Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

La primera canción del verano que acabó en tragedia

‘La Yenka’ El hit de Johnny and Charley trituró ventas en 1965, aunque un accidente en Salou provocó la muerte de Charley

| Actualizado a 13 agosto 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

En tiempos de calor, sudor, hormonas alteradas y afán de disfrute, el gentío se ha acostumbrado a entonar la denominada canción del verano, la que suena prácticamente sin parar en las emisoras radiofónicas más comerciales y que incluso es capaz de perforar los cerebros más insospechados a base de insistencia.

Este tema suele contener una melodía pegadiza, de fácil entonación y un ritmo simpático, por lo menos cuando tocan las 4 de la madrugada en cualquier discoteca del país.

Pero la dichosa canción del verano no se trata de un descubrimiento actual. El primer tema considerado como tal data de 1964, cuando el dúo llamado Johnny and Charley se dio a conocer con el single llamado La Yenka, que desencadenó además en un recital de baile colectivo de origen finlandés.

Esta melodía eterna que invitaba con dulce mensaje a «izquierda, izquierda, derecha, derecha» se impuso como la primera canción del verano de la historia. De hecho hasta pudo con la todopoderosa La chica ye-yé de Conchita Velasco, que quedó segunda en el hit parade estival del caliente 1965, año crucial en el devenir memorable de La Yenka.

Y eso que en julio y agosto de ese año comparecieron por el firmamento musical himnos como It's not unusual de Tom Jones, Help, de los Beatles o California Girls, de los Beach Boys. Ninguno de ellos tuvo nada que hacer ante el fervor colectivo que provocó La Yenka.

Aquella victoria de tintes épicos resultó efímera, ya que contó con un episodio trágico para Johnny and Charley. Alto y espigado, Charley Recourt residía en Barcelona y había intentado saltar a la fama con un primer grupo que creó con Tony Ronald, de origen holandés como él. En Tony and Charley se atisbó una disputa de gustos musicales, a uno le gustaba el rock y al otro el pop. El proyecto se quedó a medio camino. Partieron peras en 1962.

Fue entonces cuando Charley convenció a su hermano Johnny para consagrar un dúo demoledor en la clasificación de ventas musicales. La yenka disfrutó del argentino Waldo de los Ríos como productor. Hispavox la publicó tímidamente en 1964, aunque su explosión se dio un año después, cuando trituró la popularidad.

El accidente

A poco de alcanzar el número uno, la madrugada del 28 de febrero de 1965, los dos hermanos viajaban en coche después de una reunión con un representante de Hispavox en Reus. Un accidente de tráfico en la Nacional 340, la que va de Reus a Salou y conocida como Quatre Carreteres, les obligó a pasar un mes en el hospital. Habían alquilado un seiscientos sin chófer para desplazarse a la capital del Baix Camp, donde también llegaron a actuar.

«Después del encuentro con el ejecutivo de Hispavox, decidimos dar un paseo con el coche hacia Salou. Llevávamos mucho cansancio acumulado por el trabajo y quizás por eso no vimos al camión», llegó a declarar Charley justo antes de su muerte.

Johnny se recuperó de las heridas en Valencia, donde se acababa de casar con una chica española. Charley regresó a Barcelona, pero las complicaciones producidas por los numerosos traumatismos hicieron necesaria una nueva operación, que no superó. Falleció el 15 de abril a la edad de 27 años.

Johnny and Charley únicamente grabaron 12 canciones, varias de ellas publicadas de manera póstuma. Por ejemplo se publicó una extraña versión de Mi vaca lechera a ritmo de yenka que no contó con muy buenas críticas de los especialistas.

De este modo daba comienzo de manera oficial esto tan oficioso y curioso de la canción del verano, invento italiano de 1960 que se exportó a España. Se acumulan en total 58 veranos de canciones playeras. Johnny and Charley no pudieron repetir la hazaña; de hecho, sólo un puñado de elegidos lo han logrado, aunque ha quedado constatado en la historia que la suya fue la primera y que el baile optimista de La Yenka se mantiene vigente entre los románticos. Nadie la ha olvidado.

Comentarios
Multimedia Diari