Whatsapp Diari de Tarragona
  • Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
    Secciones
    Canales
    Diari
    Comercial
    Nota Legal
    • Síguenos en:

    Rusia, Ucrania y Occidente: el diálogo inevitable

    11 septiembre 2022 19:30 | Actualizado a 12 septiembre 2022 07:00
    José-Daniel Vila Robert
    Participa:
    Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
    Comparte en:

    Finlandia siempre ha ejercido de puente entre Europa y Rusia. La invasión de Ucrania está desestabilizando esta postura y está forzando a los finlandeses a escoger un bando; algo que hasta ahora han querido evitar, en aras de una cooperación y coexistencia pacíficas. Para la autora finlandesa Rosa Likson, mantener el diálogo con la sociedad civil rusa es esencial si se quiere conseguir una paz duradera.

    El final del mandato de Brezhnev, como secretario del Partido Comunista, fue una etapa funesta. En Moscú se produjo tal escasez de alimentos que incluso la gente se peleaba por el último pollo del supermercado.

    El breve mandato de Gorbachov, como líder soviético, dio esperanzas de futuro a muchos ciudadanos. Durante la glasnost y la perestroika los archivos se hicieron públicos y se dieron a conocer los testimonios de los supervivientes de los gulags. Por fin, se pudo debatir sobre el terrorismo estatal, la corrupción y las distorsiones económicas que ocurrieron durante aquella época de gobierno totalitario. Gorbachov siempre hizo hincapié en la importancia del diálogo. En una entrevista concedida en vísperas de su 90 cumpleaños, afirmó que, sin un verdadero diálogo, entre el presidente de EEUU, Biden, y el presidente de Rusia, Putin, pronto nos encontraremos en medio de una guerra nuclear.

    Con la llegada al poder de Yeltsin, las cosas empezaron a cambiar. Unos ciudadanos se hicieron multimillonarios y otros vivían en la más absoluta pobreza. Las calles de Moscú se convirtieron en un bazar donde uno podía encontrar uranio, un asesino a sueldo o una pócima para convertir sapos en príncipes. Generaciones de escritores y artistas críticos con el pasado soviético se alzaron como líderes de la esfera cultural de aquellos años.

    Desde el fin de la 2ª Guerra Mundial, el gobierno finlandés ha procurado no comentar la situación política rusa

    Cuando Yeltsin renunció a su cargo, decidió, para sorpresa de todos, nombrar como sucesor al desconocido Putin, entonces director del Servicio de Seguridad Federal de Rusia (FSB). Algunos deseaban que Putin consiguiese poner fin al caos y pillaje económico que reinaba en Rusia y trajese más orden. A otros les aterraba que introdujese los métodos del servicio de seguridad estatal a la gestión del gobierno.

    Desde el fin de la 2ª Guerra Mundial, el gobierno finlandés ha procurado no comentar la situación política rusa, sin importar quién fuese el presidente. La buena relación ha sido el pilar fundamental de la política exterior de Finlandia. Finlandia y la Unión Soviética, y después Rusia, crearon una relación económica provechosa para ambas partes. Las empresas finlandesas expandieron su actividad en Rusia, donde se ofrecían materias primas y mano de obra baratas. Los ricos de la zona de San Petersburgo compraron viviendas vacacionales en el este de Finlandia y los finlandeses adquirieron propiedades de inversión en San Petersburgo. Se construyeron más pasos fronterizos y se inauguró una conexión ferroviaria de alta velocidad entre Helsinki y San Petersburgo y la minoría ruso-parlante de Finlandia creció hasta alcanzar las 100.000 personas. Tras la disolución de la Unión Soviética, la frontera entre Finlandia y Rusia se convirtió de nuevo en un espacio alegre, como había sido antes de 1917.

    Los primeros años de Putin como presidente dieron esperanza a los ciudadanos rusos. Pero después, en 1999, una serie de explosiones tuvieron lugar en varios edificios de Moscú. Putin señaló a los chechenos como culpables e inició la guerra en Chechenia, que se convirtió en una tragedia sangrienta. El mismo tipo de agresión se ha ido repitiendo en Georgia, Siria, Crimea y ahora por toda Ucrania.

    Comentarios
    Multimedia Diari