas se moverían con sus avatares personalizados y podrían desde vivir un concierto en primera fila, probarte ropa en una tienda o estudiar el imperio romano al lado del mismísimo emperador Augusto. Y todo sin moverse de casa, de forma virtual.

Bueno, pues esta semana el ‘invento’ de Zuckerberg que se prometía el maná de los dioses ha tenido un serio revés. Según leemos en diversos periódicos, «la Unión Europea se gastó casi 400.000 euros en una fiesta en el metaverso a la que solo fueron 6 personas». Lo más curioso es que en este evento, llamado «Fiesta en la playa 24 horas», los usuarios se podían conectar gratuitamente y sin coste alguno. Esta noticia llega a la vez que conocemos los primeros resultados económicos de Meta y no son nada halagüeños. Zuckerberg ha visto cómo su patrimonio neto se ha reducido en más de 100 mil millones de dólares este año, según el Índice Multimillonario de Bloomberg. ¿El motivo? La empresa se enfrenta al pesimismo de los inversores sobre su trayectoria de crecimiento futuro. Y no solo tienen dudas en Wall Street, también desde la misma empresa. Vishal Shah, vicepresidente del Metaverso de Meta, escribió en un comunicado interno: «La verdad es que si nosotros no lo amamos (al Metaverso), ¿cómo podemos esperar que nuestros usuarios lo amen?». Claro y en botella.

Pero, ¿por qué Zuckerberg ni nadie de su enorme equipo lo vio venir? ¿Cuáles son las razones de este aparente fracaso? Vayamos por partes. Algunos usuarios se han quejado de que los avatares no están pulidos a nivel visual y de que son muy poco realistas, algo que de entrada ya tira para atrás a muchos de los seguidores del metaverso. Algunos se imaginaban un metaverso calcado al de Matrix y obviamente se han desilusionado con lo que han visto. Y a eso se le suma que muchos escenarios se antojan poco trabajados y con universos que parecen sacados de los videojuegos de los años noventa. Además, el metaverso aún parece ser un sistema muy endeble en aspectos como la seguridad cibernética y no quedan claros sus valores con los que sus miembros se puedan sentir identificados.

Otro punto destacado es que buena parte del público no conoce aún qué es el Metaverso y todo lo que ofrece. Además, uno de sus públicos potenciales, el de los adultos jóvenes, no está convencido ni entusiasmado por este proyecto. Según una encuesta de Forrester Research, solo tres de cada diez encuestados se muestran interesados en utilizarlo. En este primer año de funcionamiento, solamente el 9% de los mundos creados son visitados por al menos 50 personas, y la mayoría no son visitados nunca. Y al tener pocos usuarios esto provoca que haya menos conexión con otros miembros y se pierda esa idea inicial de mundo nuevo por descubrir repleto de nuevas experiencias. De hecho, ¿a quién le interesaría pagar e ingresar a un universo en el que no hay nadie con el que se pueda interactuar? La respuesta es obvia, a nadie.

Y finalmente, otro de los factores que no ayuda en nada al metaverso es que es necesario usar las gafas de realidad virtual, un dispositivo que poca gente tiene y que deberían comprarse si quieren ser partícipes de este sistema.

Está claro que la idea de Zuckerberg era buena. La pandemia forjó la necesidad de que había que crear un espacio en el que todos podríamos realizar el cien por cien de nuestra vida laboral, social y de entretenimiento en un mismo sistema las 24 horas del día. En ese momento la sociedad lo ansiaba al no tener un mundo real con el que se podía interactuar por culpa del confinamiento. Pero cuando esta situación se ha relajado, las prioridades han cambiado y el público ha huido de la virtualidad en muchos casos.

A todo esto, el Metaverso es una tecnología en desarrollo y sigue en evolución. Tal vez necesita más tiempo, años seguramente, para ser parte de nuestra vida cotidiana, o tal vez no. Veremos si realmente esto acaba en un sonoro fracaso o un éxito sin precedentes que hará de Zuckerberg un visionario y un hombre que se adelantó a su tiempo. Veremos qué sucede en el futuro, todas las hipótesis están abiertas.

Empecé a ser periodista en ‘La Veu de Flix’ y el ‘Diari de Tarragona’. He pasado por Canal Reus, Antena 3, IB3 TV, 8TV, ‘Informativos Telecinco’ y ‘Cuatro al día’. Ahora soy reportero del programa de actualidad ‘En boca de todos’, en Cuatro.

Comentarios
Multimedia Diari