Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Encierra a su mujer en casa y la pega y la viola durante un mes

Ahora la  Fiscalía ha pedido hoy 20 años de prisión a un hombre por estos hechos, que tuvieron luigar en 2016 en Arenys de Mar

EFE

Whatsapp
Recreación de un caso de violencia de género. Cedida

Recreación de un caso de violencia de género. Cedida

La Fiscalía ha pedido hoy 20 años de prisión a un hombre, acusado de retener a su mujer en el domicilio familiar durante un mes tras descubrir que mantenía una relación sentimental con otra persona, además de por agredirla sexualmente y golpearla durante la reclusión.

Los sucesos, ocurridos en Arenys de Mar (Barcelona) en 2016, han sido juzgados hoy por la Sección Vigésima de la Audiencia Provincial de Barcelona, en una vista donde los abogados de la víctima han retirado la acusación, quedando el ministerio público como única parte acusadora.

Según las conclusiones de la fiscal, el procesado impidió a la víctima salir del domicilio familiar desde el 12 de marzo de 2016 hasta el 20 de abril, además de sustraerle su teléfono móvil y las llaves del domicilio, de forma que ella sólo salía al exterior en compañía del acusado, nunca por propia voluntad.

El acusado, además, forzó a su mujer a mantener relaciones sexuales sin su consentimiento en una ocasión, en 18 de marzo, y el día 7 de abril la golpeó repetidas veces con el teléfono móvil tras encontrar en este un mensaje de otra persona, añade el escrito de la Fiscalía.

Una vez la víctima se encontró en libertad, el acusado le envió diversos mensajes a través de la aplicación WhatsApp con la finalidad de amedrentar y amenazar a su esposa, sostiene la fiscal.

En la vista, el acusado se ha acogido a su derecho a no declarar ante el tribunal, lo mismo que la víctima, que por su relación de parentesco con el procesado está eximida de esa obligación.

Un testigo, amigo del acusado, ha declarado haber vivido en el domicilio con la pareja antes de que sucedieran los hechos, y ha asegurado no haber visto ningún incidente ni escuchado peleas o discusiones durante el tiempo que pasó con ellos.

En la prueba pericial, los dos médicos han afirmado haber examinado a la víctima en el Hospital Clínic tras los hechos, aunque no apreciaron lesiones físicas ni en el examen general ni en la exploración ginecológica.

Por ello, la fiscal ha retirado de la acusación el delito de violencia física, pero ha mantenido los dos delitos de malos tratos en el ámbito familiar, el delito de detención ilegal, el delito de agresiones sexuales y el delito de amenazas, por lo que la petición de pena asciende a 20 años de cárcel, acompañada de una orden de alejamiento de 23 años.

Asimismo, el ministerio público pide que el acusado indemnice a la víctima con 12.000 euros por los daños morales causados. EFE
 

Temas

  • españa
  • sucesos

Comentarios

Lea También