Necesitamos más y mejor Europa

Ya hace demasiados años que la Unión Europea va dando muestras de un excesivo buenismo y ecologismo en sus principios esenciales de desarrollo

| Actualizado a 14 marzo 2022 09:29
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Ya llevamos dos décadas largas dentro del siglo XXI. Y seguimos pensando en que la actual Europa es insuficiente, a nivel político y social, sin que debamos conformarnos con una especie de mercado único, en que viene actuando la Unión Europea hasta la fecha.

Ya hace más de 60 años en que los iniciales países, Italia, Alemania, Francia y los tres del Benelux firmaron el inicio de lo que tenemos actualmente como la Unión Europea. Pero hace demasiado tiempo que estamos con un resultado de falta de avance, en las cuestiones que más afectan a los ciudadanos de la Unión.

Y empezando por la falta de voluntad política de todas aquellas élites que no quieren renunciar a la unanimidad de los acuerdos en los temas básicos, para un futuro de lo que debería ser Estados Unidos de Europa.

Por otra parte, ya hace demasiados años que la Unión Europea va dando muestras de un excesivo buenismo y ecologismo en sus principios esenciales de desarrollo.

Y olvidando que el resultado final no sólo depende de las querencias y voluntades de unos; sino que deben tenerse en cuenta, también, las voluntades de los otros. A no ser que se quiera asumir el riesgo de perecer en el camino.

Hemos olvidado demasiado pronto las enseñanzas de las dos últimas guerras mundiales del pasado siglo XX, que dejaron un Europa destrozada y agotada; y que precisó de varias décadas para recuperar niveles de bienestar, con la ayuda principal de los Estados Unidos de América.

Ahora, no podemos dejar que sea Ucrania y sus ciudadanos los que actúen en solitario como freno y barrera de las ansias expansionistas de la Rusia de Putin. Salvo que queramos asumir el riesgo probable de que la guerra de conquista de Ucrania se vaya ampliando en sus límites.

Y afectando a todos aquellos países que no están integrados en la OTAN y que serían candidatos a nuevas conquistas de la oligarquía que ostenta y aguanta el poder de Putin, en la Rusia actual.

Ya sabemos que hay, en el plano general de la actual Europa, un sector de la opinión pública que no quiere ayudar a la actual Ucrania invadida, con un mayor y mejor armamento.

Y que dicen que lo hacen en nombre de la paz y que sólo las vías diplomáticas son las adecuadas para enfrentarse a los aviones y tanques rusos. Pero olvidan que ya desde los clásicos romanos, de hace 2000 años, tenemos una frase que resume realmente los esfuerzos necesarios para la conquista de la paz.

Y que en la realidad actual sigue siendo válida la frase de «Si quieres paz, prepara la guerra». Sólo con una fuerza suficiente podremos negociar con aquellos que únicamente entienden el poder de la fuerza, por encima de la razón.

En resumen, después de más de 60 años de éxitos en la historia de la actual Unión Europea, que han significado unas décadas de desarrollo económico y social, junto con un notable incremento del respeto a los derechos humanos, sería una verdadera tragedia que entráramos en una etapa de decadencia, por no saber asumir nuestras responsabilidades. 

Comentarios
Multimedia Diari