Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los bancos en Tarragona ya asumen el pago del impuesto de la hipoteca

Los notarios reflejan en la escritura la situación en el aire. Entidades financieras ya pactan con el cliente que abonarán ellas el tributo

Raúl Cosano

Whatsapp
Imagen de archivo de una notaría de Tarragona. Foto: Lluís Milián

Imagen de archivo de una notaría de Tarragona. Foto: Lluís Milián

La inseguridad jurídica imperante alrededor de las hipotecas también se plasma en las notarías de Tarragona, a pesar de que es temprano para hacer balance. «No hay más incidencias que otras veces. Sí se caen y se aplazan firmas de créditos hipotecarios pero aún no tenemos margen para hacer una valoración sobre que la causa sea la sentencia del Supremo. Es algo más o menos cotidiano, sólo han pasado dos días para hacer balance o extraer conclusiones», explican fuentes del Col·legi de Notaris de Catalunya. 

A la espera de si la situación de ‘standby’ se traduce en un eventual frenazo de las hipotecas o una suspensión de las firmas, sí que se registran algunas repercusiones, palpables ya en las notarías tarraconenses. Algunos clientes ya están pactando con el banco para que sea la entidad financiera quien pague el impuesto de las hipotecas, a pesar de que la determinación para que así sea continúe en el aire. Si al final la controvertida sentencia del Supremo no prospera y no se aplica, será el ente bancario el que le podría reclamar al cliente la cantidad. 

«Al final, las condiciones de un crédito hipotecario son un pacto entre el banco y el cliente. El notario simplemente prepara la escritura y revisa para que todo se ajuste a la legalidad», indica el Col·legi de Notaris, que añade: «Algunos notarios sí explican que hay clientes que han alcanzado un acuerdo para que sea el banco el que pague el tributo». 

Las notarías advierten
Lo que sí se ha convertido en una práctica mayoritaria desde la semana pasada es el hecho de que los notarios están dejando constancia, incluso por escrito, de la excepcionalidad y la provisionalidad del acuerdo
. «El notario hace su función de asesoramiento, de informar a las partes. En la mayoría de ocasiones, los bancos siguen colocando los impuestos a cuenta del cliente, aunque el notario especifica que la situación está supeditada a la decisión del Tribunal Supremo y, en el caso de que pague el cliente, puede tener derecho a reclamar el importe», sostiene el Col·legi de Notaris.

Así, en las firmas de créditos hipotecarios, los notarios están haciendo constar estos extremos, que quedan incluso por escrito en forma de advertencia, ya que la situación puede cambiar únicamente en cuestión de días, en función del criterio definitivo que se imponga a instancias de la justicia. De momento, en las notarías de Tarragona se siguen firmando hipotecas a menos o mayor ritmo, aunque con todas las cautelas existentes sobre quién deberá abonar los impuestos. 

Temas

Comentarios

Lea También