Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Polémica visita cultural de Josep Rull y Jordi Cuixart a Carme Forcadell a Mas d'Enric

El subdirector de Régimen Interno de Mas d'Enric José Alberto Sánchez, autorizó la marcha del centro al secretari de la Secretaria de Mesures Penals, Reinserció i Atenció a la Víctima, Amand Calderó, y a cuatro presos de Lledoners (entre ellos Cuixart) por una puerta que requiere autorización. Sindicatos consideran una falta grave en el protocolo

Jordi Cabré

Whatsapp
Imagen de Jordi Cuixart. FOTO: DT

Imagen de Jordi Cuixart. FOTO: DT

Los funcionarios de seguridad de Mas d’Enric, en El Catllar, estuvieron muy cerca de activar un código 3, una fuga de reclusos con rehenes este domingo 26 de enero.

La alerta no se activó, pero creó un profundo malestar por las formas en que el responsable de la cárcel ese día, el subdirector de Régimen Interno de Mas d’Enric, José Alberto Sánchez, acompañado del secretari de la Secretaria de Mesures Penals, Reinserció i Atenció a la Víctima, Amand Calderó, salieron de Mas d’Enric junto a cuatro presos de Lledoners que tenían una salida programada (cultural), saltándose los protocolos de seguridad penitenciarios.

Entre los cuatro reclusos que acompañaban a Amand Calderó en el trayecto de salida hacia el exterior de la cárcel tarraconense estaba el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, que formaba parte de la comitiva de salida programada.

La salida de Mas d’Enric se llevó a cabo por una puerta exclusiva para personal autorizado, por lo que funcionarios de El Catllar consideran un fallo en el protocolo de seguridad. La razón de ello es que la autorización de salir po aquella puerta no fue comunicada a los funcionarios de vigilancia y ello provocó confusión sobre el paradero de los cuatro presos de Lledoners.

Fuentes del Departament de Justícia de la Generalitat, competente en materia penitenciaria, desacredita esta versión de los funcionarios y considera que es una estratagema sindical. Aseguran las mismas fuebtes que al frente de la comitiva de salida de estos presos de Lledoners iba en máximo responsable de seguridad de Mas d’Enric (José Alberto Sánchez) por lo que él tenía potestad para autorizar la salida en grupo por la puerta cuestionada.

Los sindicatos representativos entre la plantilla de Mas d’Enric han empezado a recopilar información de este hecho, considerado una falta muy grave, y no descartan pedir explicaciones e incluso ir más allá (pedir dimisiones) por saltarse los protocolos de seguridad.

La Generalitat invita a los sindicatos a que muestren en qué documento prohíbe la salida de esta tipología de presos por la puerta de funcionarios.

El reencuentro 

Al margen de la polémica de seguridad creada, Mas d’Enric fue sede del reencuentro de tres amigos: la expresidenta del Parlament de Catalunya, Carme Forcadell, ingresada en El Catllar, Josep Rull, diputado y Jordi Cuixart, ambos encarcelados en Lledoners y que llegaron para participar en el evento cultural. Los tres están cumpliendo condena por el proceso independentista de Catalunya.

El domingo a media mañana, dos furgones de Mossos d’Esquadra llegaban a Mas d’Enric procedentes de la prisión de Lledoners. Dentro viajaban 7 internos, entre ellos el político independentista Josep Rull. Formaba parte de un grupo de presos que iban a representar  obras de teatro en el centro penitenciario tarraconense. Eventos excepcionales, puesto que las salidas culturales son más normales en teatros públicos y no en salas de otras cárceles.

Los siete internos accedieron a Mas d’Enric y pasaron los controles de seguridad pertinentes: fotografia, huellas dactilares... Una vez dentro fueron acompañados para prepararse para la representación.

Poco después, llegaba la comitiva en una furgoneta de Lledoners con otros cuatro presos. También era una salida programada (entre ellos Cuixart), pero a diferencia de los 7 primeros estos gozaban de otras condiciones: no requerían acompañamiento policial, explicaron fuentes de Justícia.

Tras entrar en Mas d'Enric, pasando los controles pertinentes, hubo el reencuentro de los tres líderes independentistas: Josep Rull, Jordi Cuixart y Carme Forcadell. Los trespudieron saludarse e incluso hubo abrazos muy emotivos, explican fuentes conocedoras del caso. 

Al terminar la actuación, los presos de Lledoners custodiados por Mossos salieron por su puerta y se marcharon en los furgones policiales.

Los otros cuatro presos con salida programada salieron acompañados del subdirector de Régimen Interno de Mas d’Enric, José Alberto Sánchez, y del secretari de la Secretaria de Mesures Penals, Reinserció i Atenció a la Víctima, Amand Calderó.

Esta comitiva utilizó la puerta de funcionarios (otra diferente a la de la entrada) levantando polvareda por si habían incumplido el protocolo de seguridad, que la Generalitat niega rotundamente.

Temas

Comentarios

Lea También