El fin del toque de queda coincide con el récord de contagios

Sin embargo, la Generalitat cree que «aún no es el momento de abrir el ocio nocturno»

| Actualizado a 21 enero 2022 17:55
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

El toque de queda nocturno decayó anoche en Catalunya. Esta medida se instauró antes de Navidad, cuando había una incidencia acumulada a 7 días de 500 casos y más de 1.300 hospitalizados, y decae ahora con indicadores mucho más disparados: una incidencia de 2.612 casos y 2.703 ingresados. No obstante, el resto de restricciones se prorrogan al menos una semana más, entre ellas el pasaporte covid, el límite de reunión, los aforos y el cierre del ocio nocturno.

En efecto, el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) avaló ayer prorrogar las restricciones solicitadas por el Govern de la Generalitat para la contención del virus por un periodo de siete días, como la limitación de las reuniones sociales a un máximo de 10 personas, la reducción de aforos y el pasaporte Covid en distintos sectores, entre otros. 

En el auto el TSJC también confía en las administraciones públicas competentes para que limiten los espacios públicos como parques o playas para que no se aglomeren personas, una sutuación más que previsible sin toque de queda pero con el ocio nocturno cerrado. 

El TSJC también aprobó seguir utilizando el pasaporte Covid para acceder a determinadas actividades no esenciales en espacios cerrados como la restauración, salas de actividad deportiva, gimnasios, salas de concierto, cafés teatro, cafés concierto y restaurantes musicales. «La exhibición de la documentación señalada no vulnera el derecho a la igualdad pues no se produce discriminación entre aquellos que están vacunados y los que no lo están. Recordemos que la documentación reviste una triple modalidad, que resulta asequible a todos, de modo que quien no quiere mostrar si ha sido o no vacunado, teniendo en cuenta el carácter voluntario de la misma, puede presentar el resultado de la prueba PCR o el test de antígenos», añade. Y concluye que con las restricciones quieren «la preservación de derechos fundamentales como la vida, la integridad física y el derecho a la protección de la salud», que es el criterio principal que se tiene que tener en cuenta. 

No es momento de abrir el ocio

Por su parte, la secretaria de Salud Pública de la Generalitat, Carmen Cabezas, explicó que ante las cifras de incidencia de la sexta ola de la pandemia de coronavirus no es el momento de abrir el ocio nocturno. En una entrevista en Ràdio 4, reivindicó que no han puesto «grandes restricciones» con la limitación de aforos y el cierre de la actividad a partir de una determinada hora para reducir movilidad e interacción social. 

Preguntada por si el levantamiento del toque de queda comportará un aumento de los botellones, como ha sucedido en olas anteriores, Cabezas dijo que con la limitación de las reuniones sociales a 10 personas tiene que ayudar a evitar este tipo de prácticas. 

Comentarios
Multimedia Diari