Reus tendrá una residencia adaptada para mayores con discapacidad

El hogar-residencia se levantará en el recinto del Mas Roig y tendrá doce plazas, será de planta baja, con habitaciones individuales y accesible. El centro ocupacional crecerá en aulas

| Actualizado a 28 enero 2022 10:51
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

El espacio del Mas Roig del Taller Baix Camp contará pronto con un nuevo hogar-residencia especialmente pensado para personas con discapacidad intelectual de edad avanzada y concebido para afrontar necesidades específicas como las que ha generado la Covid-19. El edificio de nueva construcción se levantará dentro del recinto que ya existe en AgroReus, tendrá una docena de plazas y será todo él de planta baja, con habitaciones individuales y, posiblemente, con varios espacios de ocio separados para tener en cuenta los gustos de cada usuario. En principio, ocupará alrededor de 200 metros cuadrados y se contempla que los trabajos puedan comenzar este verano y que lleguen a culminar hacia 2025, pendientes de la financiación.

El Ayuntamiento ha dado luz verde a las cláusulas de la concesión demanial del uso del solar municipal del 4 de la calle Capçanes por 50 años, trámite que permitirá ejecutar el proyecto. Josep Ramon Nogués, director general del Taller Baix Camp, explica al Diari que «por la situación provocada tanto por la Covid como por el envejecimiento de las personas en las residencias, planteamos un nuevo hogar hecho para cubrir las necesidades de hoy en día: más adaptado a la realidad, más pensado para personas no solo con discapacidad intelectual sino mayores y con las condiciones físicas que la edad comporta».

También se ha tenido en cuenta que «los espacios exteriores los mantendríamos igual porque la parte de verde que dejásemos para hacer el hogar-residencia la tenemos con el jardín», añade Nogués. El hogar-residencia «sería todo en planta baja, sin escaleras ni ascensores», y «otra idea que hay es que las 12 habitaciones serán individuales para preservar la intimidad de las personas y que tengan un lugar más propio, y los lavabos serán compartidos pos solo dos; queremos dar una atención personalizada». Además, esto resultaría de ayuda en «cuestiones como las que se han dado con la pandemia, aunque esperamos que no se vuelvan ya a repetir».

Existe un anteproyecto que el año pasado se dio a conocer a las familias y «estamos a la espera de sacarlo adelante cuando tengamos la aprobación definitiva por parte del Ayuntamiento» y «la intención es empezar este año, ya que es una mejora que yo diría que la entidad necesita de manera urgente por el envejecimiento de las personas; tendremos que ir a buscar financiación en vía de subvenciones», precisa Nogués, que concreta que «esta iniciativa y un par más querríamos que estuvieran listas antes de 2025». La media de edad de los usuarios del Taller Baix Camp es «elevada» y «ellos también inician los procesos de envejecimiento algo antes». Casi un 80% de los usuarios tienen más de 40 años.

La idea es que el nuevo hogar acoja, de inicio, a usuarios que ya están en el Taller Baix Camp y «realizar un replanteamiento» porque «ahora, tenemos grupos heterogéneos de personas conviviendo, y en un mismo lugar puede haber personas de 30 años con personas de 60, y las inquietudes de ellos son distintas porque las edades marcan un poco». Ahora, «se instalarían aquí las que necesitan más apoyo». En la actual residencia de Mas Roig viven ya 24 personas y también se localiza allí un centro ocupacional que igualmente crecería con otro par de nuevas aulas más, y la entidad trabaja además para dotarse de otro centro ocupacional en el complejo de la calle de Joan Oliver.

Comentarios
Multimedia Diari