Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Un chapuzón más refrescante que nunca en las piscinas de Reus

El complejo municipal del Parc dels Capellans abre y la ola de calor lo llena de familias con niños. Por primera vez, no hay restricciones por la Covid

| Actualizado a 20 junio 2022 19:13
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Los últimos coletazos de la ola de calor llevaron hoy a muchos hasta las piscinas del Parc dels Capellans en busca de un oasis para refrescarse sin salir de Reus. El complejo municipal inició con buena afluencia la que será su primera temporada sin restricciones Covid, tras cerrar en 2019 y reactivarse con distancia y circuitos el año pasado. A flote, bajo el chorro de agua o protegidos por la sombrilla, cada uno se buscaba la vida para aguantar el tipo pese a los cerca de 30 grados que marcaba el termómetro a las cinco de la tarde. Y eso que, a primera hora, algo de lluvia llegó a amenazar con echar por tierra el día de piscina.

«Calor» era la palabra más repetida entre los bañistas, pero también entre quienes se echaban la siesta en el césped porque «en casa no se puede ni entrar». María del Mar Díaz, vecina de Constantí, andaba buscando la salida del recinto para ir a comprarles algo de merienda a los niños.

«Hay bar pero no permiten entrar con comida y si uno se pasa el día aquí se acaba dejando un buen dinero, además de la entrada», apuntaba, aunque «las piscinas están muy bien y con estas temperaturas se agradecen, pero deberían dejarnos traer el bocata». Lo que sí pueden hacer los usuarios, tal como explicaban desde el complejo, es salir a tomar lo que quieren y volver a entrar.

Desde uno de los bancos cercanos a la orilla, Ana Sanclemente no perdía de vista el agua. «Al final, ha aguantado el sol y está siendo un día estupendo», comentaba. La gran mayoría de los usuarios de las piscinas eran hoy familias, padres o abuelos con niños que aprovechaban para ponerse a remojo por la tarde porque «el colegio aún no ha acabado y es ahora cuando podemos venir». «Los chiquillos se lo pasan en grande y, aunque ha venido gente, no es que haya aglomeraciones y se está bien», añadía la mujer.

Sin limitaciones por la pandemia y con descuentos

Y unos metros más allá, en la toalla, también Eleonora Romaniuk disfrutaba del día: «Hace bochorno pero parece que las temperaturas han aflojado un poco», explicaba. Desde el montículo de verde donde se había instalado, se veía a los pequeños zambullirse, muchos con el churro y algunos aprendiendo a nadar. Todos celebraban que, este año, no se aplican limitaciones por el virus y, «si somos responsables, y ahora que la cosa está más calmada, es más cómodo y hasta parece que hayamos vuelto a lo de antes».

Las piscinas funcionarán hasta el 31 de agosto, de lunes a domingo, de 11 a 20 h. La entrada general diaria cuesta 6,50, y hay descuentos para niños y otros colectivos, y abonos.

Comentarios
Multimedia Diari