Los temporales no dan tregua a las playas de TGN

Los fuertes oleajes de las últimas semanas han dañado especialmente el Miracle y la Arrabassada. Costas y el Ayuntamiento se reunirán para tomar medidas

| Actualizado a 17 abril 2022 17:50
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Si bien la Semana Santa ha combinado nubes y algunas gotas con días de calor, el verdadero mal tiempo se ha encontrado en el litoral, pues fuertes oleajes causados por vientos de levante han seguido castigando las playas de Tarragona. Durante las últimas semanas han sido varios los episodios de temporales que han provocado desperfectos, principalmente, en la playa del Miracle y la Arrabassada, mientras que el único efecto que ha tenido en la Savinosa, la Llarga y la de la Móra es que su superficie arenosa se ha estrechado.

En este sentido, el aumento del nivel del mar ha provocado que las playas se hayan reducido considerablemente. El jueves por la mañana ya se veían turistas en el barrio de La Móra y, aunque el tiempo no era el ideal, pues el cielo todavía estaba tapado por algunas nubes, ya había quienes habían instalado sus toallas en la arena, pero nadie se bañaba porque el fuerte oleaje era peligroso. Tampoco se bañaba nadie en la Savinosa, donde las olas impactaban incluso con más fuerza en las rocas y simplemente se veían algunas personas paseando. Donde más gente había era en la Arrabassada, sobre todo andando por el paseo. También hubo quienes se estiraron en la arena y se pusieron a jugar a voleibol. Esto solo se podía hacer en una mitad de la playa, ya que en la otra, la que da al Sanatorio de la Savinosa, prácticamente no había arena. El agua se había llevado mucha y seguían al descubierto los centenares de rocas que ya aparecieron en el primer temporal de hace unas semanas.

Ciertamente la imagen en ese extremo de la playa es preocupante. Tanto es así que Enric Parejo, vecino de Tarragona que a menudo baja a pasear y a bañarse, lamentaba que «lo de este año no es normal». «Cada año hay temporales que se llevan arena de la playa, y normalmente se recupera sola, pero creo que este año tendrán que hacer algo sí o sí», señalaba, a la vez que reiteraba que «esta vez ha sido muy fuerte, tendrán que traer arena de otras playas». Para dar a entender la magnitud del problema, Parejo aseguraba que «con la de arena que se ha llevado el mar este invierno he llegado a ver los cimientos de los chiringuitos y de los vestuarios que había aquí en los años 50, antes de que se construyera el paseo, y no los había visto nunca». Con todo, la ducha que hace unos días estaba inclinada por la falta de arena en su base vuelve a estar derecha.

La que sí ha empeorado es la playa del Miracle, que en el extremo de la Punta del Miracle ha desaparecido del todo y llega a los pies de la plataforma. Es más, Protecció Civil ha tenido que cerrar el acceso a una de las pasarelas que conducía a la arena por que se ha roto a causa del fuerte oleaje. Por ahí paseaba Manel González, que aseguraba que «cada año pasa lo mismo y como aquí solo ponen arena de otros sitios, que no es natural, el mar se la lleva aún más fácilmente cuando hay temporal».

A partir de la semana que viene está prevista una reunión entre Costas del Estado y el Ayuntamiento de Tarragona para decidir que acciones se tomarán para recuperar las playas.

Comentarios
Multimedia Diari