Desmantelada una red de tráfico de marihuana con ramificaciones en Tarragona

Se han incautado 50 toneladas de esta droga en 8 plantaciones, una de ellas en La Pobla de Massaluca

| Actualizado a 18 noviembre 2022 12:28
Se lee en minutos
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Agentes de la Policía Nacional, en una operación conjunta con Guardia Civil y Mossos d’Esquadra, han incautado más de 50 toneladas de marihuana al desmantelar ocho plantaciones en dos provincias catalanas.

La operación se ha llevado a cabo en cuatro fases, incautándose en las dos últimas un total de 40 toneladas y 11 toneladas durante las dos fases anteriores. Se ha detenido a un total de 20 personas en las cuatro fases en las que se desarrolló la investigación y se han desmantelado ocho plantaciones –siete en la provincia de Barcelona y una en la de Tarragona (La Pobla de Massaluca)-.

La denominada operación VIKIN-ALIJO VERDE ha constado de cuatro fases en la que se han desmantelado un total de ocho macro-plantaciones de marihuana, su mayoría en la zona del Maresme, donde se han aprehendido más de 51 toneladas de esta sustancia vegetal, y detenidas un total de 20 personas, por los delitos de defraudación de fluido eléctrico y contra la salud pública.

Tras las dos primeras fases en las que se intervinieron un total de 11 toneladas de sustancia estupefaciente, la tercera fase de la investigación se inicia tras encontrar documentación en uno de los registros, de una sociedad mercantil ubicada en la provincia de Tarragona y que supuestamente tendría relación con las plantaciones anteriormente desmanteladas.

Orografía del terreno compleja y difícil acceso

Las averiguaciones de los agentes permitieron localizar una finca rústica donde se encontraría la plantación, estaba ubicada en un recóndito paraje con muy difícil acceso, que sumado a la orografía del terreno, el acceso a la finca y a las medidas de seguridad que adoptaban los investigados, hizo que la investigación resultara muy compleja. Finalmente en el mes de septiembre se procedió a la entrada y registro en la finca, donde se localizaron más de 40.000 plantas de marihuana y 15 toneladas de cogollos, arrestando a cinco personas por un delito contra la salud pública.

Continuando con las investigaciones del entramado criminal, el pasado mes de octubre se desmantelaron dos nuevas plantaciones de marihuana, en el término municipal de la localidad barcelonesa de Cabrera de Mar. Se encontraban camufladas, bajo supuestas plantaciones de cáñamo legal. En esta cuarta y última fase se han incautado en la finca más de 13 toneladas de marihuana y se ha detenido a cuatro individuos por tráfico de drogas y por defraudación de fluido eléctrico, al contar esta última plantación con un suministro energético fraudulento.

Además, en esta última fase, se ha detectado una mayor especialización de los cultivos, con una elevada inversión en útiles e instrumentos para el cultivo y manufactura de las plantas, destacando la existencia en el interior de la finca de una sala tipo bunker, con paredes reforzadas, para evitar el robo de la sustancia estupefaciente y se han incautado dos armas de fuego y dos pistolas de aire comprimido.

Simulaban ser plantaciones legales de cáñamo

El nexo común en lo que respeta a las cuatro fases de la investigación, es que todas las plantaciones de marihuana se escudan bajo supuestas plantaciones de cáñamo legal, dedicadas en realidad al cultivo, recolección y distribución de marihuana sin los permisos administrativos necesarios para un cultivo legal, camuflándose bajo una sociedad mercantil y ubicándose entre otras naves con actividad industrial legal.

El balance final de la investigación es la aprehensión de 51.904 kilogramos de marihuana intervenida, con más de 187.000 plantas de marihuana aprehendidas y 19 toneladas de cogollos. Por lo que respecta a la plantación de la Pobla de Massaluca, en la Terra Alta, se han decomisado 40.000 plantas (siete toneladas) de marihuana, 15 toneladas más de cogollos, 5 toneladas de polen de marihuana y 10 kilos de hachís. Se han detenido 7 personas, cinco como presuntos autores de un delito contra la salud pública y dos por aplicación de la ley de estranjería.

Además se han incautado un total de dos armas de fuego, cuatro armas de aire comprimido y un arma blanca y se ha intervenido multitud de material informático e innumerables útiles para el cultivo y manufactura de la sustancia vegetal, destacando más de 3.000 lámparas de crecimiento, humidificadores y sofisticadas máquinas recolectoras entre otras.

Además, hay un total de 20 detenidos por delitos contra la salud pública y defraudación del fluido eléctrico

Comentarios
Multimedia Diari