El CV Sant Pere i Sant Pau quiere regresar a la élite del voleibol

Seis años después, los rojillos se juegan desde este viernes el ascenso en el playoff que se disputa en San Sadurniño

25 abril 2024 12:50 | Actualizado a 25 abril 2024 20:30

Temporada 2017-2018. El CV Sant Pere i Sant Pau pierde su sitio en la Superliga 1 solo un año ddespués e su regreso a la élite del voleibol en España. El golpe es duro porque ese barrio desde hace más de 40 años que se desvive por el voleibol y no merece menos que convivir con el foco nacional en el día a día.

Pese a todo, nunca se dudó sobre que se iba a volver. No se sabía cuando, pero la certeza del regreso era absoluto. En ello están porque nadie dijo que fuera fácil. También se sabía perfectamente quién iba a ser la figura encargada de pelear por poner al SPiSP de nuevo en su sitio. No era otra que la leyenda cooperativista, Vlado Stevovski. Hablar de él es hacerlo directamente del equipo rojillo porque este período de la historia del SPiSP no se entiende sin la figura del macedonio.

Vlado saltó al banquillo en el curso 2011-2012 para ejercer de entrenador-jugador tras defender los colores en la pista desde el 2003 y desde entonces sigue firme liderando el proyecto cooperativista. La sintonía entre el presidente, Alfonso Periáñez, y el macedonio es total. Le ha entregado las llaves del club porque entiende que nadie mejor que él para pelear desde la humildad y el corazón.

Entramos al pabellón cooperativista poco antes de uno de los últimos entrenamientos antes de poner rumbo a San Sadurniño, dónde el SPiSP se jugará el ascenso a la Superliga 1 en la promoción. Parece que este puede ser el año definitivo de asumir el regreso a la élite. En los tres años anteriores, el equipo ha caído en el último escalón en dos playoff en los que no pudo certificar el ascenso.

$!Vlado Stevovski en la entrevista concedida al Diari para la previa. Foto: Àngel Ullate

Este año la cosa apunta a ser diferente y charlando con Vlado Stevovski ese sentimiento todavía encuentra más cobijo. «Hemos hecho una muy buena temporada. Hemos sido un equipo muy competitivo y llegamos con mucha motivación», explica Vlado desde la grada mientras observa a su hermano entrenar a un equipo femenino.

El macedonio tiene claro que ha construido un equipo ganador, que ha dominado con firmeza el grupo C siendo campeón y que cuenta con una plantilla que es una piña y a la que le sobra experiencia y talento. «El equipo está hecho de un grupo humano impresionante. Da gusto trabajar con ellos y no tiene límites. Cada año nos están sorprendiendo y en cada partido se están dejando todo. Tenemos jugadores veteranos como Julián, Mora o Pacheco que están mezclando con mucha gente de proyección y futuro».

El equipo está hecho de un grupo humano impresionante. Da gusto trabajar con ellos y no tiene límites

Es una evidencia que el plantel rojillo ha sufrido este año un incremento de nivel. En verano se firmó a Carlos Mora, internacional con España, procedente del Cévol Torredembarra con el objetivo de darle talento y experiencia a la plantilla. La fórmula ha resultado perfecta porque su nivel está siendo clave, al igual que el de Elio Carrodeguas, uno de los jugadores con más puntos en sus dedos de toda la división, y Julián García Torres, el máximo bloqueador de toda la Superliga 2 en la fase regular y uno de esos hombres a los que nos temblará la mano en los momentos de la verdad. Contar con tres puntales tan diferenciales y tenerlos rodeados de energía y talento hacen del SPiSP un quebradero de cabeza para cualquiera de sus rivales.

Las tres desilusiones recientes que han tenido que vivir la entidad rojilla no supone un muro mental. Así al menos lo interpreta un Vlado Stevovski que cree que esto debe servir como aliciente y motivación para una vez por todas poder derribar la barrera del ascenso: «Cada año es diferente. Tenemos más experiencia que en las últimas ediciones y creemos que en esta ocasión tenemos más oportunidades para ascender».

Los rojillos juegan este viernes a las 09.30 horas ante el Textil Santanderina y a las 17.30 horas ante el Utrera

Caprichos del destino, pero el SPiSP se va a jugar el ascenso en menos de 48 horas. De hecho, este viernes tiene 24 horas para sobrevivir y soñar porque comienza y cierra la fase de grupos en un viernes que puede ser catalogado de ensueño o negro en función de lo que suceda. Un sistema de competición que no convence a Vlado: «El sistema de competición está mal, pero parece que a nadie le importa la opinión de los equipos. Somos los únicos que jugamos dos partidos en un día, así que partimos con desventaja y no es una excusa».

El primer partido será ante el Textil Santanderina a partir de las 09.30 horas. La entrada a la promoción es por la puerta grande porque allí espera el que probablemente es el gran favorito al ascenso. El equipo cántabro fue el campeón de la Copa Príncipe 2024 y en la fase regular ha sumado 61 puntos, sacándole una gran distancia al anfitrión del playoff, el San Sadurniño, perdiendo solo un partido en toda la temporada.

Una vez pasada la primera prueba de fuego, los de Vlado Stevovski se medirán a partir de las 17.30 horas al CV Utrera. Este enfrentamiento apunta a ser crucial. Probablemente, el que consiga el triunfo se meta en las semifinales por el ascenso. Hay que recordar que los dos primeros clasificados pasan de ronda y el tercero se va a casa. Si el conjunto cooperativista pasa a las semifinales. Mañana, sábado, se jugaría el ascenso a la Superliga 1. Es el deseo de todos.

Se lee en minutos
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:
Comentarios
Multimedia Diari