Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

El poder del surrealismo de Lorca

Amposta. DH Company estrena una obra que revive el universo del poeta y critica la soledad de las redes sociales

| Actualizado a 03 junio 2022 07:09
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Julia de los Ríos, una youtuber desesperada, sin trabajo y sin ideas, recibe un baúl que contiene algunas posesiones de su abuela, Manuela, fallecida durante la pandemia. Entre ellas, un disco de pizarra con la voz perdida de Federico García Lorca. Inmediatamente, su obligado confinamiento se puebla de variopintos personajes de otro tiempo, todos ellos con una extraña conexión con el poeta... ¿Son los delirios de Julia por la fiebre del encierro? Solo eso, delirios, o ¿hay algo más, escondido entre las sombras?

Este es el argumento de Lorca Live, el último espectáculo de la productora y compañía teatral DH Company, cuyo texto, firmado por el dramaturgo David Bo, interpreta la actriz Fuensanta López, bajo la dirección de Joan Guijarro. Lorca Live se estrenará este domingo a las 19 h en el Auditori de la Unió Filharmònica de Amposta.

Sobre la génesis de la producción, el director se remonta al confinamiento. «La idea surgió en plena pandemia, en 2020. Los tres coincidimos en la voluntad de iniciar un proyecto conjunto inspirado en Lorca», afirma, a lo que Fuensanta López -»enamorada y conocedora del universo lorquiano»- añade que «el germen es un borrador que tenía escrito, y durante el confinamiento encontramos el tiempo necesario para la creación». Y esta necesidad desembocó en otro pensamiento: mostrar al público aspectos desconocidos de la vida del poeta Federico García Lorca, de quien el domingo se cumplen 124 años de su nacimiento.

«Que la gente no espere ver a un Lorca entroncado con la parte más popular y tradicional, sino que verá a un Lorca surrealista, vanguardista y simbolista, que se acerca más a las obras que llamó ‘teatro irrepresentable’, como El público y Así que pasen cinco años», asegura la actriz, quien añade que «Lorca Live fabula sobre qué hubiera escrito Federico García Lorca si no hubiese sido asesinado, teniendo en cuenta que fue capaz de escribir obras con una visión futurista y moderna para su tiempo; fantaseamos con que él hubiera imaginado Lorca Live».

En esta misma línea, Joan Guijarro asevera que «el baúl que hereda la protagonista despierta el vínculo con el poeta, hasta el punto de poseer a la joven y convertirse en él. En escena, Julia de los Ríos vive un proceso de transformación y regeneración a través de las palabras de Lorca».

Asimismo, Fuensanta López remarca que «Lorca Live es, a su vez, una crítica a las redes sociales, en el que cualquiera se hace llamar influencer y en el que todo está enmascarado», quien también alaba la dramaturgia de David Bo para «despojarnos de esta máscara a través del legado que Julia de los Ríos recibe de su abuela, y en el que encuentra la verdad y la pasión para tener más presencia y más esencia».

En cuanto a los aspectos desconocidos del poeta, Joan Guijarro detalla que «por un lado, aludimos al enigma que rodea la desaparición del cuerpo de Lorca, que a día de hoy no se ha localizado, a través de un cortometraje ilustrado por Ignasi Blanch; y, por otro lado, especulamos sobre su voz, ya que tampoco existe ningún registro grabado».

Todos estos matices convergen en escena a través de un monólogo que el director destaca como «un homenaje a los últimos días de Federico García Lorca».

«Imaginamos que es el poeta quien escribe de su puño y letra la obra y que relata sus últimos momentos de vida, reclutado donde estaba en la comandancia de la Guardia Civil de Granada», explica el director. Cabe destacar que L’Obrador Espai de Creació, en Deltebre, ha sido el centro donde se ha gestado Lorca Live a través de dos residencias artísticas: la primera, en diciembre de 2021 y, la segunda, se ha desarrollado desde el pasado 23 de mayo hasta esta semana.

En cuanto al poder del surrealismo de Lorca, Fuensanta López destaca que «es el poder de no entrar en una realidad convencional, de poder contar las cosas a través de los sueños, el subconsciente y de un mundo creativo que no tiene límites; en el surrealismo no se cuentan las cosas de una manera lineal, por lo que todo es posible sin una lógica aparente. Cuando soñamos construimos la realidad de otra forma. El surrealismo es un espejo donde ver la realidad matizada a través del mundo de los sueños».

En la piel del poeta

«Una de las claves del proceso creativo ha sido que quienes estamos detrás de Lorca Live nos hemos puesto en la piel del poeta para inspirarnos, es decir, nos hemos cuestionado cómo siguió adelante sabiendo que su vida estaba a punto de llegar a su fin», afirma Joan Guijarro. Por todo ello, él mismo subraya que «ha sido un proceso muy enriquecedor, porque cuando sumas artistas y profesionales a una iniciativa de estas características, la envergadura del proyecto crece».

En el proyecto se han involucrado Andrej Mikulasek (vestuario y escenografía); Xavier Latorre (equipo técnico e iluminación); Ignasi Blanch (ilustración); Jordi Allepúz (videoescenografía y producción audiovisual); Clara Reverter (producción y management); y Pablo Bas y Víctor Ávila (producción musical y espacio sonoro).

Metamorfosis

Por todo ello, David Bo ve «entre las líneas del guion, la construcción de los horizontes del universo que el poeta desarrolla a través de los momentos y espacios de represión que vive al largo de su vida. Uno de ellos, el de los calabozos de la Guardia Civil de Granada donde transcurrieron sus últimas horas antes de ser fusilado y que es precisamente lo que recrea la escenografía del espectáculo».

Espacios que generan, inevitablemente, un paralelismo con el confinamiento vivido durante la pandemia. Para David Bo el espectáculo es un «ejercicio de esperanza, de fe ciega en la verdad poética y de la capacidad oxigenadora del arte».

$!uensanta López interpreta a una influencer desesperada, sin trabajo ni ideas en pleno confinamiento. Foto: J. Revillas
Comentarios
Multimedia Diari