La solución vive al lado

No es posible entender el sector químico sin el Camp de Tarragona, ni es posible entender el Camp de Tarragona sin el sector químico

| Actualizado a 18 marzo 2022 11:51
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Al igual que las reacciones químicas son imprescindibles para el funcionamiento de nuestro organismo, la industria química es imprescindible para nuestra vida cotidiana, y básica en el funcionamiento del tejido industrial de nuestro territorio. No es posible entender el sector químico sin el Camp de Tarragona, ni es posible entender el Camp de Tarragona sin el sector químico. Ambos existirían, desde luego, pero serían diferentes. 

Tampoco es posible entender el futuro de la industria en general, y la industria química en particular, sin un compromiso firme con la sostenibilidad. Un compromiso que se materializa en el cumplimiento de los principios ESG (Environment, Social & Governance) y los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible). Un compromiso que la industria química de Tarragona no sólo asume, sino que quiere liderar. El Plan Estratégico 2021-2023 que ha elaborado la AEQT incluye como ejes principales, entre otros, la excelencia en materia de seguridad, la reducción de la huella de carbono y la voluntad de ser actores principales en el proceso de transición energética. 

Las empresas químicas del territorio ya hemos empezado a trabajar en estos proyectos hace tiempo, y tenemos algunos ejemplos de los primeros frutos en forma de proyectos tangibles de economía circular, proyectos para optimizar el uso de nuestros recursos o para minimizar nuestros residuos y emisiones, desarrollo de iniciativas en el ámbito de las nuevas energías, como La Vall de l´Hidrogen de Catalunya, entre otros.

Las empresas químicas del territorio estamos comprometidas con estos objetivos, como lo están también las empresas auxiliares que nos prestan sus servicios. Contamos con la complicidad de la sociedad que nos acoge, pero necesitamos el compromiso y la apuesta decidida de las administraciones. Vivimos un momento económico muy complicado, en el que la competitividad es clave en la lucha por la supervivencia, en el que necesitamos poder competir con la industria de otros territorios en igualdad de condiciones. Las recientes regulaciones surgidas en el ámbito de nuestra comunidad autónoma no hacen sino poner en peligro la supervivencia de la industria en nuestro territorio, añadiendo una dificultad adicional al alto coste energético y al déficit de infraestructuras que arrastramos, sin constituir ninguna solución frente al problema de las emisiones de CO2 que se pretende atacar, que requiere de acciones coordinadas no ya entre comunidades, sino a nivel internacional.  

La vida sin Química es simplemente inviable. La Química no es el problema, sino que inevitablemente tiene que ser parte de la solución. Una parte muy importante, que está presente en el 100% de los objetos que tenemos alrededor, que ya ha empezado a trabajar para construir un futuro mejor, y que es vital para el desarrollo económico e industrial del territorio. 

Eduardo Sañudo, director general de Vopak Terquimsa.

Comentarios
Multimedia Diari