Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Los alcaldes de Salou y Vila-seca restan importancia al informe desfavorable de Hard Rock

Segura y Granados mantienen que la modificación del PDU tirará adelante mientras la plataforma Aturem Hard Rock exige que se aparque

| Actualizado a 25 octubre 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Enésima traba en la tramitación del Plan Director Urbanístico (PDU) que debe permitir la construcción del macrocomplejo turístico de Hard Rock en Vila-seca y Salou. Esta semana estaba prevista la aprobación definitiva de la modificación del planeamiento, que ya se tuvo que rehacer por una sentencia del 2020 que tumbó el anterior redactado. Ahora, un informe desfavorable de la propia Generalitat, emitido por el departamento de Acció Climàtica, pone en duda la viabilidad medioambiental del PDU en los términos actuales y obligará a volver a introducir modificaciones para poder sacarlo adelante. Los alcaldes de Vila-seca y Salou han restado importancia a este informe y mantienen que el proyecto continúa en pie. Mientras, desde la plataforma Aturem Hard Rock han reclamado al Govern que lo aparque de forma definitiva.

El informe de Acció Climàtica es un requisito indispensable para dar luz verde al nuevo PDU. Sin embargo, el departament considera que la modificación que se aprobó de forma inicial el pasado mes de marzo, todavía «no alcanza el nivel de sostenibilidad ambiental requerido». El documento se basa principalmente en tres aspectos; considera insuficiente el nivel de conectividad ecológica entre los dos espacios existentes de la Xarxa Natura 2000 –Els Prats d’Albinyana y la Sèquia Major–, echa en falta una evaluación del coste ambiental de la movilidad que generará el complejo, así como la falta de concreción y planificación de las medidas ambientales compensatorias que tendrá el proyecto.

Ambos ediles creen que los últimos cambios en el Govern no deberían suponer un freno al PDU

Para la plataforma Aturem Hard Rock, este informe es «absolutamente demoledor» y creen que da la razón a las alegaciones que presentaron junto al GEPEC a la nueva propuesta de ordenación. Asimismo, su portavoz, Eloi Redón, expresó que las modificaciones que plantea el informe «no son pinceladas, son substanciales y de base a todo el proyecto entero. Es prácticamente como pararlo». Unos cambios que, según alertó, pueden suponer más años de retraso, así como dedicar más fondos públicos.

Por el contrario, tanto Pere Segura como Pere Granados quitaron hierro a este nuevo obstáculo, aunque admitieron que conllevará un nuevo retraso. Ambos coincidieron, además, en que los últimos cambios en el Govern de la Generalitat, con la salida de Junts, no deberían suponer un paso atrás en la tramitación del plan director.

Aprobación en 2022

Para el alcalde salouense, el informe desfavorable «no invalida el PDU ni el proyecto de Hard Rock, simplemente tendrá que haber una adaptación en cuestión climática». «Una cuestión a solventar muy sencilla», dijo, al tiempo que expresó su confianza en que tanto la aprobación definitiva del PDU como la operación de compraventa de los terrenos se produzca este mismo año o a principios de enero.

«El informe no invalida el PDU ni el proyecto de Hard Rock, simplemente tendrá que adaptarse», Pere Granados (Alcalde de Salou)

En este sentido, Granados recordó que la modificación del PDU ya cuenta con el visto bueno de una treintena más de informes elaborados por el resto de departamentos de la Generalitat y consideró que «esto se podría haber solucionado con una mejor coordinación entre los departamentos de Acció Climàtica y de Territori», en lugar de emitir un informe desfavorable al plan director.

Asimismo, el alcalde de Salou criticó al colectivo contrario al proyecto y expresó que «hay mucho interés por parte de un sector ideológico que está en contra del progreso y la creación de puestos de trabajo. Plataformas que bombardean proyectos generadores de riqueza y puestos de trabajo, en lugar de defender verdaderamente el medio ambiente de nuestro país».

Desde Vila-seca, Pere Segura se mostró tranquilo y coincidió en señalar que el informe desfavorable de Acció Climàtica no tumba el proyecto, sino que es una parte más del proceso que «forma parte de la dinámica de la tramitación». En este sentido, asemejó este documento a las alegaciones presentadas por los propios ayuntamientos y subrayó el valor de que el proyecto mantenga «una importante sensibilidad ambiental». Además, aseguró que «no tengo duda de que el Govern de la Generalitat y los diferentes departamentos trabajarán para matizar, corregir y mejorar aquellas cosas que sean mejorables».

«Nos jugamos un proyecto importante. No es normal que estemos diez años tramitando y discutiendo», Pere Segura (Alcalde de Vila-seca)

El interés del inversor

En cuanto al interés de la compañía Hard Rock en el proyecto, ambos ediles lamentaron que este nuevo retraso pueda poner en riesgo la inversión. «Llega un momento en que los inversores se volverán locos», expresó Segura. «Nos jugamos un proyecto importantísimo para el territorio que afecta al prestigio y la solvencia del país. No es normal que estemos diez años tramitando y discutiendo determinadas cuestiones», criticó.

Para Granados, «a estas alturas los inversores lo tienen todo muy bien programado y el proyecto está ya muy maduro como para que se tiren atrás, pero es cierto que llega un punto en el que buscan tantas trabas que puede ser que se cansen».

Más allá del informe contrario de Acció Climàtica, Aturem Hard Rock avanzó que próximamente podría emitirse un segundo informe negativo en relación al riesgo químico, un factor que ya fue el detonante para que el TSJCat tumbara el anterior PDU hace dos años.

Sobre este tema, Eloi Redón expuso que las modificaciones que han llevado a cabo algunas de las empresas del polígono petroquímico Sud implicaría ampliar la zona de riesgo químico en el ámbito del CRT en la que no podrá haber ningún tipo de actividad. Una cuestión que considera que daría peso a su apuesta por aparcar el proyecto, ya que «Hard Rock había puesto como límite que la Generalitat podría cambiar lo que quisiera excepto la edificabilidad».

«Que las instituciones sigan apostando por el mismo modelo, solo demuestra que no tienen visión de futuro para el Camp», Eloi Redón (Plataforma Aturem Hard Rock)

Para el portavoz de la plataforma, «se está utilizando la normativa urbanística no como un elemento de ordenación del territorio, sino para revestir un proyecto concreto que el territorio no quiere ni necesita». Denunció, además, «que diez años después, las instituciones locales y nacionales sigan apostando por exactamente el mismo modelo macroturístico, solo demuestra que no tienen visión de futuro para el Camp».

Por otro lado, Redón anunció que el colectivo continuará con su lucha tanto desde el punto de vista judicial, como social, más allá de si la modificación del PDU tira adelante o no. En este sentido, exigió a todas las instituciones implicadas que renuncien definitivamente al proyecto: «Parar toda esta pesadilla es solo una cuestión de voluntad política».

Comentarios
Multimedia Diari